Argentina: marchas y repudios por la represión a trabajadores despedidos de la multinacional PepsiCo

Agrupaciones y gremios marcharon a Plaza de Mayo contra el desalojo en Pepsico

Diversas movilizaciones y protestas confluyeron en distintos puntos de la ciudad y la provincia de Buenos Aires en rechazo al operativo de desalojo que fuerzas de seguridad realizaron en la planta de la empresa Pepsico en Florida.

Una marcha que había sido convocada con anterioridad a los hechos, manifestantes de ATE Capital, los metrodelegados del subte y los sindicatos docentes nucleados en UTE-Ctera se movilizaban con una marcha que se dirigía del Obelisco a Diagonal Norte y Florida, con varios reclamos entre los que incluyeron el repudio a la represión en Pepsico.

Por su parte, los denominados metrodelegados, integrantes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), advirtieron que si en esta marcha se intenta reprimir la manifestación paralizarán “en forma inmediata” las seis líneas del subte y el premetro.

Por otro lado, partidos de izquierda y la agrupación Naranja del sindicato de la Alimentación comenzaron a marchar desde 15 a la Plaza de Mayo, junto a los trabajadores de Pepsico y el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, que se concentrarán en Perú y Avenida de Mayo.

“Reclamamos más que nunca que el Sindicato de la Alimentación aparezca en defensa de los trabajadores. Es necesaria la convocatoria inmediata a un paro nacional de todos los trabajadores de gremio, en rechazo al desalojo y por la reapertura de la planta”, señaló la agrupación en un comunicado.

También el Partido Obrero, el MAS y la Izquierda al Frente por el Socialismo convocaron también a la Plaza de Mayo “en repudio al ajuste y la represión de Mauricio Macri”, a quien responsabilizaron junto a la gobernadora María Eugenia Vidal de “avalar los despidos y responder los reclamos de los trabajadores con represión”.

• CONURBANO

En la ciudad de La Plata, organizaciones sociales y políticas realizaron un corte en la calle 7 y 50, en solidaridad con los despedidos. Portando pancartas con la inscripción “Pepsico, todos adentro” y “libertad a todos los detenidos” y banderas del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), los manifestantes cortaron el tránsito vehicular.

En tanto, los trabajadores tercerizados del Ferrocarril Sarmiento realizaron un corte de vías a la altura de la estación Haedo, en reclamo por la reincorporación de 80 empleados cesanteados que incluyó la solidaridad con los obreros despedidos de Pepsico, mientras que el servicio entre Once y Moreno se reanudó, aunque con demoras.

La interrupción de las vías fue la medida de protesta que utilizaron trabajadores tercerizados de Pertenecer, según afirmó Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Seccional Oeste de la Unión Ferroviaria (UF).

“Hubo un corte de trabajadores de Pertenecer (empresa encargada del desmalezamiento y limpieza de vías) y estuvimos solidarizándonos. Fue una jornada por la reincorporación de 80 despedidos y se planteó también la solidaridad con los trabajadores de Pepsico”, explicó Sobrero.

Tras el levantamiento del corte, que originó que el Sarmiento circulara sólo entre Moreno y Castelar, se restableció el servicio Once-Moreno. En un comunicado, la empresa Trenes Argentinos Operaciones señaló que el corte se produjo a la altura del paso a nivel de la calle Chile, y que se realizó una denuncia ante el Juzgado Federal N° 2, de Morón, a cargo de Costanza Pagani.

Ámbito


Dirigentes de toda la oposición criticaron el accionar policial

Diputados y dirigentes de todo el arco opositor criticaron la represión de la policía bonaerense y apoyaron a los trabajadores de PepsiCo tras el operativo realizado en la planta de Vicente López.

Teresa García, del Frente para la Victoria, criticó también al gerente de la empresa, vinculado al vicejefe de Gabinete de Mauricio Macri, Gustavo Lopetegui, y a la jueza que ordenó la represión, también cercana a Cambiemos en la provincia. Victoria Donda, de Libres del Sur, sostuvo que el cierre de la fábrica genera “más desocupación y pobreza”.

“Esto comenzó anoche con la advertencia de que la gobernadora María Eugenia Vidal a través de la policía bonaerense tenía planeado llevar adelante el operativo que resultó desmesurado para ingresar y sacar a los trabajadores de la fábrica”, dijo la diputada García a Tiempo. “Intenté contactar a la jueza Andrea Mentasty pero nunca contestó , el fiscal Gastón Larramendi, tampoco.”

