EEUU “evalúa” que Maduro deje el mando y el canciller venezolano denuncia que se “arremete contra democracia”

Secretario de Estado de EEUU dice que estudian la forma de derrocar al presidente Nicolás Maduro

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, reveló en una rueda de prensa anoche (horario español) que las diversas agencias de inteligencia de Estados Unidos están estudiando la forma de obligar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a abandonar el poder.

En una frase de su larga conferencia de prensa que pasó desapercibida para muchos, porque trató de numerosos temas internacionales y de organización interna del Departamento de Estado, Tillerson afirmó:

“Estamos evaluando todas nuestras opciones políticas para ver qué podemos hacer para crear un cambio de condiciones [en Venezuela] donde o bien Maduro decida que no tiene futuro y quiera marcharse por voluntad propia, o nosotros podamos hacer que el Gobierno [venezolano] vuelva a su Constitución”. Es decir, que sean anuladas las elecciones a la Asamblea Constituyente y el presidente pierda el poder.

“Pero estamos muy preocupados sobre lo que estamos viendo allá abajo”, continuó Tillerson. “Es un debate [interno] sobre gestión política que se está desarrollando esta semana a través del proceso inter-agencias”, o sea entre las diferentes agencias de información e inteligencia de EEUU que asesoran a la Casa Blanca y al Departamento de Estado sobre posibles acciones en política exterior.

Tillerson también estimó que la nueva detención de los dirigentes opositores venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma es “muy alarmante” y “podría llevar al estallido de más violencia en el país”.

López y Ledezma fueron conducidos de nuevo a la cárcel militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, de donde habían sido liberados para cumplir sus penas de prisión bajo arresto domiciliario. El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela decidió revocar su arresto domiciliario aduciendo que ambos “planeaban fugarse”.

Ledezma fue detenido en febrero de 2015 acusado de conspiración y asociación para delinquir y tras cuatro meses preso recibió una “medida cautelar sustitutiva de libertad”, por motivos de salud, por lo que estaba en su domicilio. López pasó el 8 de julio a situación de arresto domiciliario tras permanecer más de tres años encarcelado en Ramo Verde.

Correo del Orinoco


Vicepresidente de EE UU pide condenar régimen de Maduro por abusos

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó este miércoles a todos los “amantes de la libertad” a condenar el régimen de Nicolás Maduro, al que calificó de dictadura, durante una visita a Montenegro.

“Estados Unidos insta a todos los amantes de la libertad a condenar el régimen de Maduro por su abuso de poder y el abuso de su propio pueblo”, declaró Pence en Podgorica, capital de Montenegro. “Venezuela merece democracia y el pueblo venezolano merece libertad”.

Como hiciera el presidente Donald Trump, que llamó dictador a Nicolás Maduro el 18 de julio, Pence advirtió que “el colapso de Venezuela se ha acabado convirtiendo en una dictadura”.

“No solo porque el régimen organizó unas vergonzosas elecciones (…), sino porque el lunes por la noche el régimen capturó a dos prominentes miembros de la oposición, Leopoldo López y Antonio Ledezma, quienes están detenidos ilegalmente mientras nosotros hablamos”, agregó en Podgorica, última etapa de una gira del vicepresidente destinada a tranquilizar a los aliados de Washington en Europa del Este frente a la “presión rusa”.

“El presidente Trump dijo ayer que Estados Unidos condena las acciones de la dictadura de Maduro y que responsabilizará personalmente a Maduro de la salud y de la seguridad de esos dos valientes hombres”, quienes estaban en arresto domiciliario hasta el martes, cuando fueron encarcelados.

El lunes, el gobierno estadounidense impuso sanciones financieras y jurídicas a Nicolás Maduro, algo que la Unión Europea rehusó hacer este miércoles, si bien rechazó reconocer la Asamblea Constituyente e instó al gobierno venezolano a suspender su instalación.

