Colombia: el gobierno y la guerrilla del ELN anuncian que buscan acuerdo antes de la visita del Papa

ELN y Gobierno colombiano anuncian trabajos para alcanzar cese al fuego bilateral

Las delegaciones de paz del ELN y el Gobierno de Colombia buscan alcanzar un acuerdo para el cese al fuego antes de la llegada del papa al país en septiembre.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno de Colombia anunciaron que iniciarán las negociaciones para alcanzar un cese al fuego bilateral antes de la llegada del papa Francisco a la nación suramericano en septiembre.

Las delegaciones de paz reunidas en Ecuador culminaron el segundo ciclo de las negociaciones, pero aseguraron continuarán trabajando de forma parcial unas comisiones para tratar temas humanitarios.

Asimismo, detallaron que la próxima ronda de negociaciones iniciará el 24 de julio.

“En la mesa se está cesando: la 1° parte (que) es el Cese de acciones ofensivas entre combatientes y 2° las acciones de alivio humanitario”, explicó el jefe negociador del ELN, Juan Pablo Beltrán.

Juan Camilo Restrepo, representante del Gobierno de Juan Manuel Santos, destacó la importancia de la culminación del proceso de dejación de armas del otro grupo insurgente, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), que alcanzó el 100 por ciento y es la “muestra de como es el gran proceso (de paz) que está dando sus resultados”.

El funcionario colombiano dijo que el objetivos es “enrumbarnos fructuosamente hacia lo que han llamado la paz completa”.

Telesur


ELN y Gobierno buscarán cese al fuego antes de visita del papa Francisco

Al cerrar el segundo ciclo de conversaciones en Quito, guerrilla dijo estar dispuesta a abandonar prácticas como el secuestro para facilitar el proceso de paz.

“Comenzamos ya la discusión de un cese al fuego, que además de detener las operaciones ofensivas entre las partes lleve una ayuda humanitaria hacia la población”, dijo el jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán, al concluir el segundo ciclo de conversaciones con miras a poner fin a medio siglo de conflicto armado en Colombia.

Desde el inicio de las pláticas públicas en febrero, el ELN ha planteado detener las hostilidades, pero el presidente colombiano Juan Manuel Santos lo condiciona a que el grupo insurgente abandone los secuestros, atentados a infraestructuras energéticas y petroleras, extorsiones, entre otras acciones.

Una mesa especializada “prestará especial atención a estudiar si las condiciones están dadas para avanzar hacia un cese al fuego bilateral acompañado de un cese de hostilidades”, dijo la delegación del gobierno colombiano en un comunicado.

El objetivo es “crear confianza entre las partes”, agregó.

El líder rebelde y el jefe negociador del gobierno colombiano, Juan Camilo Restrepo, se reunieron el viernes con la canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, con ocasión del término de la segunda fase de diálogos.

Tras la reunión, Beltrán indicó que “dada la importancia de las tareas” para el cese al fuego, desde el 10 de julio trabajarán varias comisiones.

Como parte de ese acuerdo, el ELN planteará acciones para frenar “la matanza de líderes sociales” en los territorios donde ya no operan las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la principal y más antigua guerrilla del continente y cuyo histórico desarme concluyó el martes.

La ONU sostiene que 127 activistas fueron asesinados en Colombia durante 2016, la mayoría en territorios donde las FARC habían tenido presencia histórica, y responsabiliza de los crímenes a disidentes de esa guerrilla, posparamilitares, criminales comunes e incluso al ELN.

“Esperamos que en los días venideros este proceso vaya tomando dinamismo y podamos enrumbarnos” hacia un pacto con el ELN “en términos honorables, dignos y democráticos”, dijo Restrepo.

Santos, Premio Nobel de la Paz 2016, busca la “paz completa” en su país tras sellar en noviembre un histórico pacto con las FARC.

Colombia vive un conflicto armado de más de medio siglo que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.

Los diálogos se retomarán el 24 de julio.

Noticias Caracol