Uruguay: el Congreso del partido de Mujica alerta sobre “una embestida restauradora” del neoliberalismo en el mundo

Congreso del MPP llama al fortalecimiento del Frente Amplio como herramienta política y critica a la derecha

Este domingo finalizó el décimo Congreso del Movimiento de Participación Popular que había comenzado el pasado viernes con la participación del ex presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Durante el cierre del Congreso se aprobó una declaración en respaldo a José Mujica y a la senadora Lucía Topolansky. El diputado Alejandro Sánchez leyó la moción aprobada que expresaba “ante ataques recibidos a Lucía Topolansky y José Mujica por parte de los actores de la derecha más reaccionaria y aristocrática manifestamos nuestra incondicional defensa, al tener la profunda convicción que su compromiso y ética política no merecen tales acusaciones”.

También hubo una moción “por aclamación” en respaldo y solidaridad a la “lucha del pueblo brasileño representada en nuestro compañero Luiz Inácio Lula da Silva”, y agradecimiento a los representantes latinoamericanos que participaron del encuentro. Durante la moción a Lula hubo una ovación por parte de los presentes que se repitió para expresar el apoyo a Mujica.

https://twitter.com/MPP609/status/879091286292271104/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw&ref_url=http%3A%2F%2Fwww.lr21.com.uy%2Fpolitica%2F1336124-declaracion-final-congreso-mpp-derecha-corrupcion-fa-politica

Declaración final

La declaración final “Por la liberación Nacional y el Socialismo” del MPP destaca los logros de los doce años de gobierno frenteamplista, pone sobre la mesa prioridades para lo que se viene y llama al fortalecimiento del Frente Amplio como herramienta política.

El texto manifiesta una dura critica a la derecha local e internacional y comienza destacando que actualmente hay “una embestida restauradora de las clases dominantes y los partidos políticos que las representan”. El documento del MPP pone como ejemplo la situación en Argentina, Brasil “y la hermana República Bolivariana de Venezuela”, al tiempo que destacan que es algo que también se está dando a nivel mundial.

En ese sentido repasaron que el triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos, que “estuvo precedido por el Brexit en Inglaterra, el nacionalismo ruso, el crecimiento de Marine Le Pen, a pesar de su derrota electoral en Francia, y el corrimiento al centro de la izquierda europea” y alertan que se trata fenómenos “de hipernacionalismo, proteccionismo de las economías dominantes, desmontaje de mecanismos construidos durante muchos años de alianzas regionales y de una profunda desconfianza hacia ‘lo extranjero’”. El documento destaca que esos fenómenos en América Latina buscan recortar los derechos conquistados en la última década.

“Esos intentos no tienen límites. Se apoya en la mentira, la descalificación, las maniobras de todo tipo y la violación de los mecanismos y los sentimientos democráticos más arraigados en nuestro pueblo. Se apoya en los medios de comunicación más reaccionarios que terminan funcionando como los verdaderos partidos políticos de la oposición”, señala el texto que resalta que en Uruguay “la derecha hizo los pronósticos más sombríos sobre lo que iba a pasar en el futuro: recesión económica, inflación descontrolada y desempleo galopante, caída del salario real, colapso de la producción y del comercio interno y externo”, pero “le erraron en todo”. De todas maneras, destacan que “no por eso ceden en sus esfuerzos por recuperar la capacidad de volver a manejar los destinos del país”.

“La estrategia que se han fijado es la de tratar de unir todos los esfuerzos políticos contra el Frente Amplio y su gobierno. Se trata de unir contra. Pero no tienen, no tendrán, propuesta programática común. Su estrategia no pasa por decir qué se plantean hacer. Es muy difícil que puedan decir que van a hacer con los salarios, el gasto social, las empresas públicas, la economía social”, advierte el documento.

Tras enumerar las prioridades del MPP el documento invita “a las y los compañeros del Espacio 609 y llama a las y los militantes de otras organizaciones de izquierda de nuestro país a trabajar fuertemente por: El fortalecimiento del Frente Amplio como herramienta política, como el espacio donde se sintetiza y se proyecta el proceso de acumulación social y política”.

“Llamamos a desarrollar una acción política permanente hacia la ciudadanía que ayude a difundir los avances del país y elaborar un nuevo programa para profundizar los cambios que se sustenten en principios de libertad, igualdad y justicia social, el trabajo, la democracia, la solidaridad y la paz”, finaliza el texto.

La Red 21


Rafael Correa: “Uruguay es el país más desarrollado de América Latina”

El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa estuvo en Montevideo para asistir al décimo congreso del Movimiento de Participación Popular (MPP) y habló sobre el momento de la región, el rol de los medios de comunicación, Donald Trump, Uruguay y el Pepe Mujica.

En una entrevista para TNU y emitida por GPS Internacional de Sputnik, el ex mandatario destacó a Uruguay como “el país más desarrollado de América Latina” y señaló que esa consideración es “por nivel de vida, por justicia social, por servicios públicos”.

Correa explicó que se suele decir que ese lugar lo ocupa Chile, pero dijo que eso se debe a su “buen marketing ideológico” y a que Uruguay está gobernado por la izquierda hace doce años “pero como eso no es funcional al paradigma dominante, a la propaganda ideológica, se lo oculta, se lo calla”.

