Chile: el 18 de agosto se conocerá el fallo del Tribunal Constitucional sobre el aborto en tres causales

Los pasos de la batalla por el aborto en el TC

En una decisión dividida de siete votos a favor y tres en contra, ayer por la mañana los miembros del Tribunal Constitucional (TC) declararon admisible el requerimiento presentado por senadores de Chile Vamos contra el proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales y que fue despachado del Congreso.

El miércoles pasado, Jacqueline van Rysselberghe (UDI) junto a Francisco Chahuán (RN) llegaron al TC para presentar su escrito. Se trataba del primer requerimiento para frenar una iniciativa que la oposición ha catalogado como una “legalización del aborto”.

Y ayer, casi a última hora de la tarde, los diputados UDI Claudia Nogueira y Jaime Bellolio llegaron al TC para presentar un segundo requerimiento. El lunes se había sondeado la opción de intentar retrasar el calendario fijado por el propio TC presentando el escrito de los diputados al filo del plazo, es decir, cumplido el quinto día luego del despacho de la iniciativa por el Parlamento. La estrategia apuntaba a que fuese el próximo presidente del tribunal, Iván Aróstica -quien asume el 28 de agosto y se le asocia con un perfil conservador-el que dirimiera la causa en caso de que se produjese un empate entre los diez miembros y no el actual presidente Carlos Carmona, ex funcionario de los gobiernos de la Concertación.

Pero nada de eso ocurrió. Pese a que algunos ministros buscaban esperar a que se presentara el documento de los diputados para pronunciarse sobre la admisibilidad de ambos escritos, finalmente se dirimió el de los senadores primero y luego -posiblemente mañana- será el turno del escrito de los diputados. Este, de todas maneras, se agruparía al de los senadores en una sola causa, con el fin de no afectar el calendario original que fija el veredicto para el 18 de agosto. La ley establece un plazo de 10 días para pronunciarse desde que se declara la admisibilidad y, en este escenario, será Carmona el voto dirimente en caso de empate.

Fueron los ministros Juan José Romero, Juan Ignacio Vásquez y Marisol Peña quienes votaron contra la admisibilidad del requerimiento de los senadores -con el argumento de verlo en conjunto con el de los diputados- mientras que Carmona, Aróstica, Domingo Hernández, Gonzalo García, María Luisa Brahm, Cristián Letelier y Nelson Pozo dieron el sí.

Con el inicio de la admisibilidad, las partes del alegato -el gobierno y la oposición- disponen de cinco días para presentar sus argumentaciones y antecedentes. El próximo lunes, asimismo, vence el plazo para que organizaciones se inscriban para participar de la audiencias que se realizarán el 16 y 17 de agosto. Ayer el secretario del TC, Rodrigo Pica, explicó que pueden asistir “entidades que tengan personalidad jurídica y que soliciten ser oídas sobre la base de una presentación”.

Por estos días, organizaciones civiles y partidos se han estado preparando para ir a defender sus posturas. A favor del proyecto se inscribirían representantes del PC, el PS y el Frente Amplio. En el oficialismo dicen que la ex subsecretaria de la Segpres Patricia Silva acudiría a una audiencia. Esto, al alero del trabajo que ha preparado -desde el Instituto Igualdad, ligado al PS- el abogado Flavio Quezada, ex asesor del ministro Nicolás Eyzaguirre. Para entregar argumentos contra la constitucionalidad del proyecto asistirían organizaciones como IdeaPaís, ChileUnido, Maternitas, Justicia para Todos, Reivindica e Instituto de Estudios para la Sociedad, entre otros. Todos ellos tendrán lapsos de 10 minutos para exponer.

El proceso terminará el 18 de agosto con los alegatos de los abogados de las partes involucradas: el que representa al gobierno -Alfredo Etcheberry (DC)-, el que expondrá a nombre de los senadores de Chile Vamos -Miguel Ángel Fernández- y Ángela Vivanco, quien representará a los diputados.

Ese mismo día, los ministros del TC tienen previsto, en la tarde, deliberar y decidir el veredicto, el que sería dado a conocer ese mismo día. El fallo íntegro, en tanto, se difundirá días después, probablemente el 25 de agosto.

Serán diez días clave que sellarán la suerte de uno de los proyectos emblemáticos del gobierno de Michelle Bachelet. Y mientras parlamentarios de oposición han llamado al TC a fallar sobre el fondo jurídico y “sin presiones”, la Presidenta ha defendido la iniciativa aprobada por el Congreso y ha señalado confiar en que “el TC acoja la voz de la mayoría”. En el gobierno miran con atención lo que pueda ocurrir especialmente con la tercera causal sobre violación, pues, se cree que es la que podría generar mayor controversia en el debate.

