Cancilleres del ALBA-TCP rechazan la “conducta injerencista” del secretario de la OEA contra Venezuela

ALBA-TCP ratifica apoyo a Venezuela y declara a Latinoamérica zona de paz

El XV Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), celebrado en La Habana, Cuba, reafirmó a América Latina y el Caribe como Zona de Paz y ratificó el apoyo a Venezuela ante ataques de la derecha.

En el acto de clausura, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, leyó la declaración final del XV Consejo Político, en la cual reafirman “la necesidad de fortalecer la unidad, la concertación y la integración regional, para enfrentar las amenazas, así como defender la soberanía, la libre determinación y el derecho a la paz y al desarrollo de nuestros pueblos, basados en los principios de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y de gobierno de la región en la II Cumbre de la CELAC en La Habana; convencidos de que todo intento por someternos o dividirnos estará destinado al fracaso”.

Asimismo, en la declaración final se comprometieron a defender la soberanía, la independencia y la paz de Venezuela, que se ve amenazada por agresiones y mentiras de la derecha, que también afectan a toda la región.

“Respaldamos la Revolución Bolivariana y agradecemos su generosa solidaridad y sus esfuerzos para la integración de nuestra región y el apoyo a los oprimidos en cualquier parte del mundo”, afirma la declaración.

El texto insta a “preservar la independencia de Venezuela es conservar la estabilidad y el desarrollo de la región. Es la hora de la unidad y de la esperanza”.

También se condenó la injerencia del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que con el apoyo de Estados Unidos y Gobiernos de derecha de la región intentan aprobar la Carta Democrática Interamericana, para justifica la intervención militar extranjera.

El texto del Consejo Político también abogó por el diálogo político entre el Gobierno y la derecha venezolana. “Respaldamos la construcción de un dialogo constructivo y respetuoso para solucionar los problemas qe afectan las vidas de los ciudadanos. Apreciamos al capacidad de resistencia del bravo pueblo venezolano y la unión cívico militar”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en su intervención, agradeció la solidaridad del pueblo cubano ante las arremetidas de la OEA. “El aprecio y cariño entre cubanos y venezolanos es cariño de verdad, es solidaridad compartida desde nuestra historia”, expresó.

Aseveró que la historia de la OEA es un bochorno por su actuación contra los pueblos del continente. Recordó que este organismo sirvió de escenario para la injerencia contra Cuba.

Maduro afirmó que “la Revolución Cubana en el siglo XX significó un gran inicio de una transformación, marcó el tiempo histórico de lo que era posible y lo que era necesario hacer para que encontraramos nuestro propio camino en tiempos nunca nada fáciles, nunca nada se nos ha regalado”.

En la declaración final, se reconoció el triunfo en Ecuador del candidato del Movimiento Alianza PAIS, Lenín Moreno, “que representa el inicio de una nueva etapa de la Revolución Ciudadana en el Ecuador y la continuidad del compromiso de esa hermana nación con la unidad y el desarrollo regional, así como con la defensa de la soberanía de Nuestra América”.

A la vez, se denunciaron los planes de la oligarquía ecuatoriana, que “con apoyo de medios de comunicación mercantiles, politizados y parcializados” pretender desconocer los resultados de la voluntad del pueblo ecuatoriano en las elecciones presidenciales del 2 de abril, pese al “amplio reconocimiento de la comunidad internacional y de las misiones de observación y acompañamiento electoral que calificaron al proceso electoral ecuatoriano como ejemplar”.

El ALBA-TCP surgió el 14 de diciembre de 2004 como alternativa frente al Área de Libre Comercio para las Américas, propuesta por Estados Unidos. Actualmente la integran Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Mancomunidad de Dominica, Antigua y Barbuda, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves y Granada.

Telesur


Maduro: “No será la OEA ni la oposición la que corte el curso de la revolución que está en el camino de la victoria”

El presidente de la República, Nicolás Maduro manifestó su agradecimiento por el apoyo que ha recibido desde los pueblos de Alba: “Frente a las agresiones de la OEA, hemos recibido profundas reacciones de solidaridad”.

En este sentido, el jefe de Estado señaló: “Durante 3 siglos nuestro pueblo solo conoció el vasallaje y colonialismo del imperio español“.

“Esta lucha no ha sido corta, son 3 siglos, la juventud debe entender todo el legado histórico que hoy defendemos”, refirió Maduro.

