Primera cumbre entre el ELN y las Farc exige al gobierno acabar con el paramilitarismo

FARC y ELN suman fuerzas para paz en Colombia, amenazada por paramilitarismo

Tras el que ha sido el primer encuentro público entre la alta dirección de las FARC y el ELN, las dos principales guerrillas de Colombia anunciaron hoy su voluntad de “sumar fuerzas” para lograr una paz completa en el país, que está amenazada por el “grave fenómeno” del paramilitarismo.

“Hasta hoy no vemos voluntad en una lucha frontal por parte del Estado y del Gobierno contra el paramilitarismo”, aseveró el máximo líder del ELN, Nicolás Rodríguez, alias “Gabino”, al finalizar tres días de intensas reuniones en La Habana con el secretariado de las FARC, encabezados por su jefe Timoleón Jiménez, alias “Timochenko”.

“Gabino” subrayó la “tremenda responsabilidad” del Estado colombiano y recordó la “cantidad de líderes sociales asesinados” por paramilitares durante el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Ambos grupos insurgentes afirmaron en una declaración conjunta que mantienen “objetivos comunes, con caminos diversos pero complementarios, como el de buscar que la sociedad tenga una función protagónica en el logro de la paz”.

Las dos guerrillas coinciden en hacer de los derechos de las víctimas el “corazón de la búsqueda de la paz”, para que haya “verdad plena” sobre los últimos setenta años de sangrienta guerra en el país.

“Buscaremos que el presente esfuerzo por la solución política comprometa a las distintas fuerzas que participan en el debate hacia las elecciones de 2018 y trataremos de evitar que los llamados a la guerra, que hace la extrema derecha, hagan reversar este impulso por el logro de un nuevo país con equidad”, aseguraron.

Sobre esa cita electoral, Gabino descartó la posibilidad de que el ELN logre un acuerdo de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos antes de ese plazo, ante la complejidad del proceso.

“Si llevamos más de 52 años en estado de guerra, no podemos hacer las cosas mal o de manera precipitada. Al construir un acuerdo de paz, las cosas llevan su proceso”, aseveró el líder del ELN.

El líder de las FARC destacó los avances en la implementación de los acuerdos, como la aprobación por el Congreso de Colombia de “novedosas leyes que van a abrir las puertas a la democracia y van a permitir mayor participación y protagonismo a sectores que durante muchos años fueron excluidos”.

Ya está aprobada la ley de amnistía, para guerrilleros rasos sin delitos de lesa humanidad, y ayer mismo, el Congreso pasó la norma que convierte las FARC en partido político para participar en las elecciones de 2018 y les concede cinco curules en cada cámara legislativa.

No obstante, hay demoras en los plazos para la entrega de armas, que debía haberse producido a los 180 días de la firma de la paz, algo que Timochenko atribuyó al que las zonas de transición, en las que se deben concentrar los guerrilleros para su desmovilización, no están terminadas.

“Hemos trasladado ya a parte de nuestra militancia a esas zonas, a pesar de que no existen las condiciones para vivir ahí dignamente”, afirmó el líder de las FARC, quien dijo que en cinco meses ninguna de esas 26 zonas pactadas está “completamente construida y hay algunas que están casi a cero”.

Mientras el acuerdo con las FARC está en fase de implementación, las conversaciones con el ELN, que se reanudarán la próxima semana en Quito tras una primera ronda el pasado febrero, están en estadios incipientes con el tema de los secuestros como principal lastre.

Las complejas negociaciones con las FARC en La Habana se prolongaron casi cuatro años, un plazo que previsiblemente será más corto en el proceso entre el ELN y el Gobierno de Colombia, dispuestos a aprovechar la experiencia y aprender de los errores.

También facilita el trabajo el hecho de que el ELN cuenta con unos 1.550 miembros armados, mientras que las FARC se sentaron en la mesa de conversaciones de La Habana, en el 2012, con unos 8.000 insurgentes.

Para seguir compartiendo experiencias, los líderes de FARC y ELN expresaron su deseo de que el Gobierno de Colombia autorice nuevas reuniones públicas entre ellos en el futuro.

El mes pasado en Quito, miembros de las FARC se reunieron con el equipo negociador del ELN, aunque esta semana en La Habana se dieron cita por primera vez, de manera pública, la alta dirección de las dos organizaciones.

No obstante, Timochenko y Gabino se reunieron en secreto en La Habana, con la autorización del Gobierno, en mayo de 2015, para compartir sus experiencias cuando la negociación con las FARC estaba en un momento muy delicado y el ELN estudiaba la posibilidad de iniciar conversaciones de paz con el Gobierno de Santos.

Terra


COMUNICADO CONJUNTO DE LAS GUERRILLAS COLOMBIANAS FARC Y ELN

Hemos iniciado el diálogo conjunto por la paz.

Nos acompaña la certeza que la mayoría de colombianos y colombianas conquistara, por encima de la tozudez de los sectores del poder que se oponen a la paz, la solución política avanzando en la mesa con el ELN y en la Implementación de los Acuerdos de Paz de La Habana

Reunidos en el propósito de sumar fuerzas por la solución política del conflicto colombiano, encontramos que pese a la disparidad de los avances de las dos mesas de conversaciones entre la insurgencia y el gobierno del presidente Santos, mantenemos objetivos comunes, con caminos diversos pero complementarios; como el de buscar que la sociedad tenga una función protagónica en el logro de la paz, con cuya fuerza va a ser posible imponer una salida no violenta a siete décadas de confrontación, en contravía de la élite que persiste en ella, movida por el lucro que obtienen de avivar la guerra.

