Haití y República Dominicana encabezan la lista por muerte neonatal en la región, según estudio de Unicef

Un estudio realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) reveló que Haití tiene la tasa de fallecimiento neonatal más alta de la región al registrar 25 muertes por cada 1,000 niños vivos, seguido muy de cerca por Republica Dominicana con 20 decesos por igual cantidad niños nacidos

El organismo de la ONU, realizo el estudio en Latinoamérica donde midió el riesgo que tiene de fallecer un recién nacido antes de los 28 días de vida, donde se estableció que en las naciones más pobres, es 2.5 veces más probable que un infante perezca que en los países más ricos.

El estudio arrojó además, que probabilidad de que un niño muera antes de los cinco años es tres veces mayor.

La desigualdad dentro de los mismos es la razón primordial para esta alta tasa de mortalidad según Luisa Brumana, asesora en Salud de Unicef para Latinoamérica y el Caribe, es decir, el restringido acceso a los servicios que tiene los sectores más desposeídas.

El estudio señaló que Bolivia es el tercer país con más muertes neonatal con 16, Mientras, las cifras más bajas las reportan Cuba (2) y Chile y Uruguay (5).

Explicó que las intervenciones más costo-efectivas son los cuidados prenatales, la lactancia materna, exclusiva y temprana, la vacunación completa, el acceso inmediato a tratamiento y el acceso a mosquiteros en los países donde persiste la malaria.

“Con estas acciones hay que llegar a los más pobres para reducir la enfermedad y la mortalidad”, subrayó.

Unicef alertó de que, si no se acelera la reducción de la mortalidad infantil, para 2030 casi 70 millones de niños morirán antes de cumplir cinco años.

Proceso


Informe de Unicef sobre la mortalidad infantil