Los bancos ponen en jaque la venta legal de marihuana en las farmacias

Contexto Nodal
La venta de marihuana legal en las farmacias de Uruguay regulada por el Estado enfrenta sus primeras dificultades. Ocurre que varios bancos privados de capitales extranjeros amenazan con cerrar las cuentas de las farmacias que comercializan el cannabis debido a que el dinero que depositan proviene de una actividad restringida en el resto de lo países y contraria a su normativa.

Farmacias amenazan con bajarse sin solución bancaria

El abogado del Centro de Farmacias, Pablo Durán, salió este miércoles de la reunión con el subsecretario de Presidencia y director del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), Juan Andrés Roballo, con una certeza: los bancos cerrarán las cuentas de las farmacias que venden marihuana y, por lo tanto, para ellas “no se vislumbra una alternativa dentro del sistema financiero tradicional”. Y aunque eso mismo ya se lo había anunciado el presidente del Banco Central, Mario Bergara, en una reunión que mantuvieron este martes, la confirmación dejó a las cuatro farmacias de Montevideo, que Durán representa, y a las 12 del resto del país, con la expectativa de que aparezca una solución que les permita seguir vendiendo cannabis sin quedar excluidos del sistema financiero.

Hasta ahora, varios bancos de plaza entre los que está el Santander, el Scotiabank y el Banco República ya han cerrado cuentas de empresas que trabajan con cannabis (ver nota aparte). La principal razón para hacerlo es que las corresponsalías financieras podrían negarse a operar con ellos si reciben fondos provenientes del negocio de la marihuana, debido a que, aunque en Uruguay el mercado del cannabis está amparado por ley, para estas compañías que adhieren a la Convención de Viena de la Organización de Naciones Unidas, se trata de un negocio ilegal.

Estas corresponsalías son parte importante del negocio de los bancos porque a través de ellas se realizan las transacciones con el exterior, pagos de importaciones y exportaciones, entre otros. Por eso, Roballo le prometió al Centro de Farmacias que se le presentará una solución el próximo lunes, aunque esta no surgiría de los bancos, sino de otro tipo de instituciones financieras como las Cooperativas de Intermediación Financiera o las redes de cobranza, que no dependen de las corresponsalías internacionales, según contó Durán.

El abogado admitió que esta alternativa no le servirá a todos las farmacias ya que plantea limitaciones desde el punto de vista operativo. Por un lado, las redes de cobranza no pueden captar ahorros, ni ofrecer préstamos, y aunque la única Cooperativa de Intermediación Financiera habilitada, Fucerep, sí puede prestar esos dos servicios, no está habilitada a abrir cuentas corrientes y por lo tanto quienes trabajen con ella no podrán utilizar cheques.

Según dijeron a El Observador desde Fucerep, en su directorio ven la posibilidad de recibir a las farmacias como “oportunidad comercial”, aunque les preocupa cómo eso puede afectar el relacionamiento de la firma con los bancos de plaza.

Esa misma preocupación comparte la red de cobranza Abitab, que prefirió no tomar una postura al respecto porque hasta ahora no se ha discutido el tema en el directorio.

Por su parte, RedPagos tampoco tiene una postura tomada debido a que no fueron informados al respecto, dijeron desde la compañía.

Según un relevamiento realizado por El Observador, de las 16 farmacias que iniciaron la venta de marihuana el pasado 19 de julio, cuatro aseguraron que dejarán de vender si corren riesgo de que les cierren sus cuentas bancarias, dos señalaron que analizarían qué hacer si se diera esa situación, dos más adelantaron que seguirían vendiendo a pesar de todo, y siete prefirieron no dar declaraciones. Hasta el momento, solo la farmacia Pitágoras de Malvín Norte decidió bajarse de la venta luego de que Santander le notificara que cerraría su cuenta si no dejaba de ofrecer cannabis en su comercio.

