Con reuniones técnicas, comienza en Argentina la cumbre del Mercosur

Argentina entregará esta semana a Brasil la presidencia rotativa semestral del Mercosur en la cumbre que el bloque celebrará en la provincia de Mendoza, que comenzará hoy con reuniones técnicas y en la que participarán los jefes de Estado de seis países, los miembros de la unión aduanera sudamericana excepto Venezuela, suspendida desde diciembre, y sus socios Chile y Bolivia.

La cumbre de mandatarios tendrá en Mendoza, además de un gran operativo de seguridad ante la llegada de presidentes, una agenda ambiciosa que buscará firmar acuerdos para afianzar la integración y un análisis de los avances realizados durante la presidencia semestral de Argentina.

Con la presencia del presidente Mauricio Macri como anfitrión, ya confirmaron su asistencia los mandatarios de Brasil, Michel Temer, de Bolivia, Evo Morales (su país está en pleno proceso de adhesión), y de Chile, Michelle Bachelet, uno de los países asociados. También se espera la visita de los mandatarios de Paraguay, Horacio Cartes, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, miembros plenos del Mercosur junto con la Argentina y Brasil , ya que Venezuela se encuentra suspendida desde diciembre, tras el intento frustrado de la corte suprema de justicia del país petrolero de asumir las funciones legislativas en reemplazo de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

El canciller Jorge Faurie destacó el viernes en una visita a Brasilia la importancia que para el país tiene el bloque sudamericano, al afirmar que ‘la inserción inteligente de Argentina en el mundo (se da) a partir del Mercosur y desde su vinculación con Brasil‘.

Según el programa oficial, después de las reuniones técnicas que funcionarios de los países asistentes mantendrán hoy y mañana, el miércoles por la tarde comenzará la agenda central, cuando lleguen a Mendoza los ministros de Relaciones Exteriores del bloque aduanero.

Esa jornada estará destinada a debatir ‘El nuevo contexto general y la convergencia entre Mercosur y Alianza del Pacífico‘, el bloque regional que conforman Chile, Colombia, México, Perú y Costa Rica.

El jueves por la mañana se realizará un desayuno de trabajo en la que participarán ministros de Hacienda y presidentes de bancos centrales. Ese día, también comenzará la Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común, primero solo con los Estados Parte y más tarde sumando a Estados Asociados, México e invitados especiales.

El viernes, en tanto, se reunirán los jefes de Estado, en un encuentro encabezado por el anfitrión Mauricio Macri en el que se presentará un informe de lo realizado durante la presidencia de Argentina y un diálogo entre los mandatarios e integrantes de las delegaciones. Más tarde, se aprobarán las declaraciones de la cumbre, que cerrará el presidente Michel Temer, quien recibirá la jefatura semestral del Mercosur. Habrá grandes operativos de seguridad que restringirán el acceso a las inmediaciones del Hotel Intercontinental, donde se llevará a cabo el evento y que se encuentra en Guaymallén, a cinco kilómetros del centro de la capital mendocina.

Diario de Cuyo


Gesto por el Mercosur: Faurie visitó a Temer, el acorralado presidente brasileño

El canciller argentino, Jorge Faurie, mantuvo una entrevista de 15 minutos con el presidente brasileño, Michel Temer, en Brasilia, con el fin de mostrar cohesión de cara a las cruciales negociaciones finales para un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

En medio de la grave crisis política que vive el gobierno brasileño, el jefe de la diplomacia argentina realizó este viernes, su primera visita de trabajo a Brasilia, donde destacó que la relación con Brasil, más allá de las dificultades coyunturales, es clave para el posicionamiento de Argentina en el mundo, dentro del marco del Mercosur.

“En este período de nuestra política exterior nos hemos propuesto una inserción inteligente de la Argentina en el mundo a partir del Mercosur, y desde nuestra vinculación con Brasil”, destacó el canciller ante la prensa en un perfecto portugués.

“En este momento, donde poner barreras y volver al proteccionismo parece una opción para algunos países, nosotros queremos demostrar que se pueden ampliar mercados con beneficios para todas las partes”, remarcó al ser recibido por su par brasileño, Aloysio Nunes, en el Palacio de Itamaraty.

Aunque Faurie no hizo comentarios sobre la complicada situación política de Brasil -y en particular, del propio Temer-, luego, en una conferencia de prensa expresó su certeza en que las instituciones brasileñas sabrán resolver sus problemas internos.

El viaje de coordinación entre los dos mayores socios del Mercosur tiene lugar antes de la cumbre del foro que se celebrará la próxima semana en Mendoza.

El mandatario brasileño, que enfrenta una denuncia por corrupción en su contra presentada el mes pasado por la Procuraduría General de la República y es considerado un “cadáver político” por propios y extraños, se encontró con Faurie en la propia base aérea de Brasilia.

La agenda original preveía que Temer recibiera al funcionario argentino en el Palacio del Planalto para una audiencia protocolar, pero como el presidente cambió de planes y viajó el viernes mismo a San Pablo, al final se optó por las instalaciones militares vecinas al aeropuerto.

En la entrevista de 15 minutos conversaron sobre las perspectivas de avances en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), y, según un comunicado del Planalto, Temer “reforzó la intención de rescatar el Mercosur centrado en los pilares que están en el norte de su creación, el libre comercio y la democracia”.

Las negociaciones del eventual acuerdo Mercosur-UE, que llevan 22 años, fueron uno de los principales temas debatidos entre Faurie y Nunes al repasar todos los asuntos de la agenda bilateral. “Tenemos la expectativa y la firme determinación de llegar a un entendimiento entre los dos bloques en los próximos cinco meses”, indicó el canciller brasileño.

Para Nunes, hay una “convergencia de circunstancias internacionales” -en referencia a las políticas proteccionistas del presidente estadounidense Donald Trump- que permitirían la firma de un tratado de libre comercio con los europeos, además de la “similar lectura del mundo” que tienen los actuales gobiernos argentino y brasileño.

Al ser consultado por el corresponsal de La Nación sobre si hay un “plan B” en caso de que para fin de año no se logre el acuerdo por las resistencias de algunos países europeos -como Francia-, Faurie rechazó pensar en alternativas. “Estamos trabajando en el plan A y esperamos tener en diciembre el marco general del acuerdo”, dijo.

Además rechazó como una “excusa” de sectores proteccionistas europeos que se frenen las negociaciones por los problemas políticos que tiene hoy Brasil. “Creo que estamos maduros para que en el Mercosur y la UE lleguemos a un acuerdo más allá de las apreciaciones coyunturales”, enfatizó.

En cuanto a los preparativos de la cumbre de Mendoza, los cancilleres aprovecharon su encuentro para revelar que en el cónclave se firmará el protocolo de enmienda al convenio para evitar la doble imposición tributaria que ayudará a reducir la evasión fiscal en ambos países y a promover más inversiones.

Analizaron también la ejecución del plan de acción que Macri y Temer diseñaron en su encuentro en Brasilia, en febrero último, con los avances logrados para reducir las barreras comerciales con el objetivo de lograr una zona de pleno libre comercio, y las cuestiones aún pendientes.

“Creemos que una mayor integración de las cadenas de valor puede generar una plataforma regional para constituirnos en una potencia exportadora que beneficie a todos los Estados parte y permita la integración de cadenas globales de valor”, señaló Faurie.

Gaceta Mercantil