Colombia: Tres muertas y once heridos tras explosión en centro comercial

En momentos en los que en el Centro Comercial Andino se encontraban cientos de personas que hacían sus compras y preparativos para el Día del Padre, un artefacto explosivo estalló en uno de los baños del edificio. El hecho se reportó este sábado sobre las cinco y diez de la tarde en el baño de mujeres del segundo piso de este centro comercial, uno de los más exclusivos de Bogotá, ubicado al norte de la ciudad.

La explosión dejó al menos 11 víctimas, en su mayoría mujeres, de las cuales tres fallecieron. Una de las personas que murió fue identificada como Julie Huynh, de nacionalidad francesa, quien tenía 23 años. Su madre, también francesa, Nathalie Nadine Veronique Levrand (de 48 años), resultó herida y la noche del sábado era atendida por traumas en tejidos blandos.

También murieron en centros médicos Ana María Gutiérrez, de 27 años, y Lady Paola Jaimes Ovalle, de 31 años.

Este domingo, en el Palacio de Nariño se llevará a cabo un consejo de seguridad, liderado por el presidente Juan Manuel Santos, donde se espera un adelanto de las investigaciones. También se prevé que las autoridades ofrezcan una recompensa que permita dar con los autores del hecho.

El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) informó que los heridos fueron trasladados en cuestión de minutos a la Clínica del Country, la clínica Nogales y al hospital Militar, en donde recibieron atención de urgencias por politraumatismos y escoriaciones moderadas.

La clínica del Country afirmó que algunos de los lesionados llegaron a este centro de salud sobre las 5 y 30 de la tarde. En esa institución médica permanece en urgencias Pilar Molano Villamizar (45 años) quien, tras una cirugía, se encontraba en estado crítico de máxima gravedad por afectaciones en sus piernas. 

La clínica también atendió los traumas acústicos por la onda explosiva que sufrieron Íngrid Margarita Ramírez (21 años), Luis Roberto Velásquez Bernal (76 años), y María Aura García (61 años), quienes se encontraban en observación. 

Otra de las mujeres heridas fue identificada como Yuri Belly Céspedes, trasladada al Hospital Central Militar. Esa institución informó que la paciente se encuentra estable tras sufrir un trauma. Y hasta la Clínica los Nogales fueron trasladadas Jenny Marcela Sepúlveda Gallego (29 años) y Edilla del Pilar Hormiga (33 años), quienes padecieron traumas leves.

Aunque las investigaciones avanzan, aún no hay una información oficial sobre el responsable. Para establecer quién fue el autor material los investigadores revisan los videos de seguridad del centro comercial. Información preliminar indica que en las grabaciones se ve a un hombre saliendo de los baños de mujeres antes de la detonación, atentando que fue cuidadosamente planeado para generar pánico entre los bogotanos en vísperas de la celebración del Día del Padre.

Las autoridades también han recaudado testimonios de personas que aseguran haber sido tropezadas por un sujeto que corría por el centro comercial antes del estallido, declaraciones con las que se están realizando retratos hablados.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, fue la primera autoridad en confirmar que se trató de un atentado, aunque no le atribuyó el hecho a ningún grupo. “Me duele el atentado terrorista cobarde en Centro Andino”, afirmó el mandatario inicialmente en Twitter. Más tarde, desde el sitio, comentó que “todavía no podemos confirmar qué grupo sería responsable”.

En medio de las investigaciones, el Eln rechazó la acción terrorista y dijo que “el Estado debe investigar a fondo para identificar a los responsables”.

El general Jorge Nieto, director de la Policía aseguró que el explosivo fue escondido “detrás de uno de los inodoros de los baños de mujeres”. Frente a advertencias de otros posibles atentados en Bogotá, el general pidió conservar la calma y descartó amenazas en otros puntos: “No podemos generar pánico. No ha ocurrido nada en ningún otro lugar. Hemos tomando medidas preventivas”, dijo Nieto.

Tras la gravedad de los hechos, el presidente Juan Manuel Santos –quien se encontraba en Cartagena–, llegó hasta el sitio del atentado sobre las 10 de la noche. El mandatario invitó a los ciudadanos a no dejarse intimidar y ordenó reabrir el centro comercial, reiterando que los delincuentes serán capturados. Este domingo se anunciaría una recompensa. También afirmó que aún “no hay indicios claros sobre quién pudo haber sido el responsable” y dijo que el explosivo usado habría sido el amonal.

En la noche del sábado, el comandante antiexplosivos de la Policía Metropolitana, el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) y un fiscal antiterrorismo trabajaban para recoger pruebas en el baño con el fin de establecer qué tipo de dispositivo fue usado.

