Presidentes centroamericanos se reúnen en la XLIX Cumbre del SICA

Los presidentes del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) aprobarán hoy la Declaración Final de la XLIX Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno, y Costa Rica trasladará a Panamá la Presidencia Pro Tempore (PPT) del mecanismo regional.

Antes de ello, los mandatarios de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y República Dominicana, así como los ministros de Relaciones Exteriores de Belice y Nicaragua, en representación de los ocho estados miembros, efectuarán una sesión plenaria.

El presidente tico, Luis Guillermo Solís, ofrecerá un conferencia de prensa.

La XILX Cumbre del SICA sesiona en el capitalino hotel Real Intercontinental desde el martes pasado, cuando se realizó la reunión técnica preparatoria, y este miércoles tocó el turno a los cancilleres, quienes revisaron los documentos que sancionarán los mandatarios en la jornada clausura, entre ellos la Declaración Final.

Además, este miércoles, los integrantes del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA se reunieron con representantes de los 27 países observadores regionales y extra regionales del mecanismo para promover alianzas eficaces y aumentar la capacidad en materia de transparencia y rendición de cuentas.

En ese encuentro, el canciller tico, Manuel González, afirmó que ‘el acercamiento entre nuestros Estados, así como el aumento de la cooperación Norte-Sur y Sur-Sur, tienen la capacidad de contribuir al cumplimiento de metas regionales y coadyuvar al bienestar de nuestras sociedades’.

De acuerdo con González, los esfuerzos del SICA deben alinearse bajo una agenda regional estratégica y priorizada, que considere los cinco pilares de la integración: fortalecimiento institucional, seguridad democrática, integración social, integración económica y gestión integral del riesgo y cambio climático.

Asimismo, prosiguió, debe identificar objetivos y resultados dentro del proceso de la integración centroamericana que contribuyan al cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La eficacia de los esfuerzos y la rendición de cuentas siguen siendo un eje central en el desarrollo del proceso de la integración, apuntó González.

Aseguró que ”con planes de acción claros, una realineación de las prioridades regionales e iniciativas de cooperación, así como con una gestión transparente y orientada al logro de resultados, podemos incrementar la calidad, efectividad e impacto de nuestras relaciones”. Para la secretaria general del SICA, Victoria Marina Velásquez, tomar acciones que fomenten la productividad y una mejor inserción en el mercado mundial, permitirá borrar desigualdades sociales, fantasmas de la violencia y prevenir los grandes desastres naturales que se agravarán en los años venideros a consecuencia del cambio climático.

‘Todo esto solo puede realizarse con instituciones fuertes, que sean capaces de intervenir cuando sea necesario’, sentenció Velásquez.

Panamá ejercerá la presidencia transitoria del SICA durante el segundo semestre de 2017, y se la trasladará a República Dominicana, que la ostentará en los primeros seis meses de 2018.

Prensa Latina


Centroamérica busca un norte claro para el SICA y más acercamiento con socios

Los cancilleres de Centroamérica aprobaron ayer en la víspera de la Cumbre presidencial del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en Costa Rica la declaración política de la cita, que pretende encontrar un norte más claro para el organismo y fortalecer su relación con los países observadores.

El canciller costarricense, Manuel González, dijo este miércoles en una conferencia de prensa posterior a la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores que se logró una declaración política “concisa, ejecutiva y puntual” con el fin de diferenciarse de otras anteriores que “se quedaban solo en palabras”.

La declaración, de la que el canciller prefirió no entrar en mayores detalles, pretende empujar el sistema hacia una “agenda estratégica” que establezca plazos para la rendición de cuentas y obtención de resultados, así como para mejorar la transparencia.

Esa agenda consiste en medidas para pulir el funcionamiento institucional del SICA, potenciar iniciativas en áreas como salud y agricultura, e impulsar a la región hacia el cumplimiento de los objetivos de Desarrollo Sostenible.

Según González, esa propuesta de agenda estratégica pretende dar “un norte a seguir” al SICA, pues en el organismo “no existía la costumbre de la transparencia y la rendición de cuentas como un eje principal”, algo que el ministro reconoció que “no se puede cambiar de la noche a la mañana”.

“Costa Rica, como actual presidente pro témpore y como parte del SICA, seguirá insistiendo en la necesidad de una mayor transparencia y rendición de cuentas”, aseguró el ministro.

Otro punto importante de la Cumbre del SICA es una reunión que los cancilleres de la región sostuvieron con países observadores del organismo, con el fin de fortalecer sus relaciones y tratar de hallar coincidencias en asuntos de cooperación y diálogo político.

“Queremos saber qué les interesa de la región a los países observadores. Queremos fortalecer el diálogo político y la cooperación porque debemos ser innovadores”, comentó el canciller costarricense.

En ese sentido, González resaltó un memorándum de entendimiento en diálogo y cooperación firmado recientemente por el SICA con Turquía, un modelo de relación que podría aplicarse a otros países o regiones.

Sobre la ausencia en la cumbre de hoy del mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, el ministro costarricense afirmó que desconoce los motivos, mientras que el primer ministro de Belice, Dean Barrow, no estará por motivos de salud.

Nicaragua estará representada por el canciller Denis Moncada y Belice por el canciller, Wilfred Elrington.