Los dos requerimientos de Chile Vamos apuntan a las tres causales y coinciden en que el proyecto “legaliza el aborto como una prestación médica”.

La Tercera


Gobierno dice estar “preparado para defender” el proyecto de aborto en el TC

El Gobierno aseguró estar “preparado para defender” ante el Tribunal Constitucional el proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, que la semana pasada -después de dos años y medio- culminó su tramitación en el Congreso.

La ministra de la Mujer y de la Equidad de Género, Claudia Pascual, afirmó que la decisión de la derecha de concurrir al TC era “parte de lo previsible”.

“Es algo que, indudablemente, pensábamos que iba a ser así, pero hemos estado preparándonos para este escenario y, por lo tanto, como Gobierno defenderemos nuestro proyecto en el Tribunal”, dijo Pascual.

En la misma línea, la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries, afirmó que en las tres causales previstas por la ley -inviabilidad fetal, riesgo de vida para la madre y violación- “hay que proteger y garantizar la vida y la decisión de las mujeres”.

“Eso va en la línea de las recomendaciones que el sistema internacional le ha hecho a Chile y es absolutamente compatible con los estándares de derechos humanos en la materia”, afirmó la ex directora del INDH.

Senadores y diputados de Chile Vamos en el TC

El Pleno del TC resolvió esta mañana acoger a trámite el requerimiento de inconstitucionalidad presentado por un grupo de senadores de Chile Vamos. A ello se sumó, esta tarde, un segundo recurso impulsado por diputados de derecha, que fue ingresado por los UDI Claudia Nogueira y Jaime Bellolio.

Este segundo documento consta de 151 páginas y fue suscrito por 36 diputados de oposición. Dentro de su argumentación figuran tratados internacionales suscritos y ratificados por Chile, pero su aspecto más polémico es el uso de argumentos contenidos en el Informe Retting, de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación convocada por Patricio Aylwin tras el fin de la dictadura.

“La base fundamental de nuestro requerimiento es que quien está en el vientre materno es una persona y, por tanto, es sujeto de derechos. Eso mismo se ha reconocido en el Informe Rettig, donde se ponen casos de varias mujeres a quienes les fueron violados sus derechos humanos y, al estar embarazadas, se dice que se violaban los derechos de dos personas: a la mujer y al que estaba por nacer”, explicó Jaime Bellolio.

En dicho informe “se reconoce que quien estaba por nacer tenía derechos esenciales que debían ser protegidos”, remarcó el parlamentario gremialista.

La diputada independiente Karla Rubilar sostuvo que “me parece contradictorio para algunas personas que efectivamente no alzaron la voz en su momento y que se ocupe como un argumento, y en eso algunos tendrán que dar sus explicaciones”.

En conversación con Cooperativa el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, mostró dudas en torno a la conveniencia de apelar a dicho texto.

“Es un argumento de alto vuelo, de alto calibre. Yo soy abogado también… No sé si lo hubiera utilizado, pero hay que entenderlo en la lógica jurídica y de la defensa, donde los abogados esgrimen diferentes argumentaciones para poder justificar sus posturas”, comentó Monckeberg.

“En el caso mío, si me hubiese tocado utilizarlo, quizás no lo hubiese hecho; pero, finalmente, lo importante es que el Tribunal Constitucional resuelva y resuelva pronto, que esto no se alargue mucho”, agregó el timonel RN en Lo Que Queda del Día.

La tramitación de los requerimientos

La admisibilidad del requerimiento de los senadores de Chile Vamos se aprobó con los votos en contra de tres ministros del TC: Juan José Romero, José Ignacio Vásquez y Marisol Peña; esta última es una de las que el Partido Comunista quería inhabilitar para el caso.

Ellos no votaron en contra de la admisibilidad, sino en contra de que fuera revisada hoy, como finalmente se realizó, pues pretendían postergar la decisión debido al ingreso del segundo requerimiento, de los diputados. Lo más probable es que la admisibilidad de este último sea revisada en la sesión del día jueves; mismo día en que se elige al nuevo presidente del TC, aunque el proyecto de todos modos se zanjaría bajo la actual presidencia, de Carlos Carmona.

Si se “acumulan” ambos requerimientos -como explicó el secretario de TC, Rodrigo Pica- van a regir los plazos del primero, el de los senadores, que empezaron a correr desde hoy, en que fue declarado admisible.

De este modo, hay un plazo de 10 días para resolver y, si es necesario, se puede dictar una prórroga de otros 10 días. Así, el plazo máximo para que haya una resolución es el 28 de agosto, mismo día en que asume Iván Aróstica, cercano a la derecha, pero el acuerdo del pleno va a estar tomado con antelación.

Cooperativa