El gobierno uruguayo asegura que se mantendrá la venta de marihuana en farmacias pese a trabas de bancos

Contexto Nodal
La venta de marihuana legal en las farmacias de Uruguay regulada por el Estado enfrenta sus primeras dificultades. Ocurre que varios bancos privados de capitales extranjeros cerraron o bien amenazan con cerrar las cuentas de las farmacias comercializan cannabis debido a que el dinero que depositan proviene de una actividad restringida en gran parte de lo países y contraria a su normativa.

Gobierno asegura que se mantendrá venta de marihuana en farmacias

El prosecretario de la presidencia, Juan Andrés Roballo, aseguró que la venta de marihuana en farmacias no se caerá, porque se viene trabajando incesantemente para sortear las dificultades planteadas por el sistema financiero “y otras que puedan surgir en el futuro”.

“Venimos interactuando al más alto nivel, con las autoridades nacionales e internacionales del sistema financiero pero no nos quedamos en eso, estamos trabajando en otros aspectos porque el objetivo central es que el expendio en farmacias siga adelante, con las debidas garantías y cuidados para el país”, señaló.

Roballo consideró “comprensible” que diferentes actores hayan expresado su preocupación y que se hayan convertido en “cajas de resonancia” del problema, pero advirtió que la Junta Nacional de Drogas “nunca dejó de trabajar ante esta amenaza eventual que existía y ante otras que va a haber porque es un proyecto innovador distinto, que va contra la corriente de muchas cosas. Dificultades va a haber siempre pero las vamos a sortear como hemos venido sorteando otras”.

Sin mencionarlo directamente, el subsecretario se refirió a las fuertes declaraciones realizadas por el expresidente José Mujica y referentes del MPP en el sentido de que se estaba dejando morir burocráticamente la Ley de Marihuana. “En las últimas horas quizás ha cundido el nerviosismo y lo puedo comprender, pero todos esos actores saben todo lo que estamos haciendo, todo lo que venimos trabajando. Y el compromiso que tenemos con esta política pública que viene dando resultados y que exige de mucha creatividad y trabajo”.

Roballo evaluó también la alternativa de conseguir una solución que llegue desde los propios organismos de Estado norteamericanos.

“Un número importante de Estados en EEUU viene impulsando una solución legislativa que resuelve el problema a nivel financiero, una ley federal que está impulsada por legisladores demócratas, republicanos y algunos estados como California. Eso nos hace pensar que el futuro inmediato o mediato, pasa por regular responsablemente y Uruguay puede demostrar eficientemente ante los organismos internacionales que tiene controlado, encapsulado y monitoreado de manera permanente ese tema. Nos tenemos fe para mostrar a nuestro país como un ejemplo de buenas prácticas, que puede ayudar al discernimiento”, añadió.

Aclaró sin embargo que no solo se esperará por esa ley norteamericana, “porque muchas posibilidades están sobre la mesa, lo que hace pensar que el proyecto no va a caer”.

Roballo hizo hincapié en que la marihuana recreativa es la primera parte de la ley pero también hay un desafío que tienen que ver con el cannabis medicinal con el cáñamo para uso medicinal.

La República


Misión oficial a EE.UU. por solución a ley de marihuana

El “teléfono rojo” está funcionando a la perfección entre el presidente de la República, Tabaré Vázquez, y el exmandatario José Mujica. La relación entre los dos líderes del Frente Amplio está en su mejor momento en lo que va del actual mandato y ambos han decidido coordinar acciones para intentar solucionar las dificultades que la “ley de la marihuana” ha generado en el sistema financiero uruguayo.

Mujica fue informado el martes en una reunión en la Torre Ejecutiva de las acciones que el gobierno uruguayo está realizando para evitar que las empresas que producen y venden marihuana queden por fuera del sistema bancario, tras la decisión de bancos privados y del Banco República de cerrar las cuentas de las que estén vinculadas con el cannabis. Un negocio que actualmente para Estados Unidos está vinculado al narcotráfico.

El gobierno trabaja en el armado de una misión oficial para viajar a Nueva York y negociar directamente con los bancos estadounidenses una salida al problema. Mujica fue informado de esto, y luego se contactó con Vázquez vía telefónica, comentaron a El País dos fuentes oficiales y una cercana al exmandatario.

El líder del Movimiento de Participación Popular (MPP) —sector político mayoritario dentro del partido de gobierno— dijo en una entrevista con La República que en el contacto telefónico percibió al jefe de Estado con ánimo para enfrentar el escenario político actual.

“Tiene una fuerza política que lo respalda, un margen de credibilidad importante en el pueblo uruguayo. Es un hombre que no anda por los boliches, tiene su forma de ser, cada vez que precisa llama a quien tiene que llamar y tiene su estilo. Será genio y figura hasta la sepultura”, dijo Mujica. Para él, Vázquez lo que necesita es apoyo y no interferencias en su labor.