Está confirmada la asistencia hoy de los presidentes Jimmy Morales de Guatemala, Juan Orlando Hernández (Honduras), Salvador Sánchez (El Salvador), Danilo Medina (República Dominicana), Juan Carlos Varela (Panamá) y el anfitrión, Luis Guillermo Solís.

Los mandatarios deberán aprobar la declaración acordada ayer por los cancilleres e incluso podrían hacerle reformas o agregar párrafos según lo consideren necesario.

Costa Rica presentará en la cumbre los avances en la revisión del reglamento de la presidencia pro témpore y del reglamento para la elaboración, presentación y aprobación del presupuesto de los órganos e instituciones del SICA y del depósito de las cuotas de los Estados.

En los últimos años, Costa Rica ha sido un duro crítico del SICA, pues considera que hay poca transparencia y rendición de cuentas en la utilización de los presupuestos de los diversos órganos del sistema, por lo que ha liderado la tarea de plantear reformas.

Costa Rica también entregará la presidencia pro témpore del SICA a Panamá, que ejercerá el cargo en el segundo semestre del 2017.

El SICA, constituido en 1991, está integrado por Costa Rica, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, República Dominicana y Belice, y además cuenta con 27 países observadores regionales y extrarregionales.

Terra


Panamá, Costa Rica y R.Dominicana crearán la primera “troika” del Sica

Una “troika” pondrá en marcha Panamá a partir del 1 de julio, con Costa Rica y República Dominicana, para impulsar la agenda de renovación del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), que le toca dirigir en el segundo semestre de 2017, dijo ayer el vicecanciller panameño, Luis Miguel Hincapié.

El viceministro dijo en una entrevista con Efe que la iniciativa panameña, “ya conversada con Costa Rica”, que hoy le entregará el bastón de mando del Sica en una cumbre en San José, pretende “darle una continuidad a la agenda más allá del mandato pro témpore, que es de seis meses y siempre nos ha parecido muy corto”.

“Es una troika, que aunque no quede constituida en el papel, va a actuar porque ya República Dominicana también se unió, por lo menos para mostrar en la práctica la experiencia de que se puede continuar una agenda. Panamá va a seguir avanzando en lo que Costa Rica adelantó, como la reorganización del SICA”, señaló.

A principios de julio próximo -adelantó- se celebrará una reunión de la “troika”, en la que se va a entregar un expediente de lo que se ha hecho para que Panamá le pueda dar continuidad.

Un detalle es que “hay más de un centenar de secretarías en el Sica y te preguntas cuál es la función. Costa Rica quería reorganizar la administración y Panamá puede continuar eso, tenemos más o menos el mismo pensamiento de cómo funcionar”.

Establecer un calendario de cumplimiento de “los cientos de mandatos presidenciales” emanados de las cumbres, muchos de ellos que ni siquiera se han visto en el Sica, será otra tarea, añadió.

Otro asunto al que le dará seguimiento Panamá es el abordaje que hizo Costa Rica sobre “el papel que cumplen los países observadores y qué es lo que aportan al Sica”, indicó Hincapié, quien comentó que algunos han mencionado “cobrarle el ingreso” a los que quieren sumarse en esa condición.

Uno de esos observadores es Taiwán, con quien Panamá rompió relaciones diplomáticas el pasado 13 de junio, al igual que hace diez años lo hizo Costa Rica.

“En ese caso, como lo ha venido haciendo Costa Rica, cuando se celebren reuniones con Taiwán, Panamá se retirará del salón y si se da una cooperación de ese país, se distribuirá entre los que tienen relaciones diplomáticas con ellos”, detalló el vicecanciller.

Sobre la agenda que Panamá impulsará como presidente pro témpore del Sica destacarán “seguridad y migración”, y la meta es el reforzar los mecanismos regionales.

En ese sentido, Hincapié explicó que para la cumbre centroamericana que celebrará Panamá en diciembre próximo se considera “traer expertos de muy alto nivel” para que compartan sus conocimientos al respecto.

El viceministro dijo que “nos queremos enfocar en la seguridad en la región” y poner en sintonía todos los mecanismos de cooperación con la mira puesta en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que será a inicios de 2019 en Panamá, para “crear un sistema que sea funcional” y facilite la movilidad de miles de participantes.

“Calculamos que unos 300.000 jóvenes pueden llegar desde Centroamérica, porque la JMJ es de Centroamérica, que se celebra en Panamá, y debemos sumar a México, para crear un conocimiento sobre cómo actuar en eventos masivos en la región, dejar un precedente de la experiencia que sirva a todos”, adelantó.

Dos factores se buscará agilizar, dijo, las aduanas y los procedimientos migratorios, para facilitar el paso fluido de los participantes.

Hincapié señaló que incluso la reciente puesta en marcha de la unión aduanera entre Honduras y Guatemala se tomará como referencia para aplicar sus mecanismos a la JMJ en toda la región.

Reconoció que no se puede determinar “cuántas personas al final vendrán, creemos que unas 500.000, pero pueden ser mucho más” desde otros países fuera de la región.

El diplomático acotó que la política migratoria de Estados Unidos “siempre está en la agenda”, lo mismo que el problema de las pandillas en el Triángulo Norte de Centroamérica, que señaló está contenido en esa zona y “no hay indicios”, “ni queremos que se propague” hasta Panamá.

El País