Elegida el domingo en medio de manifestaciones violentas que dejaron una decena de muertos, la Asamblea Constituyente sesionará en el Salón Elíptico del Palacio Legislativo, en cuyo hemiciclo debate el Parlamento, de mayoría opositora, lo que hace temer enfrentamientos.

Venezuela, que sufre una severa crisis económica, entró en una nueva etapa del conflicto político con la elección de los 545 constituyentes que reformarán la Carta Magna de 1999.

Maduro sostiene que la Constituyente promoverá la paz y el diálogo en este país convulsionado por protestas opositoras que dejan más de 120 muertos desde que iniciaron hace cuatro meses. Pero la oposición, que rechazó participar en la elección, no la reconoce y asegura que fue propuesta por Maduro para perpetuarse en el poder, instaurar un modelo comunista y neutralizar a sus críticos y adversarios.

El Nacional


Moncada: Tillerson trabaja impunemente para derrocar al presidente Maduro

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Samuel Moncada, denunció este miércoles que el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson trabaja impunemente para derrocar el gobierno constitucional del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

“CIA contra Venezuela: Sec. Tillerson impunemente trabaja para derrocar al Pres. Maduro. Coalición del mal arremete contra la democracia” escribió Moncada en su cuenta @SMoncada_VEN, a propósito de las recientes declaraciones del representante del gobierno de Donald Trump.

“Estamos evaluando todas nuestras opciones de políticas respecto a qué podemos hacer para crear un cambio de condiciones donde, o Maduro decide que no tiene futuro y quiere salir de su propia voluntad o podamos devolver los procesos de gobierno a su orden constitucional”, dijo Tillerson en una clara injerencia de ese país en los asuntos internos de Venezuela.

“CIA contra Venezuela: ¡Alerta! Es la más descarada amenaza de EE.UU contra Venezuela desde 1902. La locura desatada en el imperio” colocó en otro mensaje en la misma red social el titular de Relaciones Exteriores, acompañado de un video donde se aprecia en idioma original las “advertencias” de Tillerson.

El diplomático venezolano también recordó que en enero Tillerson era el jefe de la petrolera estadounidense Exxon Mobil Corporation y que “ahora usa al Imperio para asaltar el petróleo del pueblo ¡Predecible!” sentenció Moncada.

Las acciones injerecistas de Estados Unidos contra Venezuela se han incrementado en los últimos días con sanciones a funcionarios y ex funcionarios del Gobierno Bolivariano y con la sanción emitida el pasado lunes contra el presidente Nicolás Maduro, un día después que más de ocho millones de venezolanos eligió a una nueva Asamblea Nacional Constituyente.

CiudadCCS


CNE: Aseveración irresponsable y sin fundamento ha ofrecido empresa proveedora de servicios

Como una aseveración irresponsable con base en estimaciones sin fundamento calificó la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena, las declaraciones ofrecidas en Londres por el representante de la empresa proveedora del Consejo Nacional Electoral (CNE) Smartmatic, Antonio Mugica, quien pretendió poner en duda la información oficial que refiere la participación de más de ocho millones de votantes en los comicios del domingo 30 de julio en Venezuela para seleccionar a los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Lucena leyó la tarde de este miércoles una declaración en la que señala, además, que “no es una empresa privada, radicada fuera del país, la que garantiza la transparencia y credibilidad del sistema electoral venezolano. El sistema electoral venezolano tiene una arquitectura de seguridad con procedimientos que dejan en manos del ciudadano y de la ciudadana su validación”.

Asimismo, recuerda que la sanción que le impuso el Gobierno de Estados Unidos afectó a proveedores del CNE, a quienes les han sido bloqueadas sus cuentas en el exterior.

A continuación la declaración íntegra:

El Poder Electoral venezolano quiere informar sobre las graves declaraciones emitidas por el representante de la empresa proveedora del Consejo Nacional Electoral, Antonio Mugica.

Se trata de una opinión sin precedentes por parte de una empresa cuyo único rol en el proceso electoral es la de proveer ciertos servicios y soporte técnico que no son determinantes en sus resultados.

