Bolivia: fuertes fricciones entre grupos indígenas por la ley del Tipnis que habilita la construcción de caminos

Contexto Nodal
En octubre de 2011, tras casi tres meses de protesta y movilización, Evo Morales promulgó la Ley 180 que instituyó la “intangibilidad” del territorio indígena del Tipnis, con la cuál se desechaba la construcción de una carretera en la zona. En la actualidad, se abrió un nuevo capítulo en el conflicto debido a ley de Protección, Integral y Desarrollo Sustentable del Tipnis, aprobada por el Congreso, y que elimina la condición de “intangible” de la zona, lo que habilita la construcción de caminos. Ante esto, algunos sectores indígenas del Tipnis se declararon en emergencia y llevan a cabo una “nueva resistencia”.

Apenas un día después de la puesta en vigencia de la nueva ley del TIPNIS surgieron fuertes fricciones entre indígenas que se oponen a la carretera y quienes están a favor de la misma. Ayer protagonizaron una escaramuza en la que hubo desde cruces verbales hasta llanto.

El domingo, el presidente Evo Morales promulgó la nueva norma en Trinidad (Beni). Para ayer, según el presidente de la subcentral del TIPNIS, Fabián Gil, se convocó a una reunión en la sede de esa organización.

El encuentro fue planeado para analizar la promulgación de la ley y planificar las acciones que se tomarán para defender el territorio indígena. No obstante -relató Gil- a las 10:00, quienes están a favor de la carretera llegaron al lugar y se generó un altercado.

“Nos provocaban y buscándonos cómo enfrentarnos, para que las cosas empeoren, y eso nosotros sabemos que no nos lleva a nada bueno”, contó Gil.

Marqueza Teco, líder de las mujeres del TIPNIS, contó lo que vio: “Un poco ha habido amedrentamiento con los hermanos, palabras brutas… Luego del altercado, los dirigentes lloraron. Sabemos que de hoy en adelante vamos a tener muchas dificultades, mucha persecución…”, lamentó el dirigente.

Domingo Nogales, quien fue desconocido como presidente de la subcentral del TIPNIS, confirmó la fricción. “Sí, tuvimos problemas ahora, pero creo que poco se ha moderado; esto no creo que sea hasta ahí todavía”, manifestó. El dirigente agregó: “Ellos (Gil y Teco) son personas que se han juntado entre cinco o siete comunidades, incluso nos han desconocido”.

Gil y Teco informaron que los dos bandos llegaron a un acuerdo: que este problema sea tratado en un encuentro de comunidades o corregidores del TIPNIS, el cual está previsto para el próximo 25 de agosto.

“Se acordó que nadie sea agredido, que nadie se pelee, y por lo tanto se ha llegado a un acuerdo, para llegar a una solución: es un encuentro de corregidores y dentro del territorio. Ellos van a decidir… y, bueno, las comunidades y los vivientes del territorio decidirán qué se va hacer”, expresó Gil.

El dirigente agregó que en esa reunión hará conocer a las comunidades “la trayectoria” de la problemática, desde la presentación del proyecto polémico hasta la anulación de la Ley 180.

“Sabemos que las comunidades no han asistido. No se ha conocido el proyecto de ley dentro de las comunidades”, afirmó Gil, quien agregó que espera de que “se aplique la justicia comunitaria a los traicioneros y a los culpables de que se anule la Ley 180”.

Consultado Nogales sobre cómo se pueden limar asperezas y generar un encuentro entre ambos bandos, respondió: “Ese encuentro de corregidores es el que va a decidir”.

El área protegida

El parque – El 22 de noviembre de 1965, el presidente René Barrientos emitió el decreto 07401 que crea el Parque Nacional Isiboro-Sécure.

El territorio – El 24 de septiembre de 1990, el presidente Jaime Paz Zamora sancionó el decreto 22610, que reconoce el parque como territorio indígena de los pueblos Mojeño, Yuracaré y Chimán.

¿Carretera? – El artículo 9 de la nueva ley establece: “Las actividades de articulación e integración que mejoren, establezcan o mantengan derechos de los pueblos indígenas como la libre circulación, a través de la apertura de caminos vecinales, carreteras, sistemas de navegación fluvial, aérea y otras, se diseñarán de manera participativa con los pueblos indígenas…”.

Página Siete