Evo llama a Chile “el Caín de Sudamérica” tras cuestionar maniobras militares conjuntas con EEUU

Evo Morales llama a Chile “El Caín de Sudamérica”

El presidente Evo Morales reprochó ayer las maniobras militares conjuntas, Teamwork South 2017, que realizan Estados Unidos y Chile en las costas de ese país sudamericano. El Jefe de Estado manifestó su opinión por medio de las redes sociales.

Morales, a través de su cuenta oficial de Twitter, aseguró que en estas maniobras conjuntas “los hermanos” están aprendiendo a matar juntos para seguir invadiendo los pueblos pacíficos.

“Las colonias aprendiendo de sus amos”, agregó el presidente Morales, quien además calificó a Chile como “El Caín de Sudamérica” y además como “el pequeño Israel de Sudamérica”.

A través de un comunicado, el Comando Sur de EEUU confirmó que participa desde este fin de semana de las maniobras conjuntas Teamwork South 2017 en las costas de Chile.

En esa actividad se encuentran las tropas de la Cuarta Flota de las Fuerzas Navales del Comando Sur de EEUU, bajo la dirección del contraalmirante estadounidense Sean Buck.

Según una publicación del medio de comunicación HispanTV, “las maniobras incluyen al destructor estadounidense de misiles guiados USS Chafee (DDG90), que porta dos helicópteros navales MH-60R del escuadrón HSM-37, a un submarino de ataque rápido y dos aeronaves de patrulla marítima P-8A Orion”.

Página Siete


La Haya: Chile presenta memoria reforzando carácter internacional del río Silala

Asegurando que el Silala es “un río internacional”, la agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Ximena Fuentes, se embarcó este domingo rumbo a Holanda para entregar hoy a las 13:15 horas local los seis tomos que componen la memoria chilena ante el tribunal por la demanda presentada el 6 de junio de 2016 contra Bolivia.

Según la académica y directora de la Dirección de Fronteras y Límites (Difrol), que es acompañada por los coagentes Juan Ignacio Piña y María Teresa Infante, los argumentos son jurídicos y científicos, y buscan convencer a los jueces de que el Silala es un curso de agua internacional.

“Vamos a presentar el memorial de nuestra demanda y en ella van los dos pilares en los que se funda nuestra presentación ante la Corte: primero, nuestros argumentos jurídicos, con todos sus antecedentes de evidencia; y también este otro aspecto que tiene este caso -y que lo hace muy interesante-, que es el aspecto científico”, explicó la agente horas antes de partir a Holanda.

Por su parte, el canciller boliviano, Fernando Huanacuni enfatizó ayer que su país está “atento” y a la espera de los argumentos chilenos, agregando que “nuestro equipo nacional de expertos juristas, además internacionales, porque ya hemos incorporado varios juristas internacionales, además expertos en tema de aguas, para preparar la respuesta y argumentos… Lo que vamos a conocer de Chile es solamente precisar las respuestas y obviamente fortalecer nuestros argumentos, tenemos un tiempo y en ese tiempo estamos trabajando, una vez conocida (la memoria) tenemos que leerla minuciosamente”.

Los seis tomos que componen la memoria chilena

La presentación de Chile ante la CIJ se compone de seis tomos, de los cuales uno contiene los argumentos jurídicos y los otros cinco, evidencia científica y datos técnicos. Además, uno de ellos es un atlas, que contiene un mapa de 1884.

Sobre esto, el coagente Juan Ignacio Piña señaló que “por una parte viene la memoria propiamente tal, es decir nuestras argumentaciones de carácter científico como jurídico, y adicionalmente también en una serie de anexos vienen todos los antecedentes técnicos y además históricos que se han tenido a la vista para fundamentar la posición chilena. Creemos firmemente que en estos seis tomos está muy bien escrita toda la historia de nuestra relación con Bolivia respecto del Silala, el cambio de postura que tuvo en su momento Bolivia respecto de la valoración de estas aguas y por lo tanto creo que queda bastante bien plasmada la solidez de la postura chilena ante la Corte Internacional”.

