Colombia: el ELN busca el cese del fuego durante tres meses en las negociaciones por la paz

Eln buscará cese al fuego temporal de tres meses

Tras el inicio del tercer ciclo de negociaciones entre el Eln y el Gobierno colombiano este lunes, en Ecuador, Bernardo Téllez, uno de los integrantes de la delegación de la guerrilla, aseguró que buscarán un cese del fuego temporal con el Gobierno.

Ambas partes han manifestado que ese es uno de los objetivos centrales de la ronda de conversaciones que se extenderá hasta el mes de septiembre, en vísperas de la visita del papa Francisco a Colombia.

Téllez aseguró, en declaraciones a varios medios y agencias de noticias, que “la idea es que este cese temporal arranque con un tiempo más o menos de tres meses y que se realicen dentro del marco este cese bilateral del fuego unas acciones que alivien de manera humanitaria principalmente a la población civil que ambas partes en el conflicto afectamos”.

El jefe negociador del Gobierno, Juan Camilo Restrepo, reaccionó diciendo que aun no se han hablado aspectos técnicos de un eventual cese del fuego “y mucho menos de plazos del mismo”. Y agregó: “Si no hay cese de hostilidades contra la sociedad civil claro y verificable por parte del Eln, no habrá cese al fuego”.

Según el vocero del Eln, se trataría de un ‘piloto’ de cese del fuego bilateral y con carácter temporal, pero no sería el cese que marcaría el fin definitivo del conflicto. Sin embargo, Téllez deja abierta la posibilidad de que sea prorrogable y señala que esta medida, de acordarse, podría ayudar a construir confianza entre las partes.

“Apenas vamos a empezar a concretar las condiciones del cese. Nuestra idea es que ese cese bilateral del fuego empiece días antes o en lo posible semanas antes de la llegada del Papa”, agregó.

Para el analista Víctor de Currea, el proceso “va muy sólido”, pues hay un compromiso de ambas partes. “Tanto el gobierno como el Eln están convencidos (de) que lo mejor que pueden hacer es declarar una tregua bilateral con la ocasión (de la visita) del Papa y en eso se van a centrar los esfuerzos”, dijo.

El pasado domingo, antes de la instalación del tercer ciclo de negociación, el Eln emitió un comunicado en que manifestaba su intención de avanzar hacia un cese de hostilidades, al que se refirieron como “la posibilidad y responsabilidad de dar un paso histórico”.

Juan Camilo Restrepo ha sido insistente al decir que este depende de que el Eln abandone prácticas como el secuestro: “Solo si el Eln desmonta hostilidades contra sociedad civil podrá haber cese al fuego”, aseguró en su cuenta de Twitter.

El Tiempo


Por tres meses ELN silenciará las armas

Este martes, uno de los integrantes del grupo negociador del ELN en la mesa de diálogos de Quito, que esa guerrilla espera que el cese al fuego inicial se de en el marco de las negociaciones, tenga una duración aproximada de tres meses.

“La idea es que este cese temporal arranque con un tiempo más o menos de tres meses y que en el marco de dicho cese se realicen unas acciones que alivien de manera humanitaria principalmente a la población civil que ambas partes en el conflicto afectamos”, aseguró Bernardo Téllez, jefe intermediario.

Además, explicó que los tiempos se deben a que no se trataría del cese final, sino de un primer paso: “Este es un cese bilateral al fuego de inicio, que no es el cese del fin del conflicto, por lo tanto, su carácter es temporal con la posibilidad de que pueda ser prorrogable. Eso es una parte importante en la que se puede empezar a generar confianza en el país y generar confianza de las partes en estos diálogos”.

Nuevo ciclo de negociaciones

Por su parte el gobierno, a través del jefe de la delegación, Juan Camilo Restrepo, ha dejado claro en varias ocasiones que para que se decrete un cese al fuego es necesario que la guerrilla renuncie al secuestro y termine los ataques a la infraestructura eléctrica y petrolera.

La declaración se da un día después del inicio de un nuevo ciclo de conversaciones entre Gobierno y Eln en Quito que será determinante para delinear el rumbo de los diálogos. La nueva ronda se extenderá hasta los primeros días de septiembre, cuando el papa Francisco arribará a Colombia y momento para el cual las partes se han propuesto entregarle un acuerdo de cese bilateral del fuego y de las hostilidades.

Redacción: EL FRENTE

 

El Frente


El gobierno y el Eln van por el cese bilateral del fuego

A las afueras de Quito, donde se ubica la mesa de diálogo entre el gobierno y el Eln, se inició un nuevo ciclo de negociaciones. Apenas el tercero, pero que será definitivo para marcar el rumbo del proceso de paz con la segunda guerrilla de Colombia. La nueva ronda se extenderá hasta los primeros días de septiembre, cuando el papa Francisco arribará a Colombia y momento para el cual las partes se han propuesto entregarle un acuerdo de cese bilateral del fuego y de las hostilidades.

Así que los siguientes 45 días de trabajo en Ecuador serán dedicados a alcanzar este propósito. Y lo ha dicho con toda claridad el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, quien ha insistido en que la única manera de que el Ejecutivo acepte esta propuesta es que los “elenos” se comprometan públicamente a abandonar el secuestro, los ataques a la infraestructura eléctrica y petrolera y el uso de minas antipersonas.

En este pulso, el Eln ha pedido al gobierno acabar con la criminalización de la protesta, dejando en libertad a los líderes sociales detenidos por participar de manifestaciones y marchas, así como también ha solicitado que no haya más asesinatos. En estas posiciones se han mantenido los dos únicos ciclos que se han adelantado desde que se inició formalmente la mesa de diálogos. Incluso, esta sería la segunda ronda de funcionamiento de la subcomisión para sellar un acuerdo humanitario de desescalamiento del conflicto.

Los avances en esta materia está circunscritos a que las partes logren acordar la ruta metodológica que haga efectiva la participación de la sociedad en la mesa de negociaciones, tal y como quedó establecido en la agenda de negociación. Por eso, cientos de organizaciones se propusieron este domingo una “tuiteratón” que buscaba dar su voz de esperanza y apoyo a la mesa de diálogos de Quito, y así impulsar el proceso de paz con esta guerrilla.

En este mismo sentido, las comunidades del Bajo Atrato enviaron una carta al gobierno y al Eln en la que le recordaban el compromiso de dar participación a las comunidades más afectadas por el conflicto. “Queremos una presencia efectiva del Estado en todo el territorio chocoano y de manera particular en nuestro territorio del Bajo Atrato Darién. Hemos sufrido mucho, hemos llorado mucho tanto atropello y tanta barbarie. Anhelamos una vida en paz, con oportunidades y respeto por nuestro territorio”, señala la misiva.

“Llamamos al gobierno y al Eln a que den muestras de su compromiso con la paz con acciones concretas que se reflejen en nuestro territorio. Para participar requerimos garantías de seguridad, el gobierno debe controlar los grupos ilegales y el Eln debe comprometerse en no continuar el minado, el reclutamiento de nuestros jóvenes, y a respetar a las organizaciones comunitarias. En nuestro territorio hay cultivos de uso ilícito, compartimos la sustitución concertada con las comunidades. Llamamos al gobierno y al Eln a tener en cuenta la experiencia de los anteriores procesos de paz”, concluyen las comunidades chocoanas.

Colombia 2020