En este orden de ideas, el mandatario nacional cuestionó el papel que juega la OEA en nuestra región: “La OEA es la organización que sustituye a las conferencias panamericanas que Martí denunciaba a finales de siglo XIX, en 1948 se formó mientras se desarrollaba una de las represiones más crueles de la historia de América, en Colombia”.

“Cuba fue la referencia moral y la fuerza de rebeldía para los pueblos y demostrar que sí se podía derrotar al imperialismo”, expresó Maduro.

De igual forma, destacó que Cuba marcó un tiempo histórico para que países antes colonizados fueran encontrando su propio camino: “Hay que reconocer que la revolución cubana significó e inicio a los nacimientos de gobiernos progresistas, la fuerza del Alba es la fuerza de todos, de Chávez y Fidel, que sha sabido transitar los mejores caminos”.

“El Alba en 13 años está marcada por la solidaridad, la unión, la paz, por la lucha a favor de nuestros pueblos. Cuba es un ejemplo que ha emanado su espíritu revolucionario y fuerza en los pueblos del mundo”, dijo el jefe de Estado.

Asimismo, Maduro puntualizó que bajo la fuerza del Alba han llevado salud, educación y cultura a cada rincón de América y el Caribe.

“El Alba es producto de la genialidad de los comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro, nuestra región apenas da sus primeros pasos hacia el desarrollo y no lograremos el desarrollo económico actuando por separado”, acotó Maduro.

Destacó que a pesar de la fuerte campaña mediática que genera una matriz de opinión errada sobre la situación actual de Venezuela no podrán con la voluntad del pueblo: “Venezuela esta en la mira imperial desde la llegada de la revolución bolivariana. Ante los poderes hegemónicos implantados en la OEA tenemos al Alba, no podrán con la unión y la fuerza de nuestros pueblos“.

Maduro: La única forma de conseguir la paz es a través del diálogo

Dentro de su discurso, el mandatario nacional aseveró que la única forma de conseguir la paz y el entendimiento entre los venezolanos es a través del diálogo nacional entre representantes del Gobierno y la oposición.

Indicó que aun cuando realiza todos los esfuerzos para continuar este proceso, el Departamento de Estado de EE UU dio la orden de no seguirlo, puesto que el objetivo es generar una situación de desestabilización en el país.

“Desde EE UU se desarrolla un guión, que se multiplica a través de las redes sociales, para atacar la paz de Venezuela. Grupos violentos crean perturbaciones del orden público, violan la Constitución y luego se victimizan ante el mundo“, denunció el mandatario.

“La arremetida diplomática y alienación de gobiernos de oposicion en Venezuela representan corrientes extremistas dirigidas por EE UU. Este guión que nos están aplicando desde Estados Unidos lo vamos a derrotar”, mencionó Maduro.

Por otra parte, El jefe de Estado destacó que en Venezuela se desarrolla una Agenda Económica Bolivariana para diversificar nuestras fuentes de ingreso: “No estaremos subordinados a los intereses del imperio que nos ve con desprecio, quiero que aceleremos el esfuerzo para hacer llegar la Agenda Económica Bolivariana a todos los países de la región“.

Noticias 24


DECLARACIÓN DEL XV CONSEJO POLÍTICO DEL ALBA-TCP SOBRE LA DEFENSA DE LA SOBERANÍA, LA INDEPENDENCIA Y LA PAZ DE VENEZUELA Y DE TODA AMÉRICA

Los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, reunidos en La Habana, en ocasión de su XV Consejo Político:

Rechazamos las agresiones y manipulaciones concertadas contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, así como los engaños y mentiras que amenazan tanto su soberanía, independencia y estabilidad, como las de toda la región.

Condenamos la injerencista, ilegal y proimperialista conducta del Secretario General de la OEA, así como sus intentos por impedir el ejercicio del derecho soberano de la hermana Venezuela a la democracia participativa, refrendada en su Constitución bolivariana, plenamente coherente con la Carta de las Naciones Unidas y la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Exigimos a la OEA, que presume de garante de la democracia en el hemisferio, explicar su selectividad política, para amparar los golpes de Estado y la subversión contra gobiernos progresistas y revolucionarios electos por el voto popular, así como su silencio respecto a las desapariciones forzadas y a los asesinatos de periodistas y líderes políticos y sociales.

Reclamamos el fin del silencio cómplice de la OEA ante la construcción del muro contra México y Nuestra América y las deportaciones masivas de migrantes latinoamericanos y caribeños que huyen de la pobreza y la inseguridad en sus países, especialmente las deportaciones que producen ruptura familiar y dejan a menores sin amparo.