“Frente al despido de tantos trabajadores, algunos que aceptaron la indemnización y otros que no, habían decidido quedarse en la fábrica en defensa puestos de trabajo. Lo natural es que la gente defienda su puesto de trabajo, la represión provoca mi repudio no como diputada sino como ciudadana”, opinó y denunció: “El gerente de la empresa es Marcelo Bombau, lo que nadie dice es que fue Ceo TyC y director de Milkaut junto a vicejefe de gabinete de Macri, Gustavo Lopetegui y tiene 16 sociedades off shore”, denunció.

“Estamos analizando pedir el juicio político a la jueza que ordenó la represión, cuyo ex esposo es Walter Caruso, diputado provincial de Cambiemos y miembro del Consejo de la Magistratura bonaerense, quien envió el pliego de designación. El nombramiento de la jueza fue express, tardó solo 20 días una vez que se presentó su candidatura ya fue nombrada jueza, cuando la demora usual para analizar los pliegos y realizar las entrevistas a los postulantes es de seis meses. La causa de PepsiCo es su primera causa. La relación entre Cambiemos, la connivencia con la empresa y la jueza es muy fuerte”, desarrolló.

“Acá hay una gran ausencia de la CGT. Rodolfo Daer, titular del sindicato de alimentación, es una vergüenza. No es posible que no estén presentes los representantes de los trabajadores no sólo ahora con la represión sino en ningún momento del conflicto que viene de larga data”, criticó la diputada.

Por su parte, el presidente del Bloque Justicialista, el diputado Oscar Romero, también criticó la represión. “Como titular del bloque y dirigente sindical creo que las cuestiones de los trabajadores ante la falta de trabajo, la pérdida del empleo no se resuelve con palos, balas de goma ni represión sino tratando de dialogar. Y en este caso, ni siquiera en última instancia se debe reprimir. Estamos hablando de familias que han perdido su trabajo. El gobierno cada vez profundiza cada vez más el ajuste que afecta a los sectores más desprotegidos de la sociedad”, opinó en diálogo con Tiempo. “La multinacional PepsiCo vaciar la empresa habla de transferencia de fábrica a Mar del Plata y se dedicar a importar. El Estado debe replantear cual va a ser la política productiva en Argentina y el rol de la política porque esto cierra con los trabajadores adentro y no con los trabajadores reprimidos por la fuerzas del Estado. No puedo entender cómo un gobierno democrático actúe de esta manera”, sostuvo Romero.

Desde el lugar, varios dirigente del FIT cargaron contra la gobernadora María Eugenia Vidal como responsable política del operativo represivo. “Macri y Vidal son represores. Estas obreras no van a tener para comer, para mandar a sus hijos a la escuela. No queremos ni una trabajadora menos. No escuchan, quieren dar este mensaje”, sostuvo la candidata a diputada porteña por el FIT, Myriam Bregman. En el lugar estuvieron también el diputado Nicolás del Caño y Patricio del Corro, entre otros.

En tanto, la diputada Victoria Donda señaló en diálogo con Tiempo que “lo que los trabajadores quieren trabajar pero a este gobierno no le importa, sólo le importa proteger a los empresarios, sus propiedades, y su lucro aún a costa del trabajo, del esfuerzo y del dolor de las familias argentinas”.

“No hay trabajo en el país. Esto es el resultado de un plan económico que vino profundizar una situación ya complicada. No es la primea vez que hay cierres de fábricas. Desde hace cuatro años a esta parte se profundizó la pobreza y va a continuar en forma sostenida ya que con estas cosas la desocupación va a seguir, lo que va a acelerar el crecimiento de la pobreza. Uno de cada dos chicos que nacen son pobres”, sostuvo la diputada.

“Es terrible que alguien que tiene responder para solucionar el conflicto forma parte de los que desalojaron. La forma en que reprimieron y entraron en la fábrica roza lo delictivo”, se indignó.

Por su parte, Leonardo Grosso, de Peronismo para la Victoria, estuvo en el momento de la represión en la planta de Vicente López.

“Estamos acá apoyando a los laburantes despedidos y somos testigos de la brutal represión comandada por la gobernadora Vidal y el presidente Macri”, afirmó. Y agregó: “la política económica de ajuste la quieren implementar a fuerza de palos y balas de goma, sin importarles que haya mujeres”.

El diputado Sergio Massa también se pronunció. “PepsiCo no tenía problemas económicos, el cierre de la planta es un reordenamiento de su estructura para bajar costos y relocalizar a la empresa. El Gobierno se pone siempre del lado de la rentabilidad de las empresas y se desentiende de los problemas de los trabajadores”.

En ese sentido, agregó: “Cada vez son más las empresas que cierran sus puertas por la caída de la actividad, del consumo y la falta de capacidad del Gobierno para crear trabajo. Desde que asumió Macri, hubo 264.143 despidos y suspensiones, la mayoría en la industria. En lo que va del año se registraron 22.369 despidos y suspensiones”.

