Según informe oficial, Chile es uno de los países con más conflictos ambientales

Chile es uno de los países del mundo con más conflictos ambientales por habitantes, de acuerdo a un análisis del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (Cnid), organismo asesor de la Presidencia de la República, que entre otras misiones identifica los principales obstáculos para el desarrollo del país.

Xaviera de la Vega, encargada de Medio Ambiente y Desarrollo del Cnid, detalla que Chile ocupa el lugar doce en el Atlas de la Justicia Ambiental, con un total de 46 conflictos; De la Vega, además, explica que Chile sube al quinto puesto si la cifra se analiza por número de habitantes, informa La Tercera.

La especialista asegura que la mayoría de los conflictos están vinculados al agua. De hecho, el Cnid encargó una investigación sobre los conflictos ambientales relacionados con este recurso desde 1998 (un año después de la puesta en marcha del reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental) hasta 2015.

Dicho estudio detectó que 49 megaproyectos, cuyas inversiones superan los US$ 100 millones, han estado o están envueltos en controversias desde la década de 1990.

Entre las inversiones en conflicto aparecen los casos de la planta de celulosa de Nueva Aldea, Alto Maipo, Pascua Lama e HidroAysén, entre otros, que demandan altas cantidades de agua para sus procesos productivos o la generación de energía.

Según el estudio, los motivos que más se repiten en todos los conflictos analizados son el reclamo al derecho de la participación ciudadana y consulta indígena; la solicitud de incorporar el conocimiento de los habitantes del territorio; demanda por ordenamiento territorial, y localización de proyectos en el borde costero, entre otros.

El estudio, elaborado por la consultora Agea y fechado en marzo pasado, añade que del total de megaproyectos con conflictos, el 57,1% corresponden a la industria de energía, el 30,6% a la industria minera y el 12,2% al sector silvoagropecuario (agroindustrial, embalses y celulosas).

El informe agrega que de las 28 iniciativas energéticas en conflicto, 17 corresponden a centrales termoeléctricas, 10 a centrales hidroeléctricas y un proyecto eólico.

Cabe destacar que entre los conflictos latentes está HidroAysén, que consiste en la construcción de cinco centrales hidroeléctricas. A pesar de que el gobierno le cerró la puerta al proyecto en 2014, la firma impugnó la decisión. En su memoria anual 2016, publicada hace pocos días, el gerente general de HidroAysén, Camilo Charme, detalla que el año pasado han estado concentrados en una activa participación en la discusión de la Política Energética para la Región de Aysén y la legalidad de la evaluación ambiental del proyecto de las centrales hidroeléctricas.

“Hemos mantenido nuestra defensa jurídica de la evaluación ambiental del proyecto de centrales hidroeléctricas, respecto de nuestro ordenamiento ambiental vigente, y estamos a la espera de la sentencia que dictará el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago”, dice Charme en su carta a los accionistas.

El Mostrador


Informe del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo