Bloque de países realizan sesión en la OEA sobre Venezuela pese a que la presidencia a cargo de Bolivia había suspendido la reunión

Reinició sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA sobre Venezuela

La Organización de Estados Americanos retomó este lunes 3 de abril la sesión extraordinaria sobre la crisis en Venezuela, al aplicar una inusual norma que deja de hecho sin efecto la suspensión ordenada por la presidencia boliviana del Consejo Permanente.

Con la ausencia tanto del representante boliviano, Diego Pary, como del embajador de Haití -que ostenta la vicepresidencia-, los veinte países que habían solicitado la reunión decidieron sustituirlos por el embajador más antiguo, el hondureño Leonidas Rosa Bautista, aplicando el artículo 6 del reglamento.

Los países acordaron iniciar tras un breve receso para notificar a Bolivia.

El grupo de 20 países, al igual que el secretario general, Luis Almagro, habían solicitado la reunión, imprimiendo carácter de urgencia, ante la crisis generada por la decisión del máximo tribunal de Venezuela de atribuirse facultades legislativas y retirar la inmunidad a los parlamentarios, en fallos luego parcialmente anulados.

Bolivia, que asumió formalmente este lunes la presidencia temporal del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, suspendió la reunión en la mañana del lunes, argumentando que no había sido propiamente consultada y denunciando “imposiciones”.

Panorama


A pesar del bloqueo de Bolivia, comenzó el debate de la OEA para discutir la crisis institucional de Venezuela

Rafael Mathus Ruiz

El grupo de 20 países que convocó a la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) logró destrabar un bloqueo de Bolivia y abrió un nuevo debate para discutir la crisis institucional de Venezuela.

Bolivia, aliado del régimen de Nicolás Maduro, había asumido el sábado, 1 de abril, la presidencia rotativa del Consejo, y hoy a la mañana había informado al resto de los miembros de la OEA que había decidido suspender la reunión solicitada por el secretario General de la OEA, Luis Almagro, y convocada por 20 países de la región, entre ellos, la Argentina, para discutir el quiebre democrático en Venezuela.

https://twitter.com/rmathus/status/848978889586159619

Pero ya su atípica decisión, informada minutos antes del acto de asunción de la presidencia, que se realizó esta mañana, generó un profundo malestar en las 20 naciones que habían solicitado la reunión extraordinaria del Consejo Permanente.

Tras varias gestiones en la sala del Consejo, y una hora de espera “prudencial” para ver si Bolivia daba inicio a la sesión, los estados presentes decidieron abrir el encuentro sin Bolivia ya que habían logrado quórum (más de 12 países, o un tercio de los miembros). Honduras, al ser el miembro más antiguo de la OEA, asumió la presidencia del Consejo ante la ausencia de Bolivia y de Haití, que ejerce la vicepresidencia.

La sesión tiene previsto debatir una resolución que llama a restaurar la separación de poderes en Venezuela, luego de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, que responde a Maduro, a través de las cuales se usurparon las facultades de la Asamblea Nacional, bajo control opositor.

Apenas conocida la decisión de Bolivia, la Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Perú, Paraguay, Santa Lucía, Uruguay y Estados Unidos enviaron una carta a la presidencia del Consejo para expresar su “enérgica protesta” por la decisión del gobierno de Evo Morales.

Además, pidieron que se reprogramara la sesión ante la presencia de la canciller argentina, Susana Malcorra, quien llegó a Washington esta mañana en representación del Mercosur, y tiene previsto regresar a Buenos Aires por la noche.

Varios embajadores habían manifestado su malestar por la decisión de Bolivia.

“Es un abuso del ejercicio de la presidencia”, manifestó el embajador de México, Luis Alfonso de Alba.

La Nación


Bolivia suspende sesión “inconsulta” de la OEA sobre situación de Venezuela

El Gobierno de Bolivia aclaró el lunes que la sesión para tratar la situación política de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) fue suspendida porque la convocatoria fue inconsulta y sin entregar información alguna a la delegación boliviana, que el sábado asumió la presidencia del Consejo Permanente del bloque.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, en relación a la convocatoria al Consejo Permanente de la OEA, para el día 3 de abril de 2017, pone en conocimiento de los países miembros, que la convocatoria realizada fue inconsulta y sin entregar información alguna a Bolivia, que se haría cargo de presidir la misma”, señala un comunicado de prensa oficial.

Versiones periodísticas internacionales informaron que el gobierno de Evo Morales, aliado político del presidente Nicolás Maduro, bloqueó la sesión en la OEA para analizar la crisis en Venezuela y la posible aplicación de la Carta Democrática, como invocó el secretario general del organismo, Luis Almagro.

Según el comunicado de la Cancillería de Bolivia, la sesión suspendida será convocada una vez realizadas las coordinaciones necesarias, en el marco de la Carta de la OEA y las normas de la organización.

“Bolivia rechaza cualquier intento de mellar la dignidad de nuestro país y nuestros representante (…) y expresamos toda nuestra predisposición para trabajar sobre la base del respeto y la colaboración mutua a todos los países del continente y del mundo”, concluye ese documento.

ABI


Bolivia denuncia convocatoria inconsulta en la OEA

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia en relación a la convocatoria al Consejo Permanente de la OEA, para el día 3 de abril de 2017, pone en conocimiento de los países miembros, que la convocatoria realizada fue inconsulta y sin entregar información alguna a Bolivia, que se haría cargo de presidir la misma.

Por lo tanto, Bolivia suspendió la sesión, misma que será convocada una vez realizadas las coordinaciones necesarias, en el marco la la Carta de la OEA y las normas de la Organización.

Bolivia, rechaza cualquier intento de mellar la dignidad de nuestro país y nuestros representantes, jamás aceptaremos imposiciones ni presiones en contra de nuestra soberanía como país.

Expresamos todo nuestra predisposición par trabajar sobre la base del respeto y la colaboración mutua a todos los países del continente y del mundo.

Cancillería de Bolivia