Así se disfrutó el eclipse solar en Centroamérica

Centenares de centroamericanos se entusiasmaron e intentaron ser testigos del eclipse de sol este lunes, que se pudo observar de forma parcial en esta parte del mundo aunque el clima fue un enemigo que jugó en contra en algunos países.

Personas de todas las edades se congregaron en distintos puntos de varias de las principales ciudades de la región y en centros de observación para mirar este espectáculo natural, que también acaparó el interés de los medios locales, algunos de los cuales transmitieron en vivo lo que acontecía en EE.UU. donde el eclipse fue total.

Desde el fin de semana las autoridades centroamericanas lanzaron reiterados avisos sobre la forma segura de observar el eclipse, con consejos como no verlo directamente, ni tampoco en reflejos de agua o ventanas, y utilizar filtros adecuados.

En Guatemala, los ciudadanos disfrutaron desde la ciudad colonial de La Antigua o desde el museo de Miraflores, en la capital, el fenómeno, que comenzó a las 11:35 y terminó a las 14:05 hora local (17:35 a 20:05 GMT).

Para pequeños y mayores esta fue una experiencia especial, pues en Guatemala no se observaba un eclipse de esta dimensión desde 1991.

En Nicaragua, cientos de curiosos acudieron a sitios como el observatorio astronómico de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) o a la sede de la Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses (Astronic), en Managua.

En Nicaragua el Sol se ocultó hasta en un 30 % durante el eclipse, que pudo observarse entre las 12.52 hora local (18.52 GMT) y las 14.20 hora local (20.20 GMT), con su punto máximo a la 13.50 hora local (19.50).

En Honduras, el clima hizo de las suyas y buena parte del territorio transcurrió este lunes cubierto de nubes que impidieron a muchos la observación de un fenómeno.

En Tegucigalpa estaba previsto que el oscurecimiento del sol fuera del 29 %. En buenas condiciones de tiempo, el eclipse se hubiera visto en todo el país entre las 11:43 y 14:15 horas locales (de las 17:43 a las 20:15 GMT), hasta en un 38 % en regiones como Puerto Lempira, (este).

Pese a la nubosidad, el eclipse pudo verse parcialmente con el equipo especial del observatorio, dijo uno de los docentes de la Facultad de Ciencias Espaciales de la UNAH que atendían al público que llegó al lugar.

Menos entusiasmo hubo en Panamá, donde se había indicado que el oscurecimiento del sol sería de entre 25 % y 30 %.
“Es muy leve lo que nos tocaría ver”, dijo Vicente Forero, físico de la Universidad de Panamá, donde además se pronosticaron lluvias, que finalmente no cayeron.

Aficionados a la astronomía se congregaron en el estacionamiento de una universidad en la capital, mientras que otros acudieron a un observatorio astronómico en Penonomé, en la provincia central de Coclé, informaron medios locales.

El Economista