El gobierno de Uruguay evalúa vender marihuana en efectivo para eludir trabas de los bancos

Ante el bloqueo de las cuentas bancarias a farmacias que venden cannabis, el Poder Ejecutivo analiza un me-nú de alternativas entre las que se encuentra pasar a comercializarlo en efectivo en las herboristerías. Mientras se busca una salida, una segunda farmacia anunció que dejará de vender la droga.

Se entiende que las herboristerías son negocios más chicos que no dependen de los bancos y al operar en efectivo no tendrían problemas. Si se opta por esta vía, se daría marcha atrás con el sistema instrumentado para la venta en farmacias, al menos de forma transitoria. Para esto se piensa modificar el decreto reglamentario de la ley aprobada en el Parlamento en el 2013, dijeron a El País fuentes de gobierno.

La idea de comercializar solo en efectivo fue manejada ayer por el expresidente José Mujica en una charla informal con periodistas en el Palacio Legislativo. Según dijo, la fórmula “es novedosa porque da respuesta inmediata”.

La salida de fondo para que la legalización de la venta de marihuana vuelva a operar con normalidad pasa por la misión que realizará a principios de septiembre el presidente del Banco Central Mario Bergara a Estados Unidos. Se estima que irá acompañado del secretario de la Presidencia Miguel Ángel Toma o del prosecretario Juan Andrés Roballo a Washington y Nueva York para mantener reuniones con autoridades de la Reserva Federal.

Mujica piensa viajar a Estados Unidos, pero dijo que no formará parte de la delegación oficial. Contó que su intención es reunirse con el lingüista y filósofo Noam Chomsky “a tomar unos vinos”.

Desde el gobierno ya se hicieron contactos por este tema con la Embajada de Estados Unidos y de Canadá sobre la marcha del sistema. Para Mujica, los primeros días de funcionamiento fueron auspiciosos. “Si en el lugar hay algo que está regulado al extremo de lo imposible es esto, el problema es que hay que demostrarlo al mundo”, indicó. Desde su punto de vista, no se puede demorar una salida porque “la gente no tiene espalda y se desmoraliza”, afirmó en referencia a las farmacias que comercializan la droga.

Mujica destacó que el objetivo de la ley no es fomentar el consumo de marihuana, sino “poner el acento en el combate al narcotráfico (…) Me interesaba el intento de clarificarle a la gente que esto arranca como un problema de seguridad pública. Me sigue preocupando el narcotráfico jamás le voy a recomendar a la gente que fume marihuana”, indicó.

Para el expresidente, “a la larga” los problemas vinculados al cierre de cuentas bancarias tendrán “una solución, porque siempre tienen”. Esta misma versión fue dada ayer a la bancada del Frente Amplio por el presidente del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) Augusto Vitale, y el secretario de la Junta de Drogas Diego Olivera.

Fuentes que participaron del encuentro aseguraron a El País que se reafirmó que la ley “está más vigente que nunca” y “no será modificada”. Allí se manejó que “desde la derecha se busca destruir la ley”.

Los diputados coincidieron en que es necesaria una “defensa de la soberanía uruguaya” y reafirmaron la necesidad de buscar soluciones a nivel internacional. Algunos diputados llegaron a plantear que se podría vender marihuana en euros, para evitar que el dinero sea remitido a las entidades bancarias corresponsales en Estados Unidos.

“Me preocupa la soberanía del país y que la injerencia sea tal que se termine cercenando la posibilidad de vender un producto legal”, dijo a El País el diputado Óscar Groba (Espacio 609). En su opinión, la ley de marihuana “está bien hecha” y tiene “resultados fantásticos”. “La gente sabe lo que consume, consume un producto de buena calidad y se le sacó un producto de la góndola a las bocas de venta de drogas”, aseguró el legislador.