Tiempo Argentino


La CGT anunció una marcha de rechazo

Con rostro adusto, el triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, anunció ayer la realización de una movilización en reclamo de las consecuencias del modelo económico y la represión a los trabajadores despedidos de la fábrica PepsiCo. La marcha se realizará dentro 40 días, el 22 de agosto, pero antes realizarán un plenario nacional ampliado, previsto para el 28 de julio, donde se aprobará “un documento crítico” que será presentado en la Casa Rosada. El anuncio lo realizó flanqueado por sus compañeros de conducción, Héctor Daer y Carlos Acuña y luego de una compleja y larga reunión del Consejo Directivo.

Schmid consideró “un acto de provocación” la represión a los desempleados de PepsiCo y aseguraron que “deberían haberse agotado otros métodos antes de recurrir a una violencia inusitada” que, para el dirigente de Dragado y Balizamiento, comenzó con el desalojo de los docentes en la plaza del Congreso cuando quisieron levantar la escuela itinerante.

“Naturalmente le hemos transmitido nuestra preocupación a las esferas gubernamentales porque creemos que se podrían haber utilizado otros métodos para evitar esta imagen triste, lamentable, cercana a la tragedia, de Argentina”, dijo Schmid para luego reconocer que fue solo el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el que los atendió. Por último, advirtió sobre la posibilidad de “una escalada de esta naturaleza” y en ese sentido aseguró que la central obrera “hace responsable al Ejecutivo ante la posibilidad de que ocurra una tragedia en el país” para luego poner “a consideración de todas las fuerzas que hoy están intentando ocupar cargos públicos por las elecciones se tienen que expresar y decir que por esta vía no vamos a resolver ningún problema”.

La fecha elegida para la movilización está convenientemente alejada de las elecciones primarias y ese fue uno de los ítems que preocupaba a un sector de la conducción porque consideraban que podría beneficiar a algunos de los precandidatos. Durante la conferencia de prensa posterior a la reunión esa preocupación la expresó Daer cuando dijo que la CGT “no quiere ser utilizada en el proceso electoral” porque a su entender el rumbo político y económico del país “se define con el voto”.

En más de una oportunidad los triunviros sostuvieron que el gobierno está en “una ofensiva” que se traduce en políticas económicas perjudiciales para el sector trabajador. En esa línea, PáginaI12 quiso saber cuándo la central obrera pasará a la ofensiva. Schmid, un tanto molesto, respondió que la CGT es una confederación que representa a cientos de sindicatos y miles de trabajadores por lo que la unificación de posiciones es trabajosa y sorprendió al agregar que “el impacto que tiene hoy la desocupación está mayoritariamente en la franja industrial y no tiene el mismo impacto en otros lugares de la economía y por eso hay que aunar criterios”. Luego indicó que “cuándo nos preguntan qué vamos a hacer, eso excede el marco sindical porque la pregunta encierra interrogantes políticos y lo político lo vamos a resolver en las urnas. Lo que nosotros tenemos que hacer es un golpeteo táctico y estratégico que permita influenciar en el resultado electoral y expresar el malestar de los trabajadores”.

La conferencia donde se anunció la futura movilización fue la punta del iceberg. La reunión fue un tanto compleja. Durante la mañana, algunos importantes dirigentes del Consejo Directivo dejaron trascender su preferencia por la realización de un paro en detrimento de una movilización por el temor fundado de la posible infiltración que se traduzca en violencia. Un escenario, aseguraron, que beneficiaría al gobierno que busca polarizar. Pero luego, durante el debate, al parecer cambiaron de opinión.

Durante la reunión uno de los primeros de expresar sin tapujos la necesidad de un paro fue Omar Plaini. El canillita, que tiene a su gremio intervenido judicialmente, postuló la necesidad de llamar a un paro a partir del mediodía con movilización. El metalúrgico Francisco “Barba” Gutiérrez se sumó a la propuesta de Plaini aunque prefirió que sea un paro de 24 horas porque “las condiciones han cambiado”. Se refería a la represión de la mañana de ayer en PepsiCo y por eso se inclinó por el paro aunque aclaró que debía hacerse, como muy tarde, la semana que viene. También pidió la realización de una reunión del Comité Central Confederal y de secretarios generales para elaborar un nuevo plan de lucha porque el que había desembocado con el paro de abril ya había sido superado. Le respondieron con un largo silencio.

Luego, el cervecero Carlos Frigerio se limitó a mocionar la elaboración del “documento crítico”. Andrés Rodríguez de UPCN consideró necesaria la convocatoria a un Confederal pero propuso que “se realice un acto en algún estadio”. El judicial Julio Piumato, que integra el sector moyanista de la CGT y que promovía una movilización, dijo que lo mejor era “hacer una movilización en la calle”. Así, entre discursos se fue armando la agenda que para algunos de los participantes ya estaba escrita desde antes. A modo de prueba señalaron el resumen que hizo el triunvirato hacia el final del encuentro y donde se le puso fecha a la reunión del 28 de julio y la marcha de agosto.