Vázquez y Mujica charlaron sobre la negociación con los bancos estadounidenses y el presidente de la República invitó al senador del Frente Amplio a formar parte del grupo de trabajo que estudia las alternativas para que las farmacias puedan continuar vendiendo marihuana y mantener abiertas cuentas en los bancos locales.

La comisión está conformada por representantes del Ministerio de Economía, Banco Central (BCU), Banco República (BROU), y el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca). El secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, retornó de Estados Unidos el lunes pasado tras los primeros contactos en ese país para informarse y comenzar a delinear una estrategia legal que permita subsanar el problema. El jerarca informó a Vázquez de la situación y también trabaja en la comisión a la que se integrará Mujica.

El gobierno uruguayo decidió seguir “como sea” con la aplicación de la ley de regulación del mercado de marihuana. Esta norma es la que habilita a los ciudadanos uruguayos a autocultivar cannabis para uso personal, a la conformación de clubes cannábicos, y a las farmacias a vender marihuana producida por el Estado.

Una fuente del gobierno explicó que en ningún momento se manejó la posibilidad de “echar por tierra” la ley. “La decisión es bien clara: marihuana en las farmacias se va a seguir vendiendo. Y los inconvenientes se van a solucionar”, dijo.

Para eso conformaron una delegación que viaje en misión oficial “al más alto nivel”. Uno de los integrantes de la comitiva será el presidente del BCU, Mario Bergara. El viaje se hará en los primeros días de septiembre.

Esta ley es de especial sensibilidad para el senador Mujica. El proyecto fue una creación de su mandato, y si bien se terminó de poner en marcha en el actual gobierno, es uno de los “buques insignia” que el líder del MPP tiene en el escenario internacional.

Por eso el jueves 18 no logró esconder su enojo con el tema. “Esto del cierre de cuentas a las farmacias lo arreglás sí o sí. ¡Hablá con (Jorge) Polgar (presidente del Banco República) o con quien sea, pero esto lo vas a resolver porque con este tema nosotros vamos a hacer patria!”, le dijo Mujica a viva voz al ministro de Economía, Danilo Astori, minutos antes de entrar a la comisión de Hacienda y Presupuesto.

La molestia del senador se mantuvo, y un día después declaró a la prensa que se estaba poniendo “palos en la rueda” a la ley de marihuana, para “matarla burocráticamente”, y aclaró que él no podía permitirlo.

Las charlas que Mujica mantuvo en Torre Ejecutiva lograron “bajar la pelota al piso”, explicaron a El País fuentes oficiales. “Mujica entendió que acá no se pretendió matar ninguna ley. Y que se está trabajando en solucionar los inconvenientes”, aclaró uno de los consultados que pidió mantener su nombre en reserva porque así acordaron en el gobierno: “hay que mantener perfil bajo”, dijo.

En la entrevista con La República, el senador del MPP explicó que su malestar no se trata de “un capricho”, sino de defender una ley que fue pensada para enfrentar al delito.

“Se tratar de fortalecer una herramienta para enfrentar uno de los mayores peligros que tiene el país, que es el narcotráfico”, declaró.

La molestia del MPP con el equipo económico de su gobierno es grande. Mujica considera que no lo advirtieron de lo que podía ocurrir, y que ni siquiera hicieron gestiones en Estados Unidos para evitar la actual situación.

Por eso el MPP decidió citar a la bancada del Frente Amplio, a las autoridades del BCU y el BROU para que expliquen lo que ocurrió. Los presidentes de ambos organismos fueron quienes ocuparon el Ministerio de Economía cuando Mujica presidió el Uruguay.

Hoy las autoridades del Instituto de Regulación y Control del Cannabis asistirán a la bancada del MPP y el lunes lo harán las del Banco Central.

Roballo dijo que se tiene que evitar “el pánico” porque la ley va a seguir

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, dijo ayer en una ronda de prensa que se está trabajando muy activamente para solucionar los actuales problemas y los que vengan. “La Junta Nacional de Drogas nunca dejó de trabajar ante esta amenaza eventual, las que existían y otras. Y les quiero decir que van a haber otras porque es un proyecto innovador y distinto”, advirtió el jerarca de gobierno. El prosecretario dijo que el Poder Ejecutivo tiene muchas expectativas ante los contactos con las “más altas” autoridades nacionales e internacionales. A su vez explicó que siempre se van a presentar dificultades. “Ha habido un nerviosismo que está bien. Lo puedo entender. Pero todos los actores saben lo que estamos trabajando y tenemos diferentes respuestas”, dijo Roballo, quien se disculpó por no poder comentarlas a los medios ya que aún no están definidas las soluciones.

“Hemos recibido intimaciones públicas varias aunque esos actores conocen bien el compromiso con esta política pública y que exige mucha creatividad en diferentes aspectos”, explicó. A pesar de eso, aseguró que el sistema va a seguir funcionando en todos sus aspectos comprendidos en la ley. A su vez dijo que es importante “tener tranquilidad” para evitar otros perjuicios. “Queremos llamar la atención de que no cunda el pánico. Estamos trabajando mucho. Hay que tener tranquilidad. Debemos no generar alarma”, afirmó.

El País