Panamá: la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas reclamará al gobierno por promesas incumplidas

La Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá anunció que en agosto próximo realizará el Congreso Nacional en la Comarca Ngäbe Buglé, para analizar medidas sobre temas importantes y compromisos puntuales que no han recibido respuesta por parte del Gobierno panameño.

Directivos de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (Coonapip) dijeron a periodistas que el presidente, Juan Carlos Varela, no ha cumplido con la palabra empeñada de presentar a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para su aprobación. El presidente de la Coordinadora, Marcelo Guerra, indicó que a pesar del compromiso adquirido en reiteradas ocasiones por Varela en ese sentido, el tiempo ha transcurrido y no ha habido ninguna respuesta.

“Nosotros esperábamos que hace un año ya este Convenio 169 de la OIT debía llegar al pleno legislativo para su respectiva discusión y aprobación”, indicó Guerra. Sin embargo, resaltó, “nuevamente se han burlado de los indígenas y es un tema que nos plantea tomar acciones de protesta, porque parece que no existe otra forma de que se atiendan nuestras peticiones”.

Guerra resaltó que en el próximo Congreso General se llamará a la unidad de todos los territorios indígenas porque, dijo, ya no pueden continuar inactivos “mientras el Gobierno nacional sigue vulnerando nuestros derechos consagrados en nuestras leyes nacionales y reconocidos por convenios y sentencias internacionales”.

El Convenio 169 de la OIT es considerado el principal tratado internacional sobre derechos humanos de los pueblos indígenas. De los 22 países que han ratificado este tratado, 15 son latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú y Venezuela. Según los últimos censos de 2010, en América Latina hay cerca de 42 millones de indígenas, lo que representa el 7,8 % de su población total. Proporcionalmente, Guatemala y Bolivia son los países que albergan la mayor cantidad de población originaria, seguidos de Perú, México y Panamá.

En Panamá, en concreto, hay cerca de 400.000 indígenas (11 % de la población), que se agrupan en 7 principales etnias: Emberá, Wounaán, Kuna, Ngäbe, Buglé, Naso y Bri-Bri. También han suscrito la convención de la OIT otros países del mundo como Dinamarca, España, Fiji, Nepal, Noruega, Países Bajos y República Centroafricana.

Además del Convenio 169, la agenda del Congreso Nacional de los Pueblos Indígenas, que tendrá lugar del 7 al 10 de agosto próximo en la Comarca Ngobe Buglé, incluye además temas como las titulaciones de tierras colectivas y el fortalecimiento de la unidad entre los territorios indígenas. Salud, educación y la falta de inversión en infraestructuras de desarrollo en los territorios indígenas son otros de los asuntos que serán debatidos en el Congreso, según los organizadores.

Metrolibre