Chavismo en entredicho- El Comercio, Ecuador

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Las denuncias contra el régimen de Venezuela tuvieron un nuevo escenario, cuando la ex fiscal de ese país, Luisa Ortega, aprovechó la XXII Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur, en Brasilia, para hacer acusaciones que ofreció respaldar con documentos.

Ortega era simpatizante del chavismo pero se volvió una dura crítica de Nicolás Maduro a partir de una serie de acciones políticas que en su momento calificó de ilegales. Eso le valió que el Mandatario anunciara que pedirá contra ella una orden de captura internacional, luego de que viajara a Colombia y posteriormente a Brasil.

La exfiscal afirmó contar con pruebas en contra de Maduro y de otro alto funcionario del régimen venezolano, Disodado Cabello, quien actualmente es miembro de la Asamblea Constituyente. Este organismo, entre sus primeras decisiones, cesó en el cargo a Ortega, y posteriormente disolvió al Parlamento.

Sobre Cabello, Ortega afirmó que recibió sobornos por USD 100 millones a través de una empresa en España relacionada con el escándalo de Odebrecht. Y en cuanto a Maduro, afirmó que controla a través de dos empresas el sistema de reparto de alimentos, uno de los puntos críticos de la crisis que soportan los habitantes de ese país.

La exfiscal pretende compartir la información con ‘algunos Estados para que procedan a enjuiciar a las personas que corresponda’. Ya se verá si su acción prospera o pasa a ser parte de las denuncias que se acumulan día tras día.

El Comercio