Estas declaraciones fueron emitidas en un contexto de agresión permanente, iniciado desde hace dos semanas contra el Poder Electoral venezolano que, como es sabido, incluye la sanción por parte del Gobierno estadounidense a mi persona como presidenta del Poder Electoral por el único motivo de organizar una elección universal, directa y secreta en donde estaban habilitados para votar todos los venezolanas y las venezolanas inscritos en el Registro Electoral. Una sanción que se origina por el cumplimiento de la Constitución y las leyes venezolanas.

Esta acción del Gobierno estadounidense afectó también a otros proveedores que prestan servicios a nuestra institución y de los que ya tenemos conocimiento de que les han sido bloqueadas sus cuentas en el exterior.

Asimismo, hemos sido víctimas de la violencia. Antes de la elección, debimos reubicar 1.200 centros de votación por causa del asedio y la imposibilidad de instalación. La noche anterior al evento en algunos estados como Lara tuvimos que mover centros de votación por los ataques sistemáticos a los que fueron sometidos, hasta encontrar un sitio seguro para los electores y las electoras. Durante el día de la elección, recibimos ataques directos a cerca de 200 centros de votación, incluyendo agresiones con granadas y disparos de fusiles. Se hizo necesario, en pleno proceso de votación, movilizar centros a fin de garantizar la continuidad del proceso y resguardar a las electoras y electores de la violencia.

Hasta ahora, hemos contado 181 máquinas de votación quemadas. Nuestra institución sufrió y sigue sufriendo ataques cibernéticos a la página oficial.
Esto ilustra la situación inédita de asedio, inscrita en una estrategia para destruir las institución electoral e impedir la realización de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

Ahora, tres días después de la elección y a pocas horas de instalarse la Asamblea Nacional Constituyente, surge el vocero de una empresa que, a partir de procesos exitosos en Venezuela, se abrió camino en Estados Unidos.

No es una empresa privada, radicada fuera del país, la que garantiza la transparencia y credibilidad del sistema electoral venezolano. El sistema electoral venezolano tiene una arquitectura de seguridad con procedimientos que dejan en manos del ciudadano y de la ciudadana su validación.

En su comunicado, Antonio Mugica estima que una auditoría permitiría conocer la cantidad exacta de participación y afirma, cito: “estimamos que la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”.

Es una aseveración irresponsable con base en estimaciones sin fundamento en la data que maneja exclusivamente el Poder Electoral. Pero más grave aún, la empresa Smartmatic participó en todas las auditorías, colocó su clave para el cifrado de los archivos y protección de las aplicaciones que se desplegaron en la plataforma electoral. Estas auditorías incluyen la certificación del software de la máquina y del sistema de totalización que ahora se pone en duda.

Es decir, cualquier manipulación como la que señala Mugica supone desconocer que Smartmatic es parte de la seguridad del sistema de totalización.

En los hechos, el señor Mugica pretende poner en duda los resultados de una elección, en la cual su único rol es la de proveer de servicios a esta institución.
El Poder Electoral se reserva las acciones legales que corresponden a tan irresponsables afirmaciones.

Esta escalada surge después de tres días en que el país está en calma, tres días sin barricadas. Tres días en los que el país está en paz. Hemos defendido las elecciones y sus resultados en momentos difíciles. Así lo hicimos en 2007, en 2013 y 2015, y así lo haremos una vez más.

Quienes participan de estas agresiones contra la democracia pretenden sumir en un vacío a los que participaron en la elección, convertir la alegría de la paz en una derrota e insistir en desconocer e invisibilizar a más de ocho millones de venezolanas y venezolanos.

El Poder Electoral lo ha dicho y hoy lo ratificamos: Las venezolanas y los venezolanos no están solos. Esta institución y sus funcionarios vamos a defender el derecho que tienen a expresarse en paz y en democracia, y que su voluntad soberana expresada a través del voto sea respetada.

AVN