Argentina: Cristina Fernández lanza el frente Unidad Ciudadana y llama a “ponerle un límite a este gobierno”

Cristina evitó hablar de candidatura y llamó a ponerle un “límite a este Gobierno en las próximas elecciones”

La expresidenta Cristina Kirchner cerró este martes el acto de lanzamiento del frente Unidad Ciudadana sin confirmar si será candidata y rodeada de ciudadanos de los “sectores agredidos”.

En el Estadio Julio Humberto Grondona la expresidenta fue la única oradora pero evitó confirmar si será o no candidata en las próximas elecciones legislativas, aunque llamó a “ponerle un límite a este gobierno” en los comicios.

“Además de la deuda de casi 100 mil millones de dólares nos quieren dar 100 años más de deuda”, arrancó su esperada alocución la exmandataria ante miles de militantes en Avellaneda. La respuesta no se hizo esperar y los silbidos llenaron el estadio en Avellaneda.

“No, no, no. Pongamos las energías no en agravios, si no en organizar a los ciudadanos, los insultos dejémoselos a ellos”, respondió Cristina.

“Estoy profundamente convencida que esta etapa histórica de agresión neoliberal no es cuestión de partidos políticos. Los telegramas de despidos o las suspensiones, no son partidarias, las suspensiones y los despidos vienen con nombres y apellidos. De eso se trata Unidad Ciudadana, de representar los intereses de los hombres y mujeres de carne y hueso”, arrancó a modo de presentación de su frente electoral.

Ante el cántico de “Cristina senadora” de los presentes, la ex mandataria respondió: “Yo he tenido en mi vida todos los honores y todos los cargos que me dieron ustedes. Vengo ahora a sumarme como una más a poner el cuerpo, la cabeza y el corazón”, indicó, tras lo cual los presentes insitieron con “una más y no jodemos más”.

“No me parece justo que nos hayan desorganizado la vida, que les hayan desorganizado la vida así a la sociedad. La gente tenía la vida organizada a fin de mes, sabía a cuánto podía gastar, sabía cuánto ganaba. Tenemos que ponerle un límite a este Gobierno en las próximas elecciones. Es necesario ponerle un límite y un freno a tanto disparate, donde se ha visto una deuda a 100 años”, expresó.

La expresidente se refirió al futuro del país y a las expectativas electorales a futuro y sentenció: “Yo quiero que los argentinos lleguen al 2019, no los dirigentes. ¿De qué estamos a hablando?”.

“Yo ya no soy la joven aquella, la vida pasa, me tocó ser madre, me tocó perder a mi compañero, me tocó ser abuela porque la vida tienen esas cosas también. Muchas veces alguien parece fuerte, pero todos tenemos nuestros golpes, nuestros dolores y nuestras angustias y yo quiero en base a ese cariño que nos une, estar junto a ustedes ayudando a esta Unidad Ciudadana”.

Hacia el final, Cristina pareció aludir a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, al asegurar que por más “caritas de buena” que usen los dirigentes esta “es la realidad que tenemos que encarar”.

La ex mandataria criticó al Gobierno al considerar que “te podrán guionar los discursos, poner caritas de buena, pero esta es la realidad que tenemos que encarar. Yo nunca guioné mi vida, mis pensamientos, ni ideas”.

“Yo quería que entendieran que esto es Unidad Ciudadana porque muchas veces participamos en partidos políticos y la propia endogamia de los dirigentes los hace creerse más importantes ellos que la sociedad”, agregó.

La alianza “Unidad Ciudadana” quedó integrada por cuatro partidos del llamado ultrakirchnerismo y Compromiso Federal de Alberto Rodríguez Saá, mientras que se excluyó al partido Miles de Luis D`Elía.

El discurso de la exjefa de Estado, que fue la única oradora del acto, comenzará alrededor de las 15:30 y se centró en las “bases programáticas” de la propuesta de Unidad Ciudadana.

La exmandataria estuvo acompañada por el anfitrión, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, además de los más de 35 jefes comunales que acompañan la plataforma “ciudadana”, y los líderes de organizaciones kirchneristas como Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), Leopoldo Moreau (Movimiento Nacional Alfonsinista-Forja) y Carlos Castagnetto (Kolina).

Como dato novedoso, se dispuso -por pedido expreso de Cristina de Kirchner- que los grupos militantes no porten dentro del estadio banderas identificatorias de sus respectivas organizaciones, sino que concurriesen con banderas nacionales, a tono con la fecha.

Ámbito


Una marcha para reclamar por una justicia independiente y contra los corruptos

Cientos de personas se congregaron este martes frente al edificio de los Tribunales Federales porteños, en el barrio de Retiro, para reclamar justicia y cárcel para los corruptos, sobre todo para ex funcionarios de los gobiernos kirchneristas, así como la resolución del caso del fallecido fiscal Alberto Nisman.

Desde antes de las 15, los manifestantes, casi todos portando banderas argentinas y carteles alusivos a la inacción de la Justicia en casos de corrupción, caminaron pacíficamente hasta la sede judicial, y luego, improvisadamente, cantaron el himno nacional, tras repetir consignas en contra de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner; del ex ministro Julio De Vido y de la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

Los presentes también vivaron al fiscal José María Campagnoli y pidieron la renuncia de la procuradora: “Fuera Gils Carbó, adentro Campagnoli “, repetían.

Con el lema “#20J basta de jueces y fiscales cómplices” y para exigir “cárcel a los corruptos”, la marcha, convocada principalmente en las redes sociales, había sido respaldada por dirigentes oficialistas, como Elisa Carrió y Graciela Ocaña, pero ninguna de las dos se hizo presente en la concentración.

Sí se pudo observar a la diputada porteña de la Coalición Cívica Paula OIiveto Lago, a su colega partidaria Marcela Campagnoli, actual funcionaria el el distrito bonaerense de Pilar, y al abogado y ex miembro del Consejo de la Magistratura Alejandro Fargosi, junto a su esposa.

Fargosi dijo a Télam que habia decidido concurrir a la marcha “porque parte de la Justicia está funcionando mal, sobre todo la justicia federal en lo criminal, que deja mucho que desear”.
Por su parte, Oliveto Lago señaló a Télam que estaba “feliz de acompañar a la gente que reclama justicia independiente, que, por otra parte, es el mandato que manda nuestra Constitución; es hora de mirar hacia el futuro con instituciones sanas”.

“Mi total apoyo al reclamo de justicia a la Justicia, el #20J digamos basta de impunidad”, había publicado por Twitter la líder de la Coalición Cívica y candidata a diputada por el frente Vamos Juntos, Elisa Carrió.

Otro de los convocantes, también presente en Comodoro Py, fue el periodista Gustavo Segré, corresponsal en Brasil y que siguió de cerca estos últimos dos años en el país vecino el voluminoso caso de corrupción denominado Lava Jato.

Segré, que se encuentra en Buenos Aires desde hace unos meses, dijo a Télam: “Si se quiere vivir en un país serio, distinto y que progrese, se debe pugnar por una justicia que condene los actos de corrupción”.

Algunos carteles confeccionados por los presentes hacían mención del juez brasileño Sergio Moro, que inició, con la corrupción en Petrobras, una serie de procesos que terminaron por encarcelar a funcionarios y empresarios envueltos en graves casos de corrupción.

Ocaña se sumó a la convocatoria con un tuit en el que señaló: “Basta de impunidad, queremos justicia. El #20J todos a Comodoro Py”.

Entre los presentes también se observó a la activista de ultraderecha Cecilia Pando, esposa del mayor retirado Pedro Rafael Mercado y miembro de asociaciones en defensa de militares condenados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura.

Télam