Comienza la campaña electoral de cara a las presidenciales de noviembre

Los 30 mil candidatos a cargos de elección se las ingeniarán a partir de este lunes, cuando comienza la propaganda electoral, para tratar de convencer a un electorado cada vez más exigente que aspira a mejorar sus condiciones de vida, a escuchar propuestas realistas que le permitan pasar de una inducida ilusión a presenciar una obra real y tangible.

La gente adulta acostumbrada a estos ajetreos da muestras de estar cansada ante tanta promesa incumplida, de cancioncitas pegajosas, de discursos demagógicos y de anuncios carentes de creatividad.

El banderillazo para la propaganda está dado a partir de hoy y se extenderá por 85 días hasta el 20 de noviembre, cinco días antes del desarrollo del décimo proceso electoral de la era constitucional.

Funcionarios electorales, miembros de la sociedad civil y analistas consultados por EL HERALDO esperan que los políticos y sus partidos -especialmente los que tienen mejores recursos- se apeguen a los valores de la decencia, del civismo, del sentido patrio y de una propuesta real.

La campaña que este lunes inicia tiene la particularidad de que la comunidad internacional estará pendiente del movimiento de los políticos que tendrán que ajustarse a techos regulados por la “ley de política limpia” aprobada este año.

Este cuerpo jurídico tiene como finalidad evitar que dineros provenientes del crimen organizado financien la campaña de partidos políticos y de algunos de sus candidatos presidenciales, diputados o alcalde,s lo que -al parecer- ha sido costumbre en los últimos procesos electorales.

La política sucia, que cobró notoriedad en la pasada contienda electoral, se espera que esta vez no marque la diferencia. El insulto, la atribución de responsabilidades, escritos anónimos, publicación de videos, fotografías grotescas y la manipulación de textos y entrevistas fueron comunes en la campaña de 2013.

En la divulgación de estos mensajes los medios tendrán su cuota de responsabilidad. “Es muy importante que los medios de comunicación conozcan de primera mano qué es lo que se puede difundir en un anuncio, qué es lo que está permitido y lo prohibido”, advirtió el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) David Matamoros, consultado por EL HERALDO.

Los candidatos, que se disputarán 2,934 cargos, pertenecen a los partidos Nacional, Liberal, Libre, Pac, Pinu, Alianza Patriótica, Frente Amplio, DC, UD y Vamos.

Deuda política y la ley

Los políticos podrán hacer uso de todos los recursos que estén a su mano para pedir el voto. Algunos que carecen de recursos se limitarán a realizar visitas casa por casa para explicar sus propuestas, entregar hojas volantes; otros utilizarán los carros parlantes con música interrumpida por mensajes propagandísticos y la mayoría hará uso de las redes sociales.

Los que disponen de presupuesto pagarán espacios en los medios de comunicación, mientras que los órganos centrales de los partidos utilizarán los fondos de la deuda política que les dio el Estado para financiar actividades propias de su partido y de sus candidatos.

El TSE adelantó a los partidos alrededor de 123 millones de deuda política (60 por ciento, de los cuales 89.2 millones corresponden al costo de cada voto obtenido en las elecciones de 2013 y 33.3 millones son en concepto de transporte.

La Ley Electoral regula la propaganda de la que se desprende un reglamento que ya fue aprobado por el TSE.

“La propaganda electoral solo podrá ser realizada dentro de los cincuenta (50) días calendario anteriores a la práctica de las elecciones internas y primarias y noventa (90) días calendario anteriores a la celebración de las elecciones generales”, dice la ley.

También se aceptará la publicación de encuestas por parte de empresas autorizadas, pero no podrán divulgarlas “treinta (30) días calendario antes de las elecciones primarias y generales”, si lo hacen, las empresas y los medios de comunicación se expondrán a sanciones.

“La propaganda electoral debe mantenerse dentro de los límites de la moral y la ética”, advierte la Ley Electoral.

Campaña de contrastes

A criterio del analista Miguel Cálix Martínez, esta campaña “será de muchos contrastes, no solo entre candidaturas y propuestas partidarias, sino en capacidades organizativas de los partidos, en acceso a financiamiento, en capacidad discursiva de candidatos en todos los niveles electivos, entre estilos de estrategias electorales y marketing político”.

“También apreciaremos las debilidades y fortalezas de nuestra institucionalidad electoral, los inapropiados sesgos y alineamientos de la prensa con la oferta política, los elevados niveles de intolerancia política que salen a flote en estos días, en resumen muchas de las mejores y peores características de la cultura política del país”, añadió.

Por su parte, el estratega y analista Mario Rivera Callejas considera que “hay una gran posibilidad de que la campaña se polarice como en el 2013”, a juzgar por el ambiente de confrontación que se está viviendo desde ahora.

Sobre la campaña que se avizora de la oposición dijo: “Siguen cayendo en el error táctico de golpear a JOH, pero la gente quiere soluciones, no ataques”.

La empresa privada espera igualmente una campaña de altura, de propuestas realizables. El magistrado del TSE, Erick Rodríguez, espera que los políticos se ganen la voluntad de los electores mediante “una propuesta clara, precisa. Le pedimos a los candidatos sensatez, campaña de altura y respeto a las ideas”.

El Heraldo