Emilio Izquierdo, embajador de Ecuador en la Unasur: “La integración regional crece conforme la voluntad política de los pueblos”

Como parte de la construcción de la Agenda de la Política Exterior 2017-2021, en la Cancillería se realizó el tercer taller denominado ‘Mesa de Integración Regional’.

Uno de los participantes fue el embajador Emilio Izquierdo, coordinador de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien resaltó a EL TELÉGRAFO que las negociaciones de paz entre el Gobierno Colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) son un sinónimo de integración regional.

¿El proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN en Quito es un augurio de integración regional?

Desde luego, es parte del espíritu de integración y de unión el apoyar los procesos de paz que permitan que la región se consolide. No hay que olvidarse que la Unasur estableció a América del Sur como una zona de paz. En este precepto hay que seguir trabajando. Ese ejemplo (proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y ELN) es válido para determinar que en América del Sur tenemos un espíritu de solidaridad, de unión y, sobre todo, de apuntar a tener una zona de paz, tranquilidad, progreso y bienestar para la gente.

Ecuador recibe a muchos extranjeros. Para garantizar los derechos, ¿qué se está haciendo?

El país ha establecido reglas claras y políticas públicas de respaldo y apoyo al tema migratorio. Es un país que tiene una actitud de solidaridad con países vecinos, para ayudar a que las personas que tienen este tipo de dificultad puedan ser acogidas.

En la Unasur, ¿qué se está haciendo en el tema migratorio?

Dentro de la Unasur hay una instancia sobre temas migratorios, que está en construcción. Se está construyendo una política común por medio de un grupo de trabajo.

¿Cuándo se concretaría?

Los plazos son difíciles y estos no existen en los procesos de integración. La integración crece conforme a la voluntad política expresa en la toma de decisiones.

¿Qué temas fueron abordados en el tercer taller?

Se afrontó un ejercicio de diálogo sobre los organismos internacionales. Tuve la responsabilidad de hacer una presentación de Unasur y allí analizamos el proceso de integración, las debilidades y sus fortalezas.

¿Cuáles son los ejes que busca la agenda de política exterior?

El objetivo principal es que los procesos de integración sean analizados de tal manera por las personas que participan de este ejercicio de diálogo. En la Unasur se busca una integración cultural, política, económica, social, energética (…). En definitiva, la integración sudamericana apunta a la integración de pueblos, de sociedades, de ciudadanos.

Pero antes de eso, ¿no es necesario fortalecer la Unasur?

Los organismos internacionales siempre tienen un proceso de evolución y desarrollo. No siempre los procesos son fáciles. Ciertamente esas coyunturas menos cómodas hacen que los organismos crezcan y se robustezcan en tiempo de crisis. Las crisis de ahora son preocupantes y justamente para afrontar eso se crean los organismos internacionales. Esta es una coyuntura especial y es parte de un proceso en el que estamos decididos a seguir adelante a través de elementos que nos ayuden a buscar la integración de manera más sólida.

¿Pero eso se puede desvirtuar por el fortalecimiento de la derecha?

Son elementos externos que no necesariamente deben afectar al proceso de integración porque este es un compromiso asumido por los estados, reiterado conforme ha ido avanzando en la creación de nuevas instancias y consejos. Siempre ha existido voluntad de los gobiernos para que esta integración sea una realidad.

Al respecto, ¿se va a establecer una postura frente a las políticas de EE.UU. con la región?

Sería una materia para desarrollar en los próximos meses. En la agenda de la Unasur actualmente estamos enfocados en fortalecer lo que hemos conquistado hasta el momento, en temas de defensa, desarrollo social, salud, energéticos, infraestructura, conexión, cultura, ciencias y tecnología, en fin.

¿Qué proyecto importante lleva adelante ahora mismo la Unasur?

El proyecto de la Ciudadanía Sudamericana, para que los ciudadanos puedan circular en América de Sur.

Se está avanzando mucho, ya existe esa posibilidad. Un ecuatoriano ya puede viajar por los países de la Comunidad Andina y del Mercado Común del Sur sin necesidad de pasaporte.

Entonces, ¿cuál es la asignatura pendiente de la Unasur?

La integración, porque es un proceso a largo plazo, que se va construyendo con la voluntad política de los pueblos. Se ha hecho mucho en estos casi 10 años de la Unasur.

El Telégrafo