Guatemala: la Comisión Interamericana de DDHH solicita al Congreso abolir la pena de muerte

Una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de visita en el país, se reunió con representantes del Congreso de la República, para discutir la situación de derechos humanos y agenda legislativa.

En esa cita pidieron hablar con los jefes de bloques, la Junta Directiva y las diputadas Nineth Montenegro y Patricia Sandoval.

Los delegados de CIDH entregaron un informe y pidieron fortalecer la justicia y abolir la pena de muerte en el país, pues actualmente su aplicación solo está en suspenso.

Los relatores visitaron también a mujeres adolescentes de la correccional Gorriones, así como a los pacientes e internos del Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora.

Rudy Esquivel, vocero del Sistema Penitenciario, confirmó que el martes recorrieron la cárcel Pavón y el Centro de Orientación Femenina.

La visita de la comisión ha sido aprovechada por familiares de enfermeras, técnicos y médicos del caso IGSS-Pisa, quienes el lunes pasado hicieron un plantón frente al Hotel Camino Real, donde se hospedan los delegados, porque desde hace dos años sus parientes están detenidos, en condiciones infrahumanas, a la espera de ser escuchados.

Ayer, la esposa del coronel Juan Chiroy Sal, acompañada de sus hijos, presentó a la comisión un comunicado para pedir su colaboración para que se pueda revisar el caso del militar y de soldados que se encuentran detenidos desde hace cinco años, en prisión preventiva.

Delegados de la CIDH llegaron a San Mateo Ixtatán y a Santa Eulalia, municipios de Huehuetenango, en donde se reunieron con comunitarios para evaluar la situación de defensores de derechos humanos y libertad de expresión.

En la cuenta de Twitter de la CIDH se publicó que las comisionadas piden al Estado que garantice un sistema de protección adecuado para adolescentes en conflicto con la ley y garantías para la protección integral de los derechos de los niños.

El presidente Jimmy Morales arremetió contra personas que, según él, han hablado mal de Guatemala en el extranjero, pero no dio nombres. El gobernante dio esas declaraciones cuando se le preguntó acerca de su reunión con los representantes de la CIDH.

Prensa Libre