Huelga de maestros: la policía vuelve a reprimir a docentes durante las protestas

Huancayo: dispersan con bombas lacrimógenas a maestros en huelga

Con bombas lacrimógenas y disparos fueron dispersados cerca de mil profesores que se apostaron en los exteriores de la sede del Gobierno Regional de Junín, en la ciudad de Huancayo, como parte de las protestas que acatan en su huelga indefinida. Este fue un nuevo enfrentamiento entre docentes y la Policía Nacional.

Los maestros llegaron a la sede provistos de ollas y cucharones para hacer un cacerolazo. En el lugar impidieron que los trabajadores ingresen a su centro de labores, fue ahí que la Policía intentó disuadir a los manifestantes, pero al no hacer caso, lanzaron bombas lacrimógenas para dispersarlos.

En este momento, los profesores se han vuelto a agrupar y continúan en los alrededores del gobierno regional. Sin embargo, las labores han quedado paralizadas en la entidad regional, debido que no se podía garantizar la seguridad de los trabajadores.

América TV


Minedu y docentes con Pedro Castillo a la cabeza no llegaron a ningún acuerdo en última reunión

En la madrugada de ayer concluyó una nueva reunión entre dirigentes de los docentes en huelga, encabezados por el dirigente Pedro Castillo, y funcionarios del Ministerio de Educación (Minedu). En el encuentro participaron algunos congresistas, como mediadores, pero el diálogo no llegó a buen puerto, por lo que la medida de fuerza continúa sin solución.

Según el legislador oficialista Vicente Zeballos, presente en la cita, a la reunión que se inició el lunes por la noche se sumó la ministra del sector, Marilú Martes, quien horas antes había estado en Piura, donde afirmó más del 50% de maestros —unos 180 mil— ya retornaron a sus colegios en todo el país, por temor a los descuentos y despidos. “Exhorto a los que siguen en huelga a que vuelvan a las aulas, que lo hagan por los niños del país. No queremos llegar a medidas extremas, lo que queremos es revalorar la carrera docente”, dijo.

El congresista acciopopulista Edmundo del Águila, quien también forma parte de las negociaciones, precisó este martes en RPP Noticias que las discrepancias se mantuvieron en torno al tema de las evaluaciones a los docentes.

Según explicó, los dirigentes del gremio magisterial pretendían que estas pruebas sean optativas, y el Minedu planteó una suerte de marcha blanca en este tema: es decir, que se den los exámenes y se califique en la medida que el resultado haya sido positivo.

“Nosotros, en nuestra plataforma de lucha, estamos bregando para que la ley de reforma magisterial sea derogada, toda vez que tiene muchas consecuencias, como maestros despedidos en la calle”, dijo Pedro Castillo a su salida de la reunión, tras señalar que esta vez no se redactó ningún acta.

Sin embargo, desde que se aprobó la referida reforma, durante el último gobierno aprista, recién este año, entre setiembre y octubre, se tomará la primera evaluación de desempeño, que no es una prueba de conocimientos sino más bien un examen práctico, según explicaron en el Minedu, al desmentir la versión de los dirigentes en huelga sobre 45 mil docentes despedidos por esta causa.

La Ley de la Carrera Pública Magisterial contempla cuatro tipos de evaluaciones: i) para el ingreso a la carrera magisterial; ii) para el ascenso; iii) para acceder a los cargos en las áreas de desempeño laboral; y iv) por desempeño docente.

Solo esta última es obligatoria, y según la norma en mención, si un maestro no tiene un desempeño satisfactorio en una primera evaluación, será capacitado y vuelto a evaluar; si vuelve a desaprobar, será capacitado nuevamente y evaluado por una tercera vez. Si falla en estas tres oportunidades, en lapso de tres años, podría ser retirado de la carrera magisterial.

La Mula