Entre los argumentos además se explica el cambio de postura que tuvo Bolivia respecto al Silala a partir de 1999, cuando se comenzó a señalar que el río es una vertiente cuyas aguas están sólo en territorio boliviano, y que llegan a Chile a través de un desvío artificial.

Chile asegura que antes de esto, el país vecino estuvo de acuerdo en que el curso de agua es internacional, lo que se busca demostrar con el mapa del Tratado de 1904, donde aparece el Silala como río entre los dos países.

El equipo: especialistas nacionales e internacionales

En la elaboración del extenso documento que se presenta a la CIJ, trabajaron expertos nacionales e internacionales en derecho internacional, además de científicos que entregaron informes que se anexan a la memoria.

Dentro de ese equipo multidisciplinario está Howard Wheater, ingeniero hidrólogo de la Universidad de Cambridge y doctor en hidrología de la Universidad de Bristol, quien ha participado como experto en otros litigios sobre cursos de aguas internacionales ante la CIJ, además de Denis Peach, geólogo de la Universidad de Birmingham y doctor en hidrología de la misma casa de estudios.

Los plazos y escenarios que enfrenta la demanda

Tras la presentación de la demanda en junio de 2016, la CIJ entregó los plazos para el procedimiento escrito, que vence este lunes para la memoria de Chile, y el 3 de julio de 2018 para la contramemoria boliviana.

Al respecto, Juan Ignacio Piña indicó que “los plazos los hemos cumplido rigurosamente, tanto los plazos que nos habíamos autoimpuesto para la revisión y la edición del material, y especialmente los plazos impuestos por la Corte y por eso vamos a hacer esta presentación cumpliendo con los requisitos formales y cumpliendo con esos plazos”.

Además explicó que en caso de que Bolivia quiera presentar una contrademanda, debería hacerlo cuando entregue los antecedentes de la contramemoria, en julio de 2018.

En cuanto a los posibles escenarios, la CIJ podría plantear visitar con sus propios expertos la zona del Silala, lo que agregaría un elemento más al litigio por el río que nace en Bolivia y que llega al mar a través del río Loa.

T13


Silala: Bolivia atenta a presentación de memoria de Chile mientras trabaja sus argumentos

Bolivia está atenta a la presentación de la memoria de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en la demanda por las aguas del Silala, que sucederá este lunes, mientras que prepara sus argumentos de respuesta, cuyo trabajo tiene importantes avances, aseguró el domingo el canciller Fernando Huanacuni.

“Nosotros estamos atentos y a la espera, pero eso no significa que no hayamos trabajado, nuestro equipo nacional de expertos juristas, además internacionales, porque ya hemos incorporado varios juristas internacionales, además expertos en tema de aguas, para preparar la respuesta y argumentos”, dijo en conferencia de prensa.

El 6 de junio de 2016, Chile presentó una demanda contra Bolivia ante el más alto tribunal de la humanidad, para pedir que se declare que el Silala es “un río de curso internacional”, frente a los argumentos del país andino amazónico que sostiene que ese manantial está formado por vertientes cuyas aguas nacen en el departamento de Potosí, y fueron canalizadas en 1908 al norte de Chile para el aprovechamiento de la empresa chilena Bolivian Antofagasta Railway.

Huanacuni aseguró que el trabajo jurídico sobre los argumentos de Bolivia tiene un avance importante, por lo que sólo resta tomar conocimiento de la memoria que Chile presente ante La Haya.

“Lo que vamos a conocer de Chile es solamente precisar las respuestas y obviamente fortalecer nuestros argumentos, tenemos un tiempo y en ese tiempo estamos trabajando, una vez conocida (la memoria) tenemos que leerla minuciosamente”, mencionó.

De acuerdo con el cronograma de la CIJ, tras la presentación que haga Chile de su memoria, Bolivia tiene plazo para entregar su contramemoria hasta junio de 2018.

La demanda del Silala, que enfrenta a Bolivia y Chile, se suma a la planteada en 2013 por La Paz sobre un acceso soberano al Pacífico, que sigue su curso también en la CIJ.

ABI