Una de las farmacias consultadas por El Observador dijo que su prioridad no es vender marihuana y que no podría trabajar sin operar con un banco. En el mismo sentido, otro comerciante contó que necesita del banco porque le paga a sus proveedores con cheques diferidos.

Por su parte, otro farmacéutico aseguró que venderá de todas formas, aunque se quede sin banco, y que buscará alternativas para operar dentro del sistema financiero.

Durán dijo que las farmacias que representa necesitan tener una respuesta antes del próximo martes, porque tienen que resolver si se quedan o se bajan de la venta. “Tenemos decenas de farmacias que estaban interesadas en vender marihuana y que ahora están esperando; otras están haciendo el tramite para darse de baja. Este es un knock out al sistema, no sabemos como van a reaccionar las farmacias”, dijo Durán y agregó: “Urge dar señales, no creo que estas empresas elijan quedar por fuera del sistema financiero solo para vender marihuana”.

Venta con escasez

En Montevideo y buena parte del país continúa escaseando la marihuana legal que se vende en farmacias. En Montevideo, una de esos comercios recibió solo una de las dos variedades de marihuana que ofrece el Ircca, debido a que no hay disponibilidad de la otra. En tanto, desde otra de las farmacias de la capital dijeron que no tendrán marihuana hasta la próxima semana. En el interior, en tanto, este sábado una farmacia recibió solo una de las variedades que había solicitado. Otro comercio estuvo desde el 29 de julio sin marihuana. En algunos puntos del país la mercadería se agota en tres o cuatro días, mientras que en otros, como los de Montevideo y capitales departamentales, el producto se acaba en una mañana.

El Observador


Marihuana legal “no puede depender de EE.UU.”

Representantes de las farmacias que venden marihuana en Montevideo se reunieron con representantes de Presidencia para encontrar una solución a la incompatibilidad de su negocio con la actividad bancaria. El gobierno planteó la viabilidad de trabajar con cooperativas o el uso de redes de cobranza. Es que el trabajo con bancos “es complejo” y solo es “viable” si Estados Unidos cambia su legislación, señaló el presidente del directorio del Banco Central de Uruguay, Mario Bergara.

La alternativa planteada por el gobierno no convenció al dueño de la farmacia Pitágoras, de Malvín Norte, que ya anunció que dejará de vender can-nabis. Las 12 farmacias del interior, en cambio, hasta el momento “no han tenido problemas y las movidas que están haciendo los de Montevideo no” los representa, dijo un directivo de la Asociación de Farmacias del Interior.

Pablo Durán, el abogado que asesora a las de la capital, explicó que en Estados Unidos hay 29 estados que “están en camino o ya legalizaron” la venta de cannabis. Por este motivo se pensó que la traba financiera no sería un obstáculo en este proceso de regulación.

Todo parece indicar que, en lugar de una mayor flexibilización, se dará marcha atrás en la legalización de drogas en Estados Unidos, explicó Ruben Baler, integrante del Instituto Nacional de Abusos de Drogas de Estados Unidos (NIDA), quien expondrá hoy en Montevideo. El experto aclaró que esta tendencia es fruto de la lógica que maneja la actual Justicia federal, pero que el proceso de regulación en los distintos países, incluyendo Uruguay, “no puede depender” de lo que determine el gobierno de Donald Trump.

Baler explicó que en Estados Unidos casi todo el negocio de cannabis legal “se está haciendo en efectivo”, dado que “no hay puntos de conexión entre la ley federal y las iniciativas de los Estados”. Los estudios primarios en los estados en que se ha legalizado el cannabis, dijo Baler, demuestran que no ha crecido significativamente la prevalencia de consumo y que apenas hubo un “leve incremento” en las consultas por intoxicaciones.

Según el representante del NIDA, el “tsunami de legalización no depende mucho de una administración norteamericana u otra, porque la tendencia es bastante clara: habrá algún obstáculo o paredón, pero el camino está marcado”.

El País