Reacciones desde todas las orillas

“Los que quieren aguar la fiesta de la paz no van a tener éxito. Los vamos a perseguir”.
Juan Manuel Santos, presidente de la República

“Convoco a los colombianos, sin distinciones políticas, a unirse en rechazo a la violencia”.
Humberto de la Calle, exnegociador del Gobierno

“EE. UU., listo para proveer cualquier tipo de apoyo requerido por autoridades colombianas”.
Embajada Americana en Colombia

“El CD condena el cruel atentado terrorista. Toda nuestra solidaridad con las víctimas”.
Comunicado del Centro Democrático (uribismo)

“A quienes pretenden desestabilizar la paz no les importan los inocentes”.
Roy Barreras, senador del Partido de la U

“Eln repudia ataque a civiles y pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas”.
Delegación del Eln para los diálogos de Quito

“No existe razón valedera para estas acciones. Enemigos de la paz no van a cesar”.
Rodrigo Granda, estado mayor de las Farc

La detonación

“Estábamos haciendo compras cuando mis padres decidieron ir al baño. Tras oir la explosión, corrí hasta el baño desde donde salían cenizas y humo. En medio del caos vi a mi madre cubierta de polvo, gritando, aturdida, junto con varias mujeres heridas. Mi papá, que estaba cerca, tenía mucho dolor de cabeza”, contó el familiar de dos de los heridos.

Otro testigo aseguró que no alcanzó a escuchar la detonación, pero que cuando estaba en el mall de comidas los guardias de seguridad les exigieron que evacuaran. “Vimos a las familias corriendo por las escaleras. No entendíamos nada”, dijo.

El sábado en la noche, el Centro Comercial Andino permanecía acordonado y con acceso restringido. Por precaución, las autoridades no permitieron el ingreso de quienes querían sacar sus carros de los parqueaderos, ni de empleados.

Primera hipótesis de la autoría

La primera hipótesis que se manejaba este sábado en fuentes del Gobierno y de inteligencia era que el atentado pudo haber sido cometido por el denominado Movimiento Revolucionario Popular (MRP).

Este un grupo que ha venido haciendo presencia en Bogotá desde hace poco tiempo con actos terroristas.
 En agosto del año pasado, por ejemplo, se atribuyó algunos petardos colocados contra instalaciones de Cafesalud.

La inteligencia ha conocido de algunos nexos de este grupo con miembros del Eln y con extremistas de la Universidad Nacional.

Mientras tanto, a través de su cuenta de Twitter @ELN_Paz, ese grupo rechazó el atentado.

[email protected]_Paz repudia ataque en Centro Comercial Andino contra civiles. Compartimos el dolor y nos solidarizamos con las víctimas” y “pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias; hay quienes pretenden así hacer trizas los procesos de paz”.

El Tiempo


Acto terrorista del Andino se ensañó con las mujeres

Las víctimas inocentes del atentado terrorista de este sábado en Bogotá fueron las mujeres que se encontraban a esa hora en el baño del segundo piso del centro comercial Andino.

Tres perdieron la vida: Julie Huynh, de 23 años, una francesa que llegó a la ciudad a dictar clases de francés en medio de un trabajo social, a través de una fundación ubicada en un barrio popular del sur de la ciudad.

La información preliminar señala que la joven estaba realizando labores de voluntariado en un colegio de una zona popular al sur de la ciudad. En su página de Facebook, figura que el 8 de junio viajó desde Cuba a Bogotá, así como varias fotos de su labor social.

En su cuenta de Twitter, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, escribió: “Julie Huynh, joven francesa de 23 años muerta en atentado, llevaba 6 meses trabajando como voluntaria en colegio de sector popular”.

Las otras dos víctimas son Ana María Gutiérrez de 27 años y Lady Paola Jaimes de 31, quienes también perdieron la vida como consecuencia de las lesiones sufridas por la bomba que, al parecer, fue instalada detrás de uno de los sanitarios.

Entre tanto, en la noche del sábado el estado de salud de Pilar Molano Villamizar, de 45 años, era delicado puesto que según el reporte médico su salud es “crítica de máxima gravedad”. Lo que se sabe es que sufrió una fractura de fémur con riesgo de perder su pierna.

La noche del sábado la paciente fue intervenida de urgencia por la gravedad de las heridas.

Expertos ortopedistas y un cirujano vascular estuvieron al frente del caso para tratar de salvarle la pierna. Por lo pronto es necesario esperar los resultados de la intervención.

