El Mercosur insta a reestablecer el orden institucional en Venezuela y Evo Morales se abstiene de firmar el documento

La violencia en Venezuela, el foco del documento final de la Cumbre del Mercosur

Los países del Mercosur y los Estados Asociados de Chile, Colombia y Guyana, junto con México, abogaron hoy por un”urgente llamado al cese de toda violencia y a la liberación de todos los detenidos por razones políticas” en Venezuela e instaron “al restablecimiento del orden institucional” y “la separación de poderes”, según el documento final de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, que se celebra en la provincia de Mendoza.

También exhortaron al Gobierno de Nicolás Maduro y a la oposición, a “no llevar a cabo ninguna iniciativa que pueda dividir aún más a la sociedad venezolana o agravar conflictos institucionales”.

El documento dice que los Estados firmantes “hacen un urgente llamado al cese de toda violencia y a la liberación de todos los detenidos por razones políticas, instando al restablecimiento del orden institucional, la vigencia del Estado de derecho y la separación de poderes, en el marco del pleno respeto de las garantías constitucionales y los derechos humanos”.

La declaración también señala que los integrantes de ese cuerpo “instan al Gobierno y a las fuerzas opositoras de la hermana República Bolivariana de Venezuela al diálogo, que permita una concertación política creíble”.

Y finalmente “reiteran su plena disposición a acompañar ese proceso de diálogo entre venezolanos de la manera en que sus actores estimen más conveniente”.

Entre los firmantes no estuvo el presidente de Bolivia, Evo Morales, país asociado del Mercosur en proceso de adhesión, que en la cumbre tuvo una posición muy divergente al resto de los asistentes, y pidió “defender al Gobierno de Nicolás Maduro”, al considerar que éste “fue electo por el voto popular”, según la información emanada de fuentes que asistieron a la cumbre y que publicó esta agencia.

DOCUMENTO

Los Andes


Mercosur no puede convertirse en cómplice de una intervención a Venezuela (Morales)

El presidente boliviano, Evo Morales, advirtió el viernes que la Cumbre del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) que celebra en la ciudad argentina de Mendoza, no puede convertirse en cómplice de una intervención a Venezuela, durante un discurso en el que urgió a la subregión a respetar el mandato de los presidentes elegidos democráticamente, independientemente de su posición ideológica.

“Nuestra obligación como región es cómo evitar cualquier intromisión extranjera, una intervención”, remarcó en su discurso y acusó a Estados Unidos de conspirar contra el gobierno de Nicolás Maduro, por intereses de carácter económico.

“Para nadie es oculto o un secreto que detrás de los problemas políticos de Venezuela está Estados Unidos; detrás de este golpe a Maduro están los intereses de carácter económico, están buscando el petróleo venezolano”, denunció.

El mandatario boliviano dijo que el MERCOSUR no puede actuar como la Organización de Estados Americanos (OEA) que, por motivos ideológicos, excluyó a Cuba de su seno hace más de medio siglo.

A su juicio, todos los presidentes tienen problemas en sus países por las demandas de sus movimientos sociales o por la necesidad de cambios estructurales, pero aseguró que deben ser los países, sin injerencia de ninguna naturaleza, los que resuelvan sus propios problemas.

Consideró que ante cualquier situación “es una obligación defender a los presidentes electos democráticamente”.

Recordó, a manera de paradigma, que Bolivia recibió un espaldarazo de la Unión de Países Sudamericanos (Unasur), en 2008, cuando se gestaba un quiebre institucional apoyado también por Estados Unidos.

En una reunión que se realizó en Chile, ese bloque rechazó cualquier intento de golpe civil o ruptura del orden institucional que comprometa la integridad del territorio boliviano.

El Presidente indígena dijo que se debe buscar el diálogo en Venezuela y recordó que Naciones Unidas y el papa Francisco, entre otros, convocaron al diálogo para resolver el conflicto de Venezuela.

“Hay caminos para resolver, pero no podemos ser cómplices de la intervención externa de Estados Unidos”, insistió y recordó que la historia de Latinoamérica está plagada de ejemplos de injerencia y de intervención de Estados Unidos que promueve toda clase de golpes contra los presidentes “antiimperialistas”.

En la Cumbre participan los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Michel Temer; de Uruguay, Tabaré Vázquez; y de Paraguay, Horacio Cartes.

También la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en calidad de Estado asociado; y el presidente boliviano como Estado en proceso de adhesión a ese bloque.

La Cumbre de Mendoza abrió en medio de tensiones después que la organización ordenó el retiro de la bandera de Venezuela de la plaza de pendones. Bolivia y Uruguay abogaron por el retiro de la medida.

Además, representantes de Perú, Ecuador, Colombia, Guyana y Surinam, también Estados asociados, y México, que acude como invitado especial.

ABI


El canciller Jorge Faurie aseguró que “en Venezuela no hay democracia” y que se evalúa su expulsión del Mercosur

Horas antes del comienzo formal de la Cumbre del Mercosur, el canciller argentino, Jorge Faurie, explicitó la estrategia que asumirá el bloque regional frente al gobierno de Nicolás Maduro y su reticencia absoluta a abrir un canal de diálogo que permita encontrar una salida institucional a la crisis política y económica de Venezuela. Faurie aseguró que “en Venezuela no hay democracia”, no descartó que ese país sea expulsado del Mercosur y adelantó que la fecha clave es el próximo 30 de julio. Ese día, Maduro tiene previsto la convocatoria a una Asamblea Constituyente destinada a preservar su poder y a poner al borde de la proscripción política a la oposición venezolana.