Desde la oposición se cuestionaron las alternativas que maneja el Poder Ejecutivo para enfrentar el cierre de cuentas bancarias a farmacias. “La flexibilidad que propone el gobierno de recurrir al efectivo para comprar cannabis, es la que pide mucha gente para la inclusión financiera”, opinó en Twitter el senador nacionalista Javier García. Por lo que concluyó que si se encontraron soluciones para que los bancos no obstaculicen “también debe haber para todos los uruguayos que no quieren bancarización obligatoria”.

Otra deja de vender

Faltan 60 paquetes para que la farmacia de Carmelo deje de vender marihuana. Según supo El País, el propietario de la farmacia, Gabriel Bachini, informó al Ircca que se dará de baja y solo volverá “si se resuelve el problema con los bancos”.

El farmacéutico se enteró el miércoles que el banco BBVA le iba a cerrar su cuenta. Supo porque había solicitado una libreta de cheques y no se la habían descontado del estado de cuenta. Y como al banco lo “necesita”, optó por dar un paso al costado ni bien termine de vender el stock de cannabis que tiene a disposición.

Las alternativas no bancarias que manejan las autoridades no le sirven y, por tanto, con su baja el departamento de Colonia quedará sin siquiera una farmacia que comercialice el producto —siendo el noveno departamento en esta situación. “Es una lástima porque se venía vendiendo bien, no había tenido ningún incidente, la gente venía tranquila y contenta… hasta tenía clientes que llegaban desde Mercedes (a 104 km.)”, resumió.

La farmacia de Carmelo es la segunda que se da de baja entre las 16 que empezaron con la venta hace un mes. La primera en haber dado un paso al costado fue la de Malvín Norte, en Montevideo.

El problema de incompatibilidad del negocio con la actividad bancaria y la falta de reposición de mercadería por problemas logísticos tuvieron a buena parte de los farmacéuticos con dudas. “Como ya empezamos a recibir la mercadería, nos fuimos tranquilizando”, dijo a El País Miguel Taberne, prosecretario de la Asociación de Farmacias del Interior.

Los adquirentes ya superan los 13.000 pese a problemas

Desde que se hizo pública la incompatibilidad de la regulación con la operativa bancaria, se enlenteció el ritmo de registro de nuevos adquirentes. Pero los problemas suscitados, incluyendo la escasez de stock en algunas farmacias y la poca cantidad de puntos de venta, no frenaron el crecimiento. A última hora del miércoles se superaron las 13.000 licencias otorgadas y ese mismo día también se sobrepasaron los 7.000 autocultivadores. Los clubes cannábicos, en cambio, siguen siendo 63.

Solo el cannabis para uso recreativo le ha quitado al mercado negro US$ 7,7 millones, estimó Mauricio Coitinho, de Monitor Cannabis. Y si se llegaran a vender las cuatro toneladas que tienen permitido cosechar entre las dos compañías cultivadoras, se le quitarían al narcotráfico otros US$ 5,2 millones, aunque parece improbable dado que por ahora solo van 70 kilos.

La marihuana tiene una demanda de 34,6 toneladas por lo que, el máximo de cannabis que se puede llegar a vender en las farmacias (en situaciones ideales) permitiría quitarle al narcotráfico el 30% del mercado, explicó el investigador Coitinho.

En lo que va del año la Policía incautó 1,2 toneladas de la hierba (1.232.633 gramos). Y hasta el momento no se vio un corrimiento por el impacto del experimento uruguayo, dijo una fuente del Ministerio del Interior.

Más allá del uso recreacional, el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) también entrega licencias para los usos medicinales e industriales de la planta. Y en estos sectores es donde más ha impactado el problema con los bancos, porque la mayoría tiene su negocio con el exterior y necesita de las transacciones internacionales.

Además de las dos licencias para cultivadores, hay siete de cáñamo para uso industrial (como para hacer telas y fibras) y “una veintena” de emprendimientos asociados a la marihuana medicinal o la investigación, incluyendo tres afectadas en el Polo Tecnológico de Pando.

El País