Presidencia pro tempore de la Celac anima a otras regiones a unir esfuerzos para erradicar el hambre

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) animó este lunes a otras regiones del mundo y sectores a seguir el ejemplo de América Latina y unir los esfuerzos para acabar con el hambre a pesar de las dificultades.

El ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, que ostenta la presidencia temporal de la Celac para 2017, subrayó la importancia de las iniciativas regionales que buscan luchar contra el hambre con una “agenda fuerte, inclusiva y humana”.

En un discurso durante la Conferencia de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que se celebra en Roma, Martínez llamó a otras regiones y a los distintos sectores para lograr ser la “primera generación de Hambre Cero”.

Reclamó ser “optimistas” al estar demostrado que los avances son posibles con el “trabajo conjunto”, como el que -dijo- se vio en América Latina y el Caribe, que entre 1990 y 2015 redujo más de la mitad el número de personas que pasan hambre (hasta 34,3 millones) y su proporción (5,5 % de la población).

El canciller argumentó que en ese periodo 32 millones de personas dejaron de sufrir inseguridad alimentaria en la región por factores como el crecimiento económico y la consolidación de la democracia.

Aseguró que el Plan de seguridad alimentaria, nutrición y erradicación del hambre de la Celac busca acelerar los progresos con el objetivo de erradicar el hambre para 2025 y destacó la estrategia que se ha adoptado para garantizar a las mujeres un acceso equitativo a los alimentos.

El ministro reconoció que todavía queda trabajo por hacer no solo en lo que respecta al hambre, sino con la malnutrición en general, pues se estima que unos 360 millones de personas tienen sobrepeso en la región.

La FAO advirtió hoy de que, tras años de bajadas, este año el número de personas con hambre volverá a subir a nivel mundial a más de 800 millones, el 60 % de las cuales viven en países afectados por los conflictos y el cambio climático.

En 2015, con 795 millones de personas subalimentadas en el mundo, la comunidad internacional se comprometió a erradicar el hambre y la pobreza para 2030, un objetivo que a este paso no se cumplirá, según apuntaron responsables de la ONU.

W Radio