Página 12


Represión en Pepsico: con balas de goma, desalojaron la planta y detuvieron a trabajadores

Cientos de efectivos de Infantería y de Seguridad de la policía bonaerense desalojaron la fábrica PepsiCo, en la localidad bonaerense de Florida, en un violento operativo, que incluyó balas de goma, gases lacrimógenos, gas pimienta y palazos de los agentes contra los trabajadores que mantenían tomada la empresa. Incluso sufrieron los golpes periodistas, camarógrafos y dirigentes de izquierda que se acercaron en solidaridad con los despedidos.

Como consecuencia de la represión, de los siete trabajadores que fueron detenidos aún tres permanecen en la comisaría, según confirmó este mediodía el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

Además, el ministro precisó que hubo 15 heridos, 10 de Infantería y 5 de Seguridad, de los cuales una mujer policía fue la más perjudicada al sufrir una fractura expuesta de tobillo, aseguró Ritondo.

“Tiraron balas de goma, gas pimienta y gases lacrimógenos contra trabajadores que sólo querían mantener su fuente de sustento”, alertaba en medio del descontrol Néstor Pitrola, dirigente del Partido Obrero.

La Infantería de la Policía de la provincia de Buenos Aires llevó adelante el operativo ordenado por la jueza de Garantías N°3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty, para devolver las instalaciones a la firma de capitales estadounidenses.

Cronología de una jornada violenta

Anoche, alrededor de 15 móviles de Infantería se agruparon en la intersección de las Avenidas Constituyentes y General Paz y pasadas las 3 de la madrugada se dirigieron hacia la fábrica alimenticia en conflicto. Los trabajadores, en tanto, eran respaldados por dirigentes gremiales y políticos, así como integrante de organismos de derechos humanos.

En la planta se habían armado barricadas con neumáticos y contenedores de basura con la intención de resistir el avance de las fuerzas de seguridad. En torno a la fábrica, el tránsito permanecía cortado, en tanto que los efectivos de seguridad aguardaban una orden judicial para comenzar con el desalojo en caso de que no prosperasen las negociaciones con los delegados.

Fue entonces cuando esta mañana, cerca de las 8, llegó la orden judicial e Infantería despejó por medio de la represión con un grupo de choque y gas pimienta las veredas aledañas a la fábrica y luego ingresó a la planta para sacar de allí a los trabajadores.

Pero no fue fácil. Unos 50 empleados permanecieron durante gran parte de la mañana en los techos de la planta para resistir el desalojo.

Los operarios decidieron ocupar las instalaciones de la empresa el 26 de junio pasado, seis días después de que la firma cerrara de forma imprevista y comunicara la situación pegando un cartel en el portón principal. Ese día, el 20 de junio, comenzó el conflicto.

Los trabajadores que debían ingresar a la planta se encontraron con un cartel en la puerta que anunciaba el cierre. PepsiCo, por su parte, argumentó que tomó la decisión “debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos”.

Además, la empresa afirmó que mudará la producción de snacks a Mar del Plata y del total de trabajadores de la planta, 691 personas, reubicará a 155 e indemnizará al resto.

El Destape


Nota de 2012 en la que PepsiCo anuncia inversiones y creación de puestos de trabajo en Argentina

PepsiCo Argentina recognized by Argentine Ministry of Industry for Mar del Plata factory

Earlier this month Argentine Vice President Amado Boudou joined Minister of Industry Débora Giorgi and Buenos Aires Governor Daniel Scioli at an event to announce the upcoming 1st Expo Industry Mar del Plata 2012. The industry trade show will take place in Argentina in September. As part of the organizers’ goal to emphasize industry growth in the city of Mar del Plata, a teleconference was held during which PepsiCo Argentina detailed growth of its local factory and the new jobs that have been created thanks to its ongoing expansion plan.

“Over the past three years, we have invested 50 million dollars in our factory at the Mar del Plata Industrial Park and added 400 new jobs to the existing 300 posts,” said Pablo Montivero Araya, general manager – PepsiCo Foods Southern Cone. “We are going to continue investing in state-of-the-art technology, just like we did last October when we opened a Quaker cookie production facility unlike any other in South America.”

The Mar del Plata factory is the first in South America to produce food products in several categories, including salty and sweet snacks for the Lay’s, Pehuamar, Cheetos, PEP, PopKorn, Twistos and Quaker cookie brands. More than 700 PepsiCo associates are employed at the facility.

The teleconference event received significant local and national media coverage.

PepsiCo


Enlace directo al último informe anual de PepsiCo (2016)