Paraguay: tras 20 días de conflicto, el Senado aprueba subsidiar deudas a campesinos y ahora pasa a Diputados

Mayoría en Senado dio visto bueno al subsidio solicitado por campesinos

En medio de una fuerte puja a favor y en contra del subsidio solicitado por los campesinos, una mayoría de 30 senadores, ayer, dio el visto bueno a la propuesta legislativa.

Los cartistas sumaron 12 votos, junto con los oviedistas en su plan de promover un proyecto de refinanciación a pedido del Ejecutivo.

El Unace también firmó el proyecto de la rehabilitación financiera a los pequeños productores de la agricultura familiar campesina, cuyas fincas no excedan de las 30 hectáreas, junto con los luguistas y liberales, pero al final Jorge Oviedo Matto y José Manuel Bóbeda votaron en contra.

El Frente Guasu consiguió superar los votos que precisaba, con el apoyo de los disidentes, las bancadas A y B del PLRA, Avanza País, Partido Democrático Progresista, y el independiente Arnaldo Giuzzio.

El Senado se constituyó en comisión para dictaminar tanto el proyecto de emergencia nacional, como el del subsidio, utilizando incluso el reglamento modificado que tanto había sido cuestionado.

Solo una modificación se introdujo al de rehabilitación financiera y fue a propuesta de la liberal Emilia Alfaro de Franco, y consistía en eliminar la lista de las organizaciones campesinas, y que sea general.

Los beneficiarios, de acuerdo con este proyecto, no deben tener más de 30 hectáreas y la deuda no debe superar 25 salarios mínimos mensuales (G. 51 millones).

En horas de la tarde, el proyecto con media sanción ya fue remitido a Diputados y hubo un efusivo festejo por parte de los campesinos que desde hace más de dos semanas están en el microcentro capitalino.

el debate. La discusión en torno al proyecto de subsidio y en contrapartida el de refinanciación promovido por el Ejecutivo duró más de tres horas en la sesión.

Los oficialistas calificaron de populistas a los sectores que estaban a favor de la propuesta de rehabilitación financiera, mientras que estos les acusaron de tener un modelo de exclusión social.

En su defensa, el líder de la bancada cartista Juan Darío Monges usó como argumento el programa Tekoporã y la construcción de viviendas.

Su correligionario Nelson Aguinagalde hizo un extenso discurso, alegando que su padre fue campesino, que logró salir adelante, desmeritando a los que se manifestaban frente a la plaza del Congreso.

El discurso también utilizado por el cartismo tuvo que ver con el fracaso de las condonaciones en épocas anteriores, y la respuesta que recibió fue que eso ocurrió por falta de control y de gestión, y que para otros sectores sí había subsidios, como el caso de los transportistas y de la Azucarera Iturbe, entre otros.

Hugo Richer, del Frente Guasu, alegó que siempre habrá avivados como en la política o en la prensa, y que eso no se podía evitar.

A la hora de la votación, hubo unanimidad para aprobar el proyecto en general, aunque con modificaciones, y se hizo en forma nominal.

En la votación en particular es que los votos se dividieron, y el resultado del mismo fue la mayoría a favor de que se subsidie a los labriegos.

Última Hora


Ahora se disputan los votos en Diputados

En la Cámara de Diputados habría votos para aprobar tanto el proyecto de Ley referente a la declaración de emergencia nacional la agricultura nacional campesina, así como la propuesta que contempla el subsidio de sus deudas hasta un máximo de G. 51.000.000.

El sector de la oposición, integrado por el oficialismo liberal, Frente Guasu, Avanza País y Encuentro Nacional y una independiente, suman en total 25 votos. A esto se incorpora el respaldo del bloque liberal del llanismo con 8 legisladores más el sector de la disidencia colorada con 12, sumando en total 46 votos, para el tratamiento de un proyecto para el cual solo es necesario tener la aprobación de la mitad de los presentes.
“Tenemos el apoyo de todos los referentes del Partido Liberal y también de la disidencia colorada”, mencionó el vicepresidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Jose “Pakova” Ledesma quien indicó que acelerarán el proceso para tratarlo en el estamento.

Ledesma señaló también que los campesinos necesitan reactivar la agricultura, la cual quedó congelada por las heladas de las últimas semanas. “Deben sentarse a dialogar y planificar lo que ya se tiene en ejecución. Lo correcto sería una asistencia técnica a todas las familias”, sostuvo.

Mientras que el titular de la Cámara Baja, el colorado Pedro Alliana, argumentó que están abiertos a analizar la iniciativa que declara la emergencia nacional. “El de la emergencia se puede analizar; (pero) nuestra postura es muy clara a favor de la refinanciación y en contra de la condonación”, remarcó.

La Nación


Hacienda advierte que ya no hay fondos para condonar las deudas

La falta de recursos disponibles en el fisco hace inadmisible la condonación de la deuda de los campesinos, según lo reafirmó ayer la ministra de Hacienda Lea Giménez, al referirse a la media sanción otorgada en la Cámara de Senadores al respectivo proyecto de asistencia financiera a los pequeños productores.

La titular de la cartera explicó que de cada G. 100 que hoy gasta el Estado, el 92% es destinado a gastos rígidos, por lo que no se puede disponer de ellos. En consecuencia, queda solamente 8% para destinar a gastos no rígidos, que son utilizados para financiar programas sociales como Tekoporã, Pensión Alimentaria para Adultos Mayores y merienda escolar.

“De cada G. 100, 74% va a salarios, 11% va a jubilados y pensionados, 7% al repago de deudas y nos quedan solo 8% para destinar a gastos no rígidos. Ese 8% equivale a más o menos US$ 332 millones, de los cuales US$ 320 millones lo usamos para cubrir alimentación escolar, Tekoporã y Adultos Mayores. Es decir, solo nos quedan US$ 12 millones para cubrir otras cosas y no es que eso está disponible”, detalló.

Tras su disertación sobre el escenario político y económico actual de Brasil y sus posibles impactos en la economía del Paraguay, organizada por la Cámara de Comercio Paraguay-Brasil, Giménez pidió a los legisladores tomar decisiones responsables, o de lo contrario, que los mismos digan al Ministerio de Hacienda de qué sector recortar los recursos para cubrir la deuda de los campesinos.

“Los legisladores que aprueben eso (condonación) que por lo menos nos digan a quién le vamos a recortar. ¿Van a aprobar ellos una ley para recortar el salario al sector público por la mitad? No sé, ¿van a aprobar una ley para cortar Adultos Mayores, Tekoporã y como les digo, alimento escolar?”, agregó.

En sesión extraordinaria de la Cámara de Senadores se aprobó ayer de manera general el proyecto de “Rehabilitación Financiera de los Pequeños Productores de la Agricultura Familiar Campesina cuyas fincas no excedan las 30 hectáreas”.

En el citado proyecto se rechaza la refinanciación de la deuda, como lo propone el Ejecutivo y se establece que las deudas de los labriegos sean subsidiadas por el Estado. Ahora, esta normativa será trasladada a la Cámara Baja (Diputados) para su tratamiento.

La Nación