“Uruguay es un país tremendamente equitativo, al menos para los estándares de la región”, que es “la más inequitativa del planeta”, dijo y ejemplificó que el país “prácticamente no tiene pobreza extrema, pero hay otros avances como el nivel de Educación, el nivel de Universidad, etc”.

Sobre el Pepe Mujica y qué significa su figura para la región y los movimientos de izquierda dijo que “es un ejemplo de inspiración para todos nosotros, yo le digo sensei porque siempre aprendo de él, es un referente para la izquierda no solamente latinoamericana, sino para la izquierda mundial”.

Consultado sobre si cree que hay un resurgimiento de los sectores conservadores en la región consideró que “estamos en un momento terrible”, pero depende también con que se lo compare, en ese sentido utilizó el ejemplo de Mujica y dijo que “el pepe con pocos años menos que yo estaba en una cárcel mugrienta en Montevideo, eso ya no existe. Entonces ¿han retrocedido los gobiernos progresistas en la región? ¿Comparado con qué? Comparado con el 2009 cuando de diez países sudamericanos, ocho tenían gobiernos progresistas, claro que hemos retrocedido. Pero si comparamos con los 90, después de la caída del bloque soviético cuando hablaron del fin de la historia y no había más alternativa que el neoliberalismo, cuando había una hegemonía ideológica impresionante estamos muchísimo mejor. Así son los procesos históricos”, indicó Correa.

Medios de comunicación

Sobre el rol de los medios de comunicación y la aparente falta de transparencia de la izquierda que han instalado consideró que “la prensa mercenaria ha sido nuestro principal adversario, no los movimientos de derecha, que al menos en Ecuador, se derrumbaron por sus propios errores. Y ciertos grupos empresariales que son carentes deliberadamente de autocrítica. No puede haber corrupción en el sector público sin corrupción en el sector privado”, sostuvo y consideró que “se busca deslegitimar lo público para deslegitimar al Estado y decir que a nuestros países no los deben gobernar hombres políticos sino gerentes”.

También señaló que desde la prensa se busca mostrar como que la corrupción es patrimonio de la izquierda, y eso es una mentira por ejemplo la empresa Odebrecht operó en 12 países, algunos de izquierda como Ecuador y algunos de derecha como Colombia “pero usted no escucha nada de Colombia, solo ataques como países como Ecuador, porque lo están utilizando de arma política, un libreto que les dio resultado en otros países como Brasil. Recordemos el caso de Dilma, que empezaron vinculandola a casos de corrupción, la desgastaron políticamente, la llevaron a juicio político por otras causas con el apoyo de la gente porque ya estaba desgastada políticamente y la destituyeron, por eso hoy está ausente de todo, porque ya no es presidenta”, y ese es el mismo libreto que se utiliza contra los gobiernos progresistas.

Correa también se refirió a los propietarios de los medios de comunicación y expresó “yo creo muchísimo en la democratización de la propiedad de los medios de comunicación. Ahí hay una contradicción de origen: la información es un derecho, pero que está siendo provisto por un negocio privado con fines de lucro. En el momento en que el fin de lucro se contraponga al derecho de los ciudadanos a ser bien informados ¿qué va a prevalecer? Por definición, si es un negocio, va a prevalecer el fin de lucro, por eso existen estos medios privados”.

Para Correa debe existir una regularización de esos medios, no por parte del Estado, sino de la sociedad para garantizar ese derecho “y eso no lo que no quieren, como son negocios privados creen que es como tener un restaurante, que le pueden adornar el plato, cambiar la ensalada, agregar una zanahoria, reemplazar la carne por tofu para los vegetarianos, y el plato seguirá siendo el plato de comida, pero la información adornada de esa forma deja de ser información y pasa a ser manipulación, y eso no lo entienden, se creen que como son negocios privados pueden hacer lo que se les da la gana con ese derecho que se llama información”.

Donald Trump

Finalmente sobre qué le espera al sur y a la región con señales como las que vienen del norte, concretamente desde Dondald Trump, señaló “cohesionarnos, unirnos más que nunca y seguir adelante.”.

El ex mandatario ecuatoriano aseguró “yo no soy pesimista con respecto a Trump. No porque espere algo de ese tipo. Sino que políticas tan cavernarias, tan elementales, generan una reacción en nuestro continente” dijo y puso el ejemplo de la llegada de George W. Bush, “un intelectual al lado de Trump, Cuando llega esta avalancha de Gobiernos progresistas en la región es durante su mandato [2000-2008], como reacción a tanto primitivismo”.

Ahora “creo que puede darse una reacción similar” dijo, y consideró que Trump “además de que está desarticulando a la propia derecha [estadounidense]”.

En ese sentido recordó que “el discurso de la derecha era monolítico, neoliberalismo en el corazón del neoliberalismo y del libre comercio. Y ahora viene Trump y le dice no al libre comercio, y propone proteccionismo. La derecha no sabe qué hacer. La China comunista es el heraldo de la globalización a nivel planetario y ahora resulta que EEUU, tradicionalmente el país más capitalista, propone el proteccionismo”.

La Red 21