Perú: sindicatos mineros realizan huelga nacional en rechazo a la reforma laboral

Los sindicatos asociados a la Federación Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú iniciaron ayer una huelga nacional contra los planes de reforma laboral del Gobierno, aunque su impacto en la producción es limitado por los planes de contingencia activados por las empresas del sector.

Representantes de las mayores empresas de minería no estuvieron disponibles para comentar si la huelga afecta a sus operaciones. Pero las empresas habían anunciado planes de contingencia para minimizar los efectos de la paralización, como reemplazar con empleados contratistas a los trabajadores que se ausenten.

“El efecto que hemos visto hasta el momento en la producción minera en lo que va de las horas de hoy es relativamente limitado. Las empresas tienen equipos de contingencia”, dijo el ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo.

El Ministerio de Trabajo rechazó el pedido de los sindicatos de autorizar la huelga. Un proceso de apelación puede dar a los trabajadores varios días para continuar con la paralización.

RAZONES DE LA PARALIZACIÓN

El líder de la Federación Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú, Ricardo Juárez, dijo que acataban la huelga más de 50 sindicatos, como los de Southern Copper del Grupo México, Antamina de BHP Billiton y Glencore, Cerro Verde de Freeport McMoRan, las mayores minas de cobre de Perú.

Según Juárez, las reformas laborales que quiere el Gobierno facilitarían los despidos, restringirían la seguridad en el trabajo, eliminarían la compensación por tiempo de servicio pagado por las empresas y, en su lugar, establecerían un seguro por desempleo que sería descontado al trabajador.

Southern Copper dijo en una breve declaración enviada por correo electrónico que sus minas Toquepala y Cuajone y su refinería de Ilo están operando al 100%. La firma produjo unas 310.000 toneladas de cobre el año pasado en Perú.

Dirigentes de Cerro Verde y de la polimetálica Volcan dijeron que los trabajadores han parado, pero no tenían reportes de impacto. “No es una huelga contra la empresa, sino contra el Gobierno y la empresa tiene que entender”, dijo a Reuters César Fernández, secretario adjunto del sindicato de Cerro Verde.

Mientras, el portavoz del poderoso gremio que reúne a las empresas mineras privadas dijo que entre un 94% y 95% de trabajadores de la gran y mediana minería han asistido a trabajar pese a la convocatoria de la protesta.

La minería es clave para la economía local porque sus ventas equivalen al 60% de las exportaciones del Perú. La huelga minera es la primera que encara Kuczynski. Otros sindicatos como el de los maestros y médicos públicos, del sector justicia y construcción también realizan protestas en demanda de mejores sueldos.

El Comercio