Colombia: Santos y la ONU confirmaron el fin del cese al fuego tras la salida de contenedores con armas entregadas por las Farc

El Presidente Juan Manuel Santos y la Misión de la ONU en Colombia anunciaron que ayer se terminaría formalmente el cese al fuego entre el Gobierno y las Farc, tras el inicio de la salida de los contenedores de armas.

De acuerdo con el Presidente, desde ayer hasta el 15 de agosto se estarán extrayendo los contenedores de las armas de las Farc, por lo que en dos semanas también se acabarán las zonas veredales.

“Hoy (lunes) efectivamente, formalmente se termina el cese al fuego que dictamos el 24 de junio del año pasado, hoy termina”, anunció el Presidente.

La misión de la ONU en Colombia confirmó que ya fue evacuado todo el armamento en la zona de Monterredondo en Cauca y se inició el proceso de evacuación de las armas en la zona de Betania en Nariño.

La misión del organismo internacional indicó que la evacuación de otra zona se informará con posterioridad por seguridad.

“Los sucesivos procesos de extracción serán informados con posterioridad a su ejecución, por motivos de seguridad de las zonas y de los equipos humanos que participan en estas actividades”.

De acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de Paz, la fecha límite para la extracción de los contenedores es el 15 de agosto y explicó que una vez se hayan sacado las armas también desaparecerán las zonas veredales, por lo que hasta esa fecha los 26 puntos dejarán de existir.

RCN Radio


Farc entregaron primer listado de bienes

A pesar de que el plazo final para la entrega del listado con los bienes de las Farc se cumple en dos semanas, la Misión Especial de Naciones Unidas recibió de manos de la guerrilla un inventario inicial de lo que ellas llaman “economía de guerra”. La noticia la dio a conocer el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, quien detalló que el listado fue entregado este fin de semana. Advirtió, sin embargo, que las Farc tienen hasta el 15 de agosto para entregar el consolidado de bienes destinado al fondo fiduciario con el que se reparará a las víctimas y se subvencionará el proceso de reintegración de quienes dejaron las armas.

Al respecto, Pablo Catatumbo, miembro del Secretariado de las Farc, señaló desde su cuenta en Twitter: “Nuestra declaración de bienes será pública y los recursos irán para la reparación de víctimas”. Cabe recordar que días antes del 2 de octubre de 2016, cuando se votó el plebiscito refrendatorio del Acuerdo, la guerrilla había anunciado al país que entregaría hasta el último peso de su economía para reparar a quienes sufrieron por sus acciones.

Desde ese momento, la Fiscalía General de la Nación se ha mantenido en alerta pues, según quedó estipulado en el Acuerdo Final, los bienes que no sean declarados serán rastreados por el ente acusador a través de las herramientas que la justicia ordinaria dispone para perseguir bienes de origen ilícito, y el fiscal, Néstor Humberto Martínez, ha dicho que quienes escondan bienes serán procesados por la justicia ordinaria y perderán los beneficios de la Jurisdicción Especial para la Paz.

Al tiempo que esto ocurre, las Naciones Unidas dieron inicio al proceso de extracción de los contenedores con las armas que dejó la insurgencia en dos de las 26 zonas veredales. Se trata del armamento dispuesto en Monterredondo (Cauca) y Policarpa (Nariño). Al cierre de esta edición se esperaba un pronunciamiento de la ONU al respecto, pues, según el acuerdo de la comisión de implementación, del pasado viernes, una vez las armas salgan de la zona veredal, en esta dejarán de regir los protocolos del cese bilateral del fuego y las hostilidades y pasarán a convertirse en espacios de reintegración y convivencia.

“Hoy es un día muy especial porque está saliendo el primer contenedor, el primer volumen de armas de las zonas veredales. Hoy, formalmente, se termina el cese al fuego que dictamos el 24 de junio del año pasado y en los próximos 15 días van a ver las escenas de los contenedores saliendo de esas zonas”, dijo sobre este tema el presidente Juan Manuel Santos.

El Espectador