México: comunicadores protestan y Reporteros Sin Fronteras pide reformar ”urgente” el mecanismo de protección de periodistas

Periodistas protestan en Gobernación por el asesinato de Cándido Ríos

Periodistas protestaron este jueves frente a la Secretaría de Gobernación por el asesinato de su colega Cándido Ríos Vázquez, asesinado este martes junto con otras dos personas en la localidad de Juan Díaz Covarrubias, municipio de Hueyapan de Ocampo, Veracruz

La protesta inició poco después de las 9 de la mañana. Los periodistas colocaron en las escalinatas de la entrada a Segob fotografías de Cándido, al que sus colegas llