Bolivia: Evo promulgará este domingo la ley que habilita obras en el Tipnis pese a las protestas de indígenas

Contexto Nodal
En octubre de 2011, tras casi tres meses de protesta y movilización, Evo Morales promulgó la Ley 180 que instituyó la “intangibilidad” del territorio indígena del Tipnis, con la cuál se desechaba la construcción de una carretera en la zona. En la actualidad, se abrió un nuevo capítulo en el conflicto debido a ley de Protección, Integral y Desarrollo Sustentable del Tipnis, aprobada por el Congreso, y que elimina la condición de “intangible” de la zona, lo que habilita la construcción de caminos. Ante esto, algunos sectores indígenas del Tipnis se declararon en emergencia y llevan a cabo una “nueva resistencia”.

Evo Morales promulgará el domingo Ley del TIPNIS

El gobernador del Beni Alex Ferrier anunció este miércoles que el presidente Evo Morales promulgará este domingo nueva Ley de Protección, Desarrollo Integral y Sustentable del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS) en la ciudad de Trinidad, para lo cual invitó a los habitantes de San Ignacio de Moxos a estar presentes en este acto público.

“Quiero invitar para el día domingo a las 08:00 en Trinidad para la firma de promulgación de la ley que levanta intangibilidad. Quiere decir que el Presidente esperará a todos los mojeños y regalarnos esta carretera que nos va a cambiar la vida”, declaró la autoridad.

La noche del martes, el gobernador Ferrier socializó ante el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental José Antonio Iola, asambleístas, subgobernador, corregidores y sectores sociales de Moxos, los antecedentes de la carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari que unirá a los departamentos del Beni y Cochabamba.

En la oportunidad recordó que desde la década del 80, la carretera es prioridad nacional, además indicó que el Parque Nacional Isiboro Sécure debe ser cuidado y conservado en base a leyes que serán elaboradas, según reporte de radio Mátire para la red Erbol.

En La Paz, el senador opositor Yerko Núñez aseguró que el trazo gubernamental atraviesa el corazón del TIPNIS, beneficiando solo a 3 de las 64 comunidades que tiene el territorio indígena, por lo que aconsejó bordear el área protegida para evitar la degradación ambiental y bioforestal.

El ex presidente de la subcentral TIPNIS, Fernando Vargas, aseguró el beneficio será mínimo, pero con el riesgo es que detrás de la carretera, entrarán los cultivadores de la coca del Chapare.

El investigador Roger Carvajal advirtió que el peligro es que en 20 años, el TIPNIS ya no tendrá la misma capacidad de generar humedad para garantizar la provisión de agua sobre todo en el departamento de Cochabamba.

Carvajal sostuvo que la Sociedad de Ingenieros de Bolivia planteó una alternativa de llevar la carretera hacia las otras comunidades, aunque el gobierno sabe que en este sector no se puede sembrar coca, porque es una región pantanosa.

El proyecto trunco en 2011 comprende 360 kilómetros. El tramo I, que tiene 47 kilómetros, va de Villa Tunari a Isinuta, mientras que el III, con 82 kilómetros va de Monte Grande a San Ignacio de Moxos.

El tramo II fue congelado por la protesta indígena y tiene una extensión de 177 kilómetros y es el que debería pasar de Isinuta a Monte Grande, por el medio del parque.

Esa carretera fue adjudicada por la Administradora Boliviana de Carreteras a la brasileña OAS a un costo de 415 millones de dólares.

Senado sanciona Ley

El pleno de la Cámara de Senadores sancionó la madrugada del miércoles el Proyecto de Ley 266 de Protección, Desarrollo Integral y Sustentable del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), tras más de 13 horas de debate en sus estaciones en grande y en detalle.

“Se trata de una iniciativa que ha surgido de los indígenas que habitan el TIPNIS, ese es un primer elemento, esto no ha sido iniciativa de un ministerio, de ninguna instancia del órgano Ejecutivo ni tampoco una iniciativa de algún asambleísta”, informó el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, tras la aprobación de la norma.

De acuerdo con una nota de prensa del Senado, esa ley tiene por objeto la protección, desarrollo integral y sustentable del TIPNIS, en armonía con los derechos de la Madre Tierra y como resultado de la consulta previa, libre e informada a los pueblos Mojeño-Trinitario, Chimán y Yuracaré.

Además establece que el Estado, desde todos sus niveles, debe ejecutar programas y proyectos de desarrollo integral y sustentable en el territorio indígena, que consoliden los derechos a la integración, salud, educación, vivienda, servicios básicos y otros.

El País Online


Llaman a “gran encuentro” para definir una estrategia de defensa

La Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni CPEM-B se reunió el 6 de agosto de emergencia por el conflicto del TIPNIS. En el encuentro se decidió llamar al Gran Encuentro Nacional -programado para mañana- con el fin de analizar la problemática y construir una estrategia de defensa nacional del área protegida.

En la reunión de emergencia participaron representantes de al menos nueve organizaciones, como: la Subcentral del Territorio Indígena Multiétnico, la Subcentral Indígena de Bella Selva, la Subcentral Indígena Río Isiboro y la Organización de Jóvenes Indígenas de Moxos, entre otras.

