El expresidente Funes declarará en la embajada de El Salvador en Nicaragua por casos de corrupción

¿Por qué se ha atrasasado el juicio contra Mauricio Funes?

Cuarenta y ocho días después que el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobó el cuestionario que el expresidente Mauricio Funes, enjuiciado por presunto enriquecimiento ilícito, deberá responder en el proceso en su contra, fuentes judiciales informaron que el documento todavía está siendo tramitado por la Embajada de El Salvador en Nicaragua.

Será la embajada la encargada de informar a la Cámara Segunda de lo Civil, que conoce el caso, cuando el proceso de revisión haya finalizado y así programar la fecha para la audiencia probatoria, suspendida tres veces entre 2016 y este año, por diferentes incidentes.

El cuestionario, elaborado por el defensor de Funes, Enrique Araujo Machuca, llegó a manos de la CSJ el pasado 13 de febrero. Sin embargo, hasta el 15 de marzo un magistrado del máximo tribunal reveló a El Diario de Hoy que el tema solo había sido abordado en una ocasión en las sesiones de Corte Plena.

Fue una semana después, tras analizar las preguntas, que la Corte las avaló y estas fueron remitidas a Cancillería para iniciar el proceso internacional.

El 15 de noviembre del año pasado, fecha para la cual estaba programada la audiencia probatoria -última en el juicio civil y en la que las partes prueban los elementos aportados en el proceso para determinar la culpabilidad o inocencia de los demandados-, esta fue cancelada.

La Cámara informó que los análisis financieros todavía no estaban concluidos y la reprogramó para el 4 de enero.

En esa fecha, el abogado de Funes, alegó a la instancia judicial que no podría asistir.

Por lo cual, el plazo para el juicio se alargó hasta el 17 de enero, donde por tercera ocasión la Cámara suspendió la audiencia probatoria, ya que el 10 de ese mes, el abogado solicitó a las magistradas que su cliente declarara desde Nicaragua, lo cual fue aprobado, pero le fue denegado el auxilio judicial internacional.

Y el día de la audiencia probatoria, Machuca interpuso un recurso de revocatoria porque la instancia judicial superior no accedió realizar esa diligencia.

La Fiscalía, por su parte, se ha opuesto a que el expresidente declare desde Nicaragua. “Es inoficioso, pues la declaración será provechosa para esta institución, únicamente bajo mecanismos del contra interrogatorio”, señaló en un documento presentado a la Cámara.

Funes, su hijo Diego Roberto, y la ex primera dama, Vanda Pignato, son procesados por no justificar $728 de su patrimonio, el cual supuestamente incrementaron ilícitamente.

El exmandatario también es investigado por la vía penal por cinco delitos que habría cometido cuando estuvo al frente del Ejecutivo.

El Salvador