El gobierno relanza el ejército que fue eliminado en 1995 para sustituir la misión de la ONU

El ministro de Defensa de Haití, Hervé Denis, lanzó ayer oficialmente el anuncio para reclutar futuros soldados para relanzar el Ejército, disuelto por el expresidente Jean Bertrand Aristide durante su primer mandato, en 1995.

El reclutamiento se realizará del 17 al 21 de este mes, y los postulantes deben tener entre 18 y 25 años de edad.

El presidente del país, Jovenel Moise, quien asumió el cargo el pasado 7 de febrero, expresó durante la pasada campaña electoral su intención de restablecer las fuerzas armadas

El nuevo Gobierno de Haití quiere reemplazar a la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) con militares locales, un proyecto que ha encontrado, hasta ahora, poco apoyo en la comunidad internacional.

El Consejo de Seguridad de la ONU acordó en abril pasado poner fin a la Minustah el 15 de octubre próximo, y retirará a todos los cascos azules para dejar una pequeña presencia policial en ese país, bautizada como Minujusth, que se centrará en apoyar a la policía haitiana, promover el Estado de derecho y vigilar el respeto de los derechos humanos.

Esta nueva misión no tendrá personal militar y será mucho más reducida, compuesta por un máximo de siete unidades de policía constituidas y 295 agentes.

La Minustah fue puesta en marcha en 2004 con el fin de apoyar a Haití después de que un movimiento armado derrocara al entonces presidente, Jean-Bertrand Aristide, y reforzada para ayudar al país a recuperarse tras el terremoto de 2010.

Con su salida de Haití, en el país se ha generado un debate sobre la posibilidad de recuperar la antigua armada, una idea polémica que divide a la sociedad.

Acento


Recrutement pour la nouvelle armée

Le gouvernement haïtien lance officiellement le processus de formation d’une nouvelle armée. Le Ministère de la Défense annonce que le recrutement de jeunes haïtiens sera lancé le 17 juillet 2017.

Seulement 5 jours sont accordés aux jeunes qui doivent s’inscrivent au Centre d’Instruction du Ministère de la Défense à Léogâne.

Le processus a obtenu le feu vert du chef de l’état, Jovenel Moïse, et du Premier Ministre, Jack Guy Lafontant. Dans un communiqué le ministre de la Défense, Hervé Denis soutient que le but du recrutement est de reconquérir la souveraineté nationale.

Les jeunes militaires devraient constituer la première unité de la force armée. Le ministre Denis lors d’une audition au Parlement avait considéré la situation comme urgente tenant compte du retrait des militaires de la Mission des Nations Unies pour la Stabilisation d’Haïti (Minustah).

De plus le gouvernement espere obtenir certains matériels des troupes de la Minustah qui quitteront le pays avant le 15 octobre 2017.

Ce sera une force orientée vers le développement, a prévenu M. Denis qui n’a pas abordé le dossier des militaires démobilisés. L’armée haïtienne devra jouer un rôle de premier plan dans la lutte contre la contrebande à la frontière avec la République Dominicaine. Les militaires haïtiens sont appelés à combattre le terrorisme, a dit M. Denis mettant l’accent sur la nécessité de protéger l’espace terrien, aérien et maritime d’Haïti.

Metropole Haiti


Segunda jornada de movilizaciones en Haití en reclamo de alza salarial

Miles de trabajadores y representantes sindicales salieron ayer a las calles de Puerto Príncipe, por segundo día consecutivo, en rechazo de la oferta de 335 gourdes (5,32 dólares) diarios, que el Gobierno de Haití propuso como salario mínimo en el país.

Las protestas contra el Consejo Superior del Salario Mínimo y el Ministerio de Asunto Sociales mantienen a miles de personas en huelga, ya que la oferta gubernamental está muy por debajo de las demandas de los trabajadores, que actualmente perciben 300 gourdes diarios como salario mínimo.

Una de las manifestantes, Carole Marcelin, explicó en declaraciones a Efe que saldrá a protestar “hasta que aumenten” el salario, “porque es imposible de sobrevivir con 300 gourdes al día; ahora ellos ofrecen 335 gourdes lo que no representa nada”.

“Los precios aumentan cada mes y los sueldos son mismos. Estamos pidiendo 800 gourdes (12,7 dólares), que es lo mínimo para cubrir nuestras necesidades. Es imposible continuar así, por eso vamos a seguir en la calle hasta que el Gobierno y los empresarios entiendan nuestras demandas”, apuntó.

Los manifestantes cantaron consignas durante el recorrido por la capital haitiana y anunciaron su intención de pasar a otros niveles de protesta si no hay una respuesta positiva en las demandas.

“Vamos a bloquear el país en los próximos días si nada cambia” coreaban los participantes en la movilización, que se repetirá este miércoles, según los organizadores.

El Sindicato de Trabajadores del Textil y de la Indumentaria de Haití (SOTA) y la organización Batay Ouvriye (Batalla de los obreros), dos de las principales entidades que lideran el movimiento para lograr el aumento del salario, hicieron un llamamiento a otros sectores del país para secundar el movimiento y presionar a las autoridades.

El Periódico