El gobierno hondureño militariza la Universidad Nacional Autónoma ante protestas y huelga de hambre estudiantil

Desde la madrugada de este miércoles y pese a la suspensión de labores académicas y administrativas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, un contingente de policías y militares resguardan las inmediaciones de la alma máter.

Y es que luego de que las autoridades de la UNAH cancelaran las clases para este día ante el anuncio de una masiva marcha por parte del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), las instalaciones de la máxima casa de estudios se encuentran resguardadas.

Mientras tanto, dentro de las instalaciones, tres alumnos de la carrera de Química y Farmacia permanecen en huelga de hambre como parte de la protesta que sostienen.

El MEU pide algo específico: que cese del cargo la rectora Julieta Castellanos.

La crisis continúa y la posibilidad de que se cancele el periodo para unos 80 mil estudiantes cada vez aumenta.

El Heraldo