Coincidimos en hacer de los derechos de las víctimas, el corazón de la búsqueda de la paz, para que haya verdad plena sobre estos setenta años de tragedia nacional, que permita a los gobiernos, las clases dominantes y a la insurgencia asumir sus responsabilidades; en dirección a resolver las causas que generan este conflicto social, político y armado.

Compartimos que este proceso de paz debe aportar a una democratización de Colombia, en la que saquemos la violencia de la lucha política; para que desde ya todos demostremos compromisos simultáneos con los acuerdos, y los avances sea resultado de esfuerzos bilaterales. Dentro del entendido que llegaremos a la paz por medio de realizar transformaciones que traigan equidad y dignidad a las colombianas y colombianos.

Buscaremos que el presente esfuerzo por la solución política, comprometa a las distintas fuerzas que participan en el debate hacia las elecciones del 2018, y trataremos de evitar que los llamados a la guerra, que hace la extrema derecha no hagan reversar este impulso por el logro de un nuevo país con equidad.

Llamamos a todas las comunidades a seguir defendiendo la vida y el territorio, y a no dejar prosperar la persecución, que pretende cerrar el paso a las fuerzas políticas alternativas, comprometidas con la paz, la justicia social y la dignidad de todas y todos.

Nos acompaña la certeza que la mayoría de colombianos y colombianas conquistara, por encima de la tozudez de los sectores del poder que se oponen a la paz, la solución política avanzando en la mesa con el ELN y en la Implementación de los Acuerdos de Paz de La Habana; para iniciar la derrota para siempre de la violencia, la exclusión y el empobrecimiento de las mayorías nacionales.

Reconocemos al gobierno colombiano su disposición de facilitar este segundo encuentro, el cual esperamos mantener como mecanismo permanente de coordinación y dialogo conjunto, para la paz con justicia social.

Valoramos el aporte de la comunidad internacional a la búsqueda de la solución política del conflicto colombiano y para ser de América Latina y el Caribe una zona de paz. En especial, agradecemos el aporte que hace la República de Cuba, la República Bolivariana de Venezuela y el Reino de Noruega, a la realización de este encuentro.

Por el Secretariado Nacional de las FARC, Timoleón Jiménez

Por el Comando Central del Ejército de Liberación Nacional, Nicolás Rodriguez Bautista

11 de mayo de 2017

FARC EP


Recibió Raúl a delegación del ELN

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, sostuvo un encuentro este jueves con el Comandante del Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN), Nicolás Rodríguez, Jefe del Comando Central de esa organización insurgente, y los Comandantes Antonio García y Pablo Beltrán, quienes viajaron a Cuba para sostener intercambios con los dirigentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP).

En el encuentro con el Presidente cubano se abordó el desarrollo de las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN, así como los intercambios, sostenidos en La Habana en días anteriores, entre las FARC-EP y esta organización guerrillera.

La delegación del ELN expresó el agradecimiento a Cuba por su papel como garante de la Mesa de Conversaciones entre el gobierno de Colombia y el ELN, junto a Ecuador, Brasil, Chile, Venezuela y Noruega.

El Presidente cubano reafirmó a los representantes del ELN el compromiso de Cuba de continuar apoyando el proceso de negociaciones que sostienen con el gobierno colombiano para alcanzar una paz estable y duradera en Colombia.

Estuvieron presentes además, los compañeros Bruno Rodríguez Parrilla y Rogelio Sierra Díaz, Ministro y Viceministro de Relaciones Exteriores, respectivamente, e Iván Mora Godoy, garante cubano en el proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN.

Cuba Debate


Recibió Raúl a delegación de las FARC-EP

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, sostuvo un encuentro en la tarde de este jueves con una delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), presidida por el Comandante Timoleón Jiménez, Jefe del Estado Mayor de la organización insurgente, e integrada además por los Comandantes Iván Márquez, Pastor Alape, Joaquín Gómez, Carlos Antonio Lozada, Mauricio Jaramillo, Bertulfo Álvarez y Ricardo Téllez, miembros del Secretariado de las FARC-EP.

Ambas partes intercambiaron sobre la marcha del proceso de paz en Colombia y la reunión sostenida esta semana en La Habana entre las FARC-EP y el Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN).

La delegación de las FARC–EP trasladó su profundo agradecimiento por el valioso apoyo de Cuba, en su condición de Garante y Sede de la Mesa de Conversaciones entre el gobierno de Colombia y las FARC-EP, que durante casi 5 años se mantuvo funcionando en nuestro país, y como resultado de la cual se logró la firma de un Acuerdo de Paz entre ambas partes, después de 52 años de violenta confrontación armada. Además de Cuba, Noruega se desempeñó como Garante, y Chile y Venezuela lo hicieron como Acompañantes.

El General de Ejército reafirmó el compromiso de Cuba de continuar apoyando el complejo proceso de implementación del Acuerdo, que es un importante paso en la construcción de una paz estable y duradera en Colombia y la consolidación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Por la parte cubana estuvieron presentes los compañeros Bruno Rodríguez Parrilla y Rogelio Sierra Díaz, ministro y viceministro de Relaciones Exteriores, respectivamente, y Rodolfo Benítez Verson, garante en el proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP.

Cuba Debate