“El Gobierno está empecinado en abrir la carretera por el TIPNIS. Entonces está desesperado por querer abrirla y en base de coimas y sobornos ha logrado dividir a algunos dirigentes de las organizaciones. Hay un grupo de dirigentes que está haciendo campaña por el No a la carretera y otros que están a favor”, dijo el presidente de la CPEM-B, Adhemar Mole.

El dirigente agregó que las subcentrales que conforman el territorio del TIPNIS rechazan las acciones del Gobierno que pretende poner en vigencia la nueva ley, a través de la cual busca abrogar la Ley 180. El líder indígena afirmó que el objetivo del oficialismo es la construcción de la carretera a través del parque, “con el argumento de que la construcción traerá desarrollo a la zona y al país”.
La convocatoria para el “gran encuentro” es para este viernes 11 de agosto. La actividad se realizará en la ciudad de Trinidad (Beni), donde están invitados no sólo representantes de sus subcentrales afiliadas, sino también organizaciones indígenas de todo el país, así como colectivos urbanos, instituciones, activistas y ciudadanía en general.

El presidente de la CEPM-B afirmó que los dirigentes que el Gobierno presentó como parte de la Central, en realidad no son parte de ésta. “Nos hemos llevado la sorpresa de que el Gobierno ha sacado a dirigentes que supuestamente apoyan la construcción de la carretera por el TIPNIS, pero no son dirigentes de la CEPM-B, eso es lo peor que puede hacer porque demuestra la desesperación en la que el Gobierno está”, indicó Mole.

En el documento que emitieron las organizaciones del CEPM-B afirman “que respaldan el posicionamiento y todas las acciones de defensa que viene desarrollando la Subcentral del TIPNIS, organización legítima y representativa de este territorio y las diferentes acciones y muestras de apoyo de la sociedad civil y boliviana a la lucha en defensa de la madre tierra como causa justa de la humanidad”.

Ayer, por la madrugada, la Cámara de Senadores aprobó la nueva Ley del TIPNIS con la que se anula la intangibilidad de esa área protegida. El documento fue remitido al Órgano Ejecutivo para que en un plazo de 10 días el presidente Evo Morales lo promulgue.

Página Siete


La ONU e Iglesia piden diálogo y un debate libre de presiones

Luego de que Senado sancionó la madruga de ayer la ley que elimina la intangibilidad del TIPNIS, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación y convocó al diálogo para que el desarrollo del país sea armónico con la naturaleza. Mientras que la Iglesia Católica sugirió un debate serio y libre de presiones sobre el futuro del territorio indígena.

En tanto, el presidente Evo Morales afirmó en su cuenta de Twitter que su Gobierno reivindica el “sacrificio de los mártires indígenas”, y que superó “la falsa instrumentalización medioambiental”, pues “hoy los indígenas decidimos nuestro destino en armonía con la Madre Tierra y nuestros hermanos”.

La madrugada de ayer a la 1:04, la mayoría oficialista en Senado, pese a la protesta de los indígenas del TIPNIS y de activistas, sancionó la ley que anula la intangibilidad y permite que privados ingresen a explotar los recursos naturales del territorio indígena.

Frente a esa decisión, dirigentes originarios y organizaciones civiles se movilizaron y advirtieron al presidente Morales -quien se prevé promulgará la norma el domingo en Trinidad- que defenderán el TIPNIS hasta con sus vidas porque -aseguran- el Gobierno incurre en un etnicidio y ecocidio.

Es ante esa situación que el Coordinador y Residente de las Naciones Unidas, Mauricio Ramírez pidió diálogo. “Hacemos un llamado al diálogo a la concertación para que el desarrollo del país se haga de manera armónica no solamente entre bolivianos y bolivianas sino también con la naturaleza”, dijo.

Ramírez lanzó la convocatoria luego de participar del acto de conmemoración por el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se realizó en Cancillería. En el evento también participaron dirigentes afines al MAS, como la ejecutiva nacional de las Bartolinas, Juanita Ancieta.

La Conferencia Episcopal Boliviana también expresó su preocupación y recordó que “el desarrollo integral de nuestros pueblos no se opone a la preservación de su hábitat, y que una carretera que cruce este territorio representa una seria amenaza a la naturaleza más que un progreso para los pueblos indígenas”.

Es en ese marco, planteó que se realice “un debate serio y responsable sobre la preservación y progreso de las comunidades indígenas del TIPNIS”, que “debe realizarse libre de todo tipo de presiones e intereses ideológico políticos, tomando en cuenta el interés de las mismas comunidades involucradas, el bien común de toda la sociedad y el cuidado de la casa común”.

Sin embargo, legisladores del MAS insisten que la ley que anula la intangibilidad del TIPNIS es un pedido de las 58 comunidades del parque nacional, que plantearon en consulta previa, que se realizó en 2012. El diputado oficialista, Víctor Borda, explicó que al levantar la intangibilidad el Gobierno podrá llevar servicios básicos y desarrollo a esa región. “No se permitirá asentamientos de terceros que no sean vinculados a los pueblos indígenas”, dijo.

La plataforma ciudadana Una Nueva Oportunidad afirmó que la FIDH y de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos pudo constatar que “la consulta no fue de buena fe, no se respetaron sus costumbres y tradiciones, finalmente sus resultados han sido falseados y manipulados”, por lo que convocó a una resistencia y defensa del territorio indígena.

Página Siete