El canciller argentino recibió a Infobae y a otros medios que siguen la Cumbre del Mercosur en Mendoza. Faurie se mostró distendido y muy firme en sus opiniones. Aseguró que la posición de Argentina es apoyada por los otros miembros fundadores del Mercosur (Brasil, Paraguay y Uruguay), y adelantó la posibilidad de una convocatoria de emergencia del bloque regional si finalmente Maduro rechaza el canal de diálogo para encontrar una salida consensuada a la crisis de Venezuela.

A continuación, el diálogo que el canciller mantuvo con Infobae y otros medios nacionales:

“En realidad, la solución de Venezuela va a venir de los propios venezolanos que se involucran, y uno de los que se tiene que involucrar, decididamente, es el gobierno venezolano. Y esto es lo que no se logra, y no hay forma de hacerlo simplemente con declaraciones”, comentó Faurie

-¿El 30 de julio, día de la convocatoria a la Asamblea Constituyente, es una fecha clave?

-Y es un mal precedente, un pésimo precedente. Si el 30 de julio, ellos (el gobierno de Maduro) no han alterado esta convocatoria y la mantienen, generan una grieta entre ellos y el sector que no está de acuerdo con ellos, que es muy difícil de subsanar.

-¿Se puede aplicar una suspensión definitiva de Venezuela en el Mercosur?

-La suspensión fijada por el Protocolo de Ushuaia alguno lo podrá leer como una expulsión…Lo que tenemos que ver es que en Venezuela no hay una democracia, y lo vamos a ratificar si no encontramos una capacidad de diálogo con Venezuela.

-Supongamos que Venezuela no acepta abrir un canal de diálogo, ¿puede aplicarse la sucesión de penalidades que fija el Protocolo de Ushuaia?

-El Protocolo de Ushuaia es la suspensión. No hay sanciones económicas en un proceso de integración. El mecanismo dice la suspensión de los órganos, que es no estar adentro de los órganos.

-Entonces, si Maduro no responde, o rechaza este canal de diálogo, ¿en la próxima reunión del Mercosur suspenden a Venezuela…?

-Y no. Lo vamos a tener que hacer antes…Porque la próxima reunión formal del Mercosur viene en diciembre.

-¿Sería en este caso una suspensión permanente?

-Sí. Sería una suspensión permanente. Es decirle a Venezuela: vos no estás preparado para estar en el Mercosur, porque no sos democrático.

-¿Es una expulsión de hecho?

-Está bien.

-¿Argentina endureció su posición?

-No. El paso del tiempo hizo agravar la situación. Al primero de abril, la situación de Venezuela era dramática: faltaban los alimentos, gran parte de los medicamentos, y no se cuanta gente ya había fallecido. Hoy ya estamos en casi cien muertos…Hemos hecho todo el esfuerzo de diálogo, que no contestan.

-¿Maduro calificó esta Cumbre de ilegal?

-Maduro dice que somos ilegales reunidos en el Mercosur. Hace 25 años que el Mercosur se reúne, trabaja y hace este mismo ejercicio. No requerimos de la legalidad bendecida por Maduro para hacer esto.

En términos diplomáticos, Faurie convocó a Venezuela al diálogo. Para Maduro es un ultimátum. Por ahora, final abierto.

Infobae


Tabaré Vázquez dijo que no está de acuerdo con sancionar a Venezuela

En el marco de la Cumbre del Mercosur, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez fue el primer mandatario en pisar suelo mendocino. Pasadas las 16, llegó a la IV Brigada Área, donde fue recibido por el gobernador Alfredo Cornejo y otras autoridades provinciales.

El uruguayo habló brevemente con la prensa y dijo que la posición de su país no es sancionar a Venezuela en referencia a una disposición que podría implicar la exclusión de ese país de su participación en los órganos del bloque regional.

“Tenemos una posición muy clara. La política de Estado de nuestro país es el respeto al derecho internacional, el respeto a la no intervención de países terceros en cuestiones de cada país y el respeto a la autodeterminación”, señaló el mandatario uruguayo.

En este sentido, Tabaré Vázquez indicó que rechazan todo acto de violencia que se manifieste en Venezuela pero que creen en una solución pacífica a través del diálogo.

“Nos duele enormemente la muerte de tantos compatriotas latinoamericanos. Uruguay tiende su mano para ver si encontramos un camino a través del diálogo respetuoso y participativo que tiende a la búsqueda de soluciones a través de métodos pacíficos puedan traer mejores tiempos para la república pero sobre todo para el querido pueblo venezolano”, manifestó el presidente.

Además, el mandatario adelantó que, en caso que se les solicite, Uruguay trabajará para que las distintas partes en pugna “se puedan encontrar pero siempre en el camino de la profundización de la democracia”.

La agenda oficial del uruguayo comienza en la Facultad de Derecho, donde la Universidad Nacional de Cuyo dará el título Doctor Honoris Causa.

El galardón le será conferido a Vázquez en reconocimiento a su trayectoria política y compromiso con los valores democráticos y los derechos humanos.

El Sol


Declaración final de la Cumbre de los Pueblos en Mendoza