Varios testigos que presenciaron los hechos, rompieron en llanto a ver el sufrimiento de las mujeres con las graves heridas, en especial lo ocurrido a Pilar Molano Villamizar, que generó solidaridad y rechazo con los autores de este hecho.

Al momento de la explosión, las paredes metálicas de los baños se doblaron como hojas de papel debido al poder de la bomba explosiva, lo que afectó también a otras personas que se encontraban en los alrededores.

Por su parte el Secretario de Salud del Distrito, Luis Gonzalo Morales, conmovido con esta acción terrorista, dijo que “este es un atentado miserable contra las mujeres. La manera como vi que quedaron, mutiladas, produce un dolor indescriptible. Se me salieron las lágrimas como si fueran mis propias hijas”.

Hasta la noche del sábado, se esperaba la llegada de más pacientes por traumas acústicos así como por trauma psicológico.

Ataques aislados

Bogotá en los últimos meses ha sido blanco de varios atentados. El 29 de diciembre del año pasado, fue atacado un grupo de policías en el sector de Torca, en el norte de la ciudad. En este hecho perdió la vida un auxiliar de la Policía y otros seis resultaron heridos. El hecho fue atribuido al Eln.

Posteriormente, el 18 de enero, se produjo una explosión en la carrera Séptima con calle 34, que dejó dos heridos.

El pasado 19 de enero, en el céntrico barrio La Macarena, un artefacto explotó junto a un grupo del Esmad. El saldo fue de un muerto y 26 heridos. Se lo atribuyó el Eln.

Luego, el 18 de febrero, estalló un artefacto en un restaurante en el sector de Palermo y una persona resultó herida. Allí mismo, días antes, fue detonado un petardo que provocó heridas a siete personas.

El Tiempo


“No hay indicios claros sobre quién pudo haber sido el responsable”

El presidente Juan Manuel Santos se enteró del ataque terrorista en el centro comercial Andino de Bogotá y regresó a la capital. En la tarde había estado en Barranquilla, si bien viajó desde Cartagena. Antes de llegar ordenó al director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto, dirigir la investigación y mantenerlo al tanto.

En su alocución presidencial de emergencia, Santos condenó el atentado y aseguró que no va a descansar hasta capturar a los responsables. “Es un acto vil, cruel y cobarde”, señaló el mandatario.

El Presidente hizo un llamado a la calma e invitó a los colombianos a celebrar con normalidad el Día del Padre. “La mejor respuesta a este terrorismo cobarde es no dejarse amilanar”, dijo.

Santos confirmó que una de las víctimas mortales es una ciudadana francesa de 23 años, y recordó que los franceses “saben perfectamente lo que representa el terrorismo, lo han sufrido en estos últimos tiempos en carne propia, y ellos saben lo que hay que hacer para responder a estos acto”.

Según el Jefe de Estado, la respuesta debe ser la unidad para perseguir a los responsables, pero también la tranquilidad. “No podemos caer en pánico ni asustarnos, porque eso es lo que quieren los terroristas”, añadió.

No hay indicios de los responsables

Antes de la alocución, Santos se reunió con el equipo de seguridad, quien lo puso al tanto de las investigaciones.

De acuerdo con el presidente, “no hay indicios claros sobre quién pudo haber sido el responsable, pero nosotros sabemos hacer este tipo de investigaciones y ya están en proceso”.

El mandatario agregó que con los culpables “no habrá tregua ni cuartel. La policía tiene instrucciones precisas sobre cómo proceder en este momento para que los responsables queden a buen recaudo”.

El Presidente hizo un llamado a la prudencia y dijo que no iba a insinuar o a descartar ninguna hipótesis hasta que las investigaciones no estén adelantadas.

Además, Santos informó que el explosivo usado por los terroristas posiblemente es amonal, dato que aún debe ser confirmado por los peritos de la Fiscalía.

En cuanto a las víctimas, todas se encuentran estables y una de ellas acaba de salir del quirófano, la operaron por una herida grave en la pierna.

El centro comercial Andino abrirá sus puertas

Santos llamó a los bogotanos a no hacer caso de los rumores que corren en redes sociales ni de las noticias falsas, e informó que en este momento no hay “ningún indicio de atentados terroristas en otro centro comercial o lugar de la ciudad”.

Asimismo, el mandatario afirmó que el centro comercial Andino abrirá sus puertas “inmediatamente”.

“Los que quieren aguar la fiesta de la paz no van a tener éxito, y si esto es una manifestación en ese sentido, tengan la completa seguridad de que a esos enemigos de la paz los vamos a perseguir sin tregua ni cuartel”, aseguró el Presidente.

El Colombiano