Amnistía Internacional lanza campaña por la desaparición de Santiago Maldonado

Un reclamo que ya recorre el mundo

Los reclamos al Gobierno nacional para que se haga responsable de la búsqueda de Santiago Maldonado, el joven de 28 años que desapareció luego de la última represión de la Gendarmería contra la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, en Chubut, y del que se desconoce el paradero desde hace 9 días, continúan acumulándose. Ayer, Amnistía Internacional lanzó una convocatoria para que personas de todo el mundo le exijan a la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; a su jefe de Gabinete, Pablo Noceti, y al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, que “adopten todas las medidas necesarias” para encontrar a Maldonado “de forma urgente”; que “avancen en investigaciones” sobre los hechos durante los que el joven desapareció y se juzguen a los responsables y se garantice la integridad física de los integrantes de la comunidad mapuche.

“Con esta Acción Urgente desde Amnistía Internacional movilizamos a nuestros activistas y oficinas alrededor del mundo para pedir por Santiago Maldonado”, remarcó la directora ejecutiva de AI, Mariela Belski, sobre la estrategia que ya es marca registrada del organismo internacional defensor de los derechos humanos. En esta ocasión, acudieron a la red de activistas de AI –cerca de siete millones alrededor del mundo–, así como a terceros no involucrados en el organismo, para que se sumen a interpelar a Bullrich, Noceti y Avruj la aparición con vida de Maldonado, entre otros puntos.

Para AI, la desaparición de Maldonado es “extremadamente grave” por dos razones, principalmente: por que se da en un contexto de represión institucional a pueblos originarios –el organismo ya trabajó en el primer hecho de violencia que sufrieron los miembros del Pu Lof en Resistencia Cushamen– y porque quien dirigió la represión y está sindicado por testigos de haber establecido contacto con el joven que falta es la propia Gendarmería, una fuerza de seguridad nacional. “Este contexto activó muchas alertas a nivel local, pero también a nivel internacional. Estamos convencidos de que debemos exigirle responsabilidad al Estado nacional”, señaló Paola García Rey, directora de Protección y Promoción de derechos humanos de la oficina local de AI.

Al igual que el grupo de trabajo sobre desapariciones forzadas de Naciones Unidas reclamó en una comunicación directa al Gobierno nacional, AI solicita a quien quiera hacerlo que envíen correos, twiteen o llamen por teléfono a los funcionarios mencionados –en el sitio web de AI están los datos necesarios– para exigirles la adopción de “todas las medidas necesarias para dar con el paradero de Santiago Maldonado de forma urgente” y la realización y el avance de “investigaciones exhaustivas e imparciales” sobre lo ocurrido el 1 de agosto en la comunidad Pu Lof en Resistencia. Ese día, un centenar de gendarmes acompañados de efectivos de la policía de Chubut ingresaron al territorio de la comunidad al ritmo de disparos de balas de goma y de plomo, contaron testigos. Entre los integrantes del pueblo se encontraba Maldonado, quien se había acercado para apoyar el reclamo territorial que exige al empresario Benetton que devuelva terrenos al pueblo originario. Durante la represión, algunas mujeres de la comunidad fueron detenidas y los varones corrieron hasta un río que atraviesa el territorio y cruzaron de orilla. Pero Santiago no sabe nadar. Testigos aseguran haberlo visto quedarse agazapado entre los arbustos hasta que efectivos de gendarmería lo encontraron. Varios indican que habrían escuchado la voz de dos gendarmes exclamando “acá tenemos a uno” y “estás detenido”. Otros aseguran que vieron a miembros de la fuerza golpearlo y cargarlo luego en una camioneta.

La acción urgente de AI incluye reclamos para que las autoridades nacionales “hagan públicos” los resultados de la investigación y “lleven a los responsables de violaciones a los derechos humanos ante la justicia”; para que adopten “medidas necesarias para garantizar la integridad física” de los miembros del pueblo mapuche atacado y “que se brinde una solución de fondo al reclamo territorial de la comunidad Lof Cushamen del pueblo mapuche”. García Rey indicó que “además de la situación de Maldonado, es necesario que se resuelvan los conflictos de fondo y que se dejen de privilegiar intereses de privados, empresas y grupos de poder, como la familia Benetton, en el sur del país por sobre los derechos de los pueblos originarios”. Remarcó que no se puede analizar la desaparición “por fuera de la falta de reconocimiento territorial de los pueblos indígenas”.

Página 12


Ministra de Seguridad faltó a debate por desaparición de Maldonado y la oposición insiste con interpelación

Diputados de la oposición y representantes de organismos de Derechos Humanos exigieron la interpelación de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para que brinde explicaciones en el Congreso por la actuación de la Gendarmería en el operativo que culminó con la desaparición de Santiago Maldonado en Chubut

La presidente de la comisión de Derechos Humanos, Victoria Donda, lamentó la ausencia de Bullrich durante la reunión del cuerpo y confirmó su interpelación a la Cámara baja para el jueves 17.

“Es una pena que la ministra no haya aprovechado esta oportunidad para venir a contar qué piensa el Ejecutivo de todo este caso, el cual creemos que fue de desaparición forzada. La volveremos a convocar, necesitamos saber qué piensa y hacerles muchas preguntas”, adelantó la dirigente de Libres del Sur.

Los presentes en el encuentro, al que concurrieron diputados de casi todos los bloques, pidieron la separación del cargo del Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, al identificarlo como el responsable “directo” del procedimiento de la fuerza de seguridad contra la comunidad mapuche Pu Lof en el departamento chubutense de Cushamen, donde el joven de 28 años habría sido capturado en el marco de una “desaparición forzada”.

“Señalamos específicamente a Noceti como responsable porque tuvo participación directa en el episodio que culminó con la desaparición de Santiago Maldonado. También fue quien ordenó la represión”, sostuvo el presidente del CELS, Horacio Verbitsky.

Les adjudican a Noceti y Bullrich responsabilidad en las tareas de presunto “encubrimiento” mediante la “ocultación de pruebas” (como el lavado de las camionetas con las que se llevó adelante el operativo) y además los acusan de montar una campaña comunicacional de “demonización” de los activistas mapuches para hacer una “justificación retrospectiva” las acciones realizadas por la fuerza de seguridad.

Al respecto, el diputado del Movimiento Evita Remo Carlotto dijo que “se está construyendo algo que ya vivimos en Argentina que es generar el proceso de investigación de los reprimidos y buscar construir un enemigo que justifique la acción criminal del Estado”.

Con apoyo de los organismos de Derechos Humanos, el Frente para la Victoria, a través de Diana Conti, intimó a Bullrich para que retire de manera “inmediata” a la Gendarmería del territorio en cumplimiento de la “Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas”, dado que la “hipótesis” principal apunta contra esa fuerza de seguridad, cuya presencia en la zona podría viciar la investigación y la búsqueda.

El único diputado presente en la reunión por parte del oficialismo fue Daniel Lipovetsky (PRO), quien insistió en que “no existen diferencias partidarias” en el reclamo y la preocupación por lo sucedido con Maldonado, e incluso dio su apoyo a la marcha del viernes.

No obstante, tomó distancia de las acusaciones contra la Gendarmería, al sostener que “no hay indicios” de la participación de esta fuerza en la desaparición del joven, y defendió al Gobierno, al que definió como “el primer interesado” en la aparición con vida y el esclarecimiento junto a los familiares y amigos de Maldonado.

“De ninguna manera hay decisión de este Gobierno de ocultar información. Nosotros queremos que Maldonando aparezca con vida y colaboraremos con la Justicia. No queremos un nuevo desaparecido en democracia”, resaltó el legislador macrista, que hizo énfasis en la recompensa “muy alta” que ofrece al Gobierno para quien aporte datos sobre el paradero.

El diputado del Frente de Izquierda Juan Carlos Giordano denunció un “encubrimiento vergonzoso” aseguró que “es claro que el Gobierno nacional es el responsable”. Por su parte, Julio Raffo (Frente Renovador) se quejó de que no existe “información clara” desde el Gobierno, al que cuestionó por no haber ni siquiera publicado un “comunicado oficial” para referirse al caso.

Durante la reunión de comisión, hubo representantes de organismos de Derechos Humanos como Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Serpaj, APDH, CELS, Hijos, Amnistía Internacional. A su vez, participaron los diputados Facundo Moyano (Frente Renovador), Diana Conti (FPV), Rodolfo Tailhade (FPV), Nathalia González Seligra (FIT) y Oscar Martínez (FPV).

Ámbito Financiero


Madres de Plaza de Mayo, junto a familiares en Esquel

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, llegó este miércoles a Esquel, con otros dirigentes de derechos humanos, y los familiares de Santiago Maldonado, desaparecido el martes pasado.

“Lo único que quiero es la aparición con vida de mi hermano. No lo quiero en una lista, quiero verlo con vida. Desde hace ocho días vivimos una angustia que nunca nos hubiésemos imaginado”, expresó Sergio, hermano del desaparecido.

Por su parte, Cortiñas apunto contra el juez Guido Otranto “es el responsable directo de la desaparición, él ordenó el operativo represivo en el que ocurrió la detención de Santiago por parte de Gendarmería, pero en lugar de tomar el caso en serio lo trató como la búsqueda de una persona perdida”.

La dirigente de Madres, junto a Roberto Cipriano y Sandra Raggio, de la Comisión de la Memoria de Provincia de Buenos Aires, asistió a un encuentro con el magistrado y la fiscal de la causa, Silvina Ávila, para reclamar información fehaciente sobre la desaparición de Maldonado y exigir mayor responsabilidad en la investigación.

El hermano y la cuñada de Maldonado fueron a entrevistarse con el defensor oficial Fernando Machado, quien sostuvo que “hay indicios suficientes de que a Santiago se lo llevó Gendarmería” y denunció irregularidades en las diligencias posteriores al hecho, en especial con las camionetas que participaron del operativo en la comunidad.

La comitiva tiene previsto dirigirse a la comunidad Resistencia Cushamen, a una hora al noroeste de Esquel, para solidarizarse con sus integrantes, quienes desde hace años sufren varios operativos de este tipo, denunciados como represivos.

Así mismo se prevé que los organismos de derechos humanos visiten a Facundo Jones Huala, lonko (autoridad) de la comunidad, preso por un pedido de captura de Chile, que solicitó su extradición para juzgarlo por un incendio de campos en el sur del vecino país.

Jones Huala había enfrentado un juicio de extradición el año pasado, pero el juez Otranto lo anuló por vicios en el proceso de detención, nulidad confirmada por la Corte Suprema de Justicia, lo que según autoridades nacionales abrió la posibilidad de un nuevo proceso por ese motivo.

Tiempo Argentino


#DóndeEstáSantiago: Quién es Santiago Maldonado, el joven mochilero que busca el país

Santiago Maldonado desapareció luego de que gendarmería entrara a balazos en la comunidad mapuche, Lof Cushamen, en Chubut, un territorio desde hace tiempo disputado por la multinacional Benetton, dueña de miles de hectáreas en la Patagonia.

Testigos afirman que las fuerzas de seguridad lo golpearon y lo cargaron en una de sus camionetas, luego de que el joven intentara ocultarse. Desde entonces no se sabe más de él.

Luego de eso, transcurrió un tiempo valioso para que se autorizara un peritaje en el territorio donde sucedió la represión, así como también hubo otras irregularidades llamativas, como el hallazgo de una faja de seguridad rota en uno de los vehículos retenidos, sospechados de tener evidencia que comprobaran que Santiago estuvo allí.

Hasta ahora no se sabe mucho más. El gobierno nacional, a través de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ha intentado instalar la posibilidad de que Santiago no haya estado en el momento en que la gendarmería irrumpió en el territorio mapuche, pero hay demasiadas pruebas que lo desmienten.

Santiago sigue desaparecido. Quienes más sufren por estas horas son sus padres y también sus amigos cercanos. Entre ellos, Gastón Chazz, un joven de la localidad de 25 de Mayo, de donde Santiago Maldonado oriundo.

“Nos conocemos desde los 11 años. Por amigos en común. Compartimos un año de escuela”, comienza a contar para INFOCIELO, Gastón, que desde hace más de una semana no puede dormir pensando en Santiago.

Son muchos los recuerdos. Gastón cuenta que de chicos los unió la música: una etapa punk y sobretodo el conjunto musical “Sumo”, fueron la banda sonora predilecta de la adolescencia. Después, al terminar la escuela, Santiago se inclinó por el arte, incursionando en el dibujo, la ilustración y la pintura.

“Es un pibe que desde chico tuvo mucha curiosidad con el arte. Maneja bien las técnicas de elementos. Ha hecho muchos murales acá (en 25 de Mayo)”, explica Gastón.

Finalmente, el rol en el que se consolidó Santiago fue el de tatuador, siendo una de las herramientas con la que trabajaba en su pueblo.

Pero una de las cosas que más caracteriza a Santiago es su pasión por los viajes. Desde muy joven comenzó a recorrer diferentes puntos del país, llegando a culminar un viaje en bici hasta Chile, donde pasó un año.

“Santiago tiene instinto de búsqueda, él busca basarse en la experiencia misma, relacionarse con otras culturas”, narra Gastón.

Consultado sobre si fue allí cuando se acercó a la causa Mapuche, Gastón dice que no puede afirmarlo, pero se inclina por descartarlo, ya que durante su viaje no estuvo en contacto con las comunidades, sino que visitó los lugares turísticos del país trasandino, como Valparaíso.

“Santiago no pertenece a ningún tipo de movimiento ni organización. Si tiene admiración por la cultura mapuche, como por tantas otras”, aclara, lo que ya han afirmado sus hermanos.

Luego de volver a su tierra natal, Santiago partió nuevamente hacia el sur en marzo de este año, pasando primero por Mendoza y volviendo a recorrer brevemente el país limítrofe de Chile.

“La idea era volverse a 25 de Mayo en agosto”, dice Gastón, con algunos hilos de silencio. Esa fue una de las últimas comunicaciones que tuvo con su amigo de la infancia, antes de que se lo viera por última vez en la comunidad mapuche, el pasado 1 de agosto.

Según Gastón, el joven habría pasado a saludar a la comunidad, cuando sucedió todo.

“Es un pibe muy íntegro, muy sano, muy directo. No es un pibe conflictivo. Es una persona con temple muy tranquilo, divertido. Realmente solidario. No se fija que es lo que tenés puesto. Si tenes empatía, está”, describe perfectamente Gastón.

La “curiosidad de descubrir y conectarse con la naturaleza” de Santiago –como explica Gastón- lo llevó a recorrer de mochilero varias provincias del interior. Camino que iba sustentando con su tarea de tatuador y artesano.

Pero Santiago volvió de su último recorrido, y ahora el país se pregunta dónde está, y quién se lo llevó. Ya que como confirma su familia, él no tenía ninguna razón para escaparse, más que el terror por esconderse de las balas de la gendarmería.

La propia Organización de las Naciones Unidas (ONU) se expresó sobre el hecho y pidió una “inmediata búsqueda” al Estado argentino.

Este viernes 11 de agosto, distintas organizaciones sociales y de Derechos Humanos llaman a realizar una gran marcha en la Plaza de Mayo para pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Una frase que lastima la memoria, pero que hoy vuelve a ser cierta.

Todo ocurre a horas de las elecciones primarias legislativas del país.

@Tinta_Derramada (Julian Pilatti)

InfoCielo