Repudiamos los intentos de la OEA de resucitar contra Venezuela, bajo falsas acusaciones de “amenazas a la paz y la estabilidad colectivas”, y mediante criterios politizados y sesgados, los discursos y prácticas injerencistas que en el pasado condujeron a agresiones, invasiones y ocupaciones militares de países y a crueles dictaduras en el hemisferio.

Respaldamos a la Revolución Bolivariana, que ha reivindicado los derechos y la dignidad de millones de seres humanos dentro y fuera de sus fronteras, agradecemos su generosa solidaridad y sus esfuerzos a favor de la unidad y la integración de nuestra región, al tiempo que compartimos sus ideales de democracia, justicia social y de apoyo a los oprimidos en cualquier parte del mundo.

Apoyamos los esfuerzos del gobierno venezolano por el desarrollo y la prosperidad de su nación, con el concurso de todos los sectores de la sociedad, así como su voluntad de conducir un diálogo amplio, inclusivo, constructivo y respetuoso, sin injerencias ni condicionamientos externos, para buscar soluciones a los principales problemas que afectan la vida de sus ciudadanos.

Reconocemos los denodados esfuerzos del gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros y sus esfuerzos personales por impulsar el diálogo nacional y disolver diferencias.

Apreciamos la capacidad de resistencia del bravo pueblo venezolano y la unión cívico-militar, baluartes del ideario emancipador bolivariano.

Reafirmamos que la unidad y los esfuerzos mancomunados nos permitirán enfrentar, en mejores condiciones, los desafíos de toda índole que amenazan a la región. Es impostergable luchar y defender una Latinoamérica y Caribe unida en su diversidad en la que prevalezcan el respeto, las relaciones de amistad y cooperación, como establece la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Reafirmamos nuestra convicción profunda de que preservar la independencia de Venezuela es preservar la independencia, la unidad, la estabilidad y el desarrollo de la región.
¡Es la hora de la unidad, de la paz y la esperanza!

La Habana, 10 de abril de 2017.

ALBA TCP


DECLARACIÓN DEL XV CONSEJO POLÍTICO DEL ALBA-TCP SOBRE LOS RESULTADOS DE LA SEGUNDA VUELTA ELECTORAL EN LA REPÚBLICA DEL ECUADOR

Los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, reunidos en La Habana, en ocasión de su XV Consejo Político hemos sido informados sobre los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en la hermana República del Ecuador, el pasado 2 de abril de 2017, y hemos decidido:

Reconocer y felicitar el triunfo del candidato del Movimiento Alianza País, y Presidente electo compañero Lenin Moreno Garcés, que representa el inicio de una nueva etapa de la Revolución Ciudadana en el Ecuador y la continuidad del compromiso de esa hermana nación con la unidad y el desarrollo regional, así como con la defensa de la soberanía de Nuestra América.

Resaltar nuestra convicción de que las profundas transformaciones llevadas a cabo por la Revolución Ciudadana en el Ecuador durante los últimos diez años, han sido esenciales para el desarrollo socioeconómico del país, la ampliación del disfrute de las libertades democráticas y derechos humanos de los ciudadanos y el fortalecimiento de un Estado de derecho solidario y latinoamericanista

Denunciar los planes de un sector de la oligarquía ecuatoriana, aliada a enemigos externos de los procesos progresistas de América Latina y el Caribe, con apoyo de sus medios de comunicación mercantiles, politizados y parcializados, para desconocer los resultados de la voluntad popular consignada en las urnas por el pueblo ecuatoriano pacífica y democráticamente en las elecciones presidenciales del 2 de abril, a pesar del amplio reconocimiento de la comunidad internacional y de las misiones de observación y acompañamiento electoral que calificaron al proceso electoral ecuatoriano como ejemplar.

Reafirmar la necesidad de fortalecer la unidad, la concertación y la integración regional, para enfrentar las amenazas, así como defender la soberanía, la libre determinación y el derecho a la paz y al desarrollo de nuestros pueblos, basados en los principios de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y de gobierno de la región en la II Cumbre de la CELAC en La Habana; convencidos de que todo intento por someternos o dividirnos estará destinado al fracaso.

La Habana, 10 de abril de 2017

ALBA TCP


DECLARACIÓN DEL XV CONSEJO POLÍTICO DEL ALBA-TCP DE SOLIDARIDAD CON EL CARIBE

Nosotros, los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas – Tratado de Comercio de los Pueblos, en la decimoquinta reunión de su Consejo Político en La Habana:

Reconocemos la necesidad de enfrentar unidos los desafíos para alcanzar el desarrollo sostenible, incluidas nuestras vulnerabilidades como países del Caribe y en particular como Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, especialmente en las esferas económica y medioambiental y para construir sociedades más justas y equitativas;

Afirmamos que el Caribe es parte inseparable de Nuestra América y destacamos el papel de la CARICOM en el proceso de integración regional;

Reafirmamos nuestra solidaridad con la República de Haití, país por el que sentimos una histórica deuda de gratitud, y el compromiso de continuar impulsando la cooperación con esa nación, de acuerdo con las prioridades definidas por su gobierno y en pleno respeto a su soberanía;

Hacemos énfasis, como acto de justicia, en la importancia de la reparación e indemnización por los daños ocasionados por el genocidio contra la población nativa y la esclavitud en el Caribe, y en este sentido, respaldamos la labor de la Comisión de Reparaciones de la CARICOM;

Expresamos nuestra profunda preocupación por la inclusión de Estados miembros de la CARICOM en la lista de jurisdicciones no cooperativas de la Unión Europea y hacemos un llamado a reexaminar la lista con base en criterios objetivos y considerando los compromisos implementados por los países, de acuerdo con las normas internacionales reconocidas;

Asimismo, expresamos nuestra profunda preocupación y rechazo a la disminución progresiva de las relaciones de corresponsalía bancaria con los países en desarrollo, en particular los Estados miembros de la CARICOM, debido a las acciones para la disminución del riesgo por parte de algunas de las más grandes corporaciones de la banca internacional, lo cual amenaza la estabilidad financiera de los países afectados y limita sus esfuerzos por alcanzar el desarrollo y el crecimiento socio-económico;

Enfatizamos la prioridad urgente y global que representa el cambio climático y sus implicaciones negativas para nuestras sociedades, ecosistemas y economías. En tal sentido, nos comprometemos a reforzar la cooperación para fomentar una mayor adaptación y mitigación, fortalecer la resiliencia y reducir nuestra vulnerabilidad, en particular de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y los países de zonas costeras bajas;

Ratificamos la necesidad de continuar fortaleciendo la cooperación y el intercambio de experiencias y buenas prácticas en materia de gestión integral del riesgo de desastres en el Caribe;

Reiteramos el llamado a revisar y modificar los actuales criterios de “graduación” de los países para recibir la Ayuda Oficial al Desarrollo, de modo que reflejen adecuadamente la realidad y necesidades específicas de los países de renta media altamente endeudados, en particular de los Estados caribeños, e integren las diferentes dimensiones del desarrollo sostenible incluidas en la Agenda 2030;

Reiteramos nuestro compromiso con la protección y conservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales de la región, en particular los del Mar Caribe. En ese sentido, expresamos nuestro firme rechazo a la utilización continua del Mar Caribe para el tránsito y trasbordo de material nuclear y de desechos tóxicos y exhortamos a los países que los producen y transportan, a que implementen de manera urgente las medidas pertinentes para poner fin a tales actividades.

ALBA TCP


DECLARACIÓN DEL XV CONSEJO POLÍTICO DEL ALBA-TCP SOBRE NICARAGUA

Los Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, reunidos en La Habana, en ocasión de su XV Consejo Político:

Denuncian y condenan la disposición de un grupo de congresistas estadounidenses conocidos por sus posiciones retrógradas, irrespetuosas e injerencistas, de reintroducir en el Congreso de ese País una Propuesta de Ley conocida como NICA-ACT.

Esta llamada NICA-ACT constituye una perversa pretensión de imponer un bloqueo económico al pueblo y Gobierno de Nicaragua, atentando contra el derecho de ese hermano país al bienestar, la seguridad, el trabajo y la paz.

Es una nueva amenaza de las muchas que a lo largo de la historia se han cernido sobre Nicaragua; un nuevo intento de mentalidades imperialistas de apropiarse de Nicaragua, concediéndose el derecho de intromisión destructiva en sus asuntos nacionales.

La llamada NICA-ACT apunta a desestabilizar un país que vive en paz, un país reconocido por sus logros sociales, económicos y de seguridad, en un exitoso modelo político de alianzas y unidad en todos los campos.

Los países del ALBA expresan su respaldo y solidaridad con el pueblo y Gobierno de Nicaragua, y reiteran su rechazo a esta nueva agresión contra una nación que ha sabido defender con dignidad su derecho al bienestar, la armonía social, la seguridad y la paz.

La Habana, 10 de Abril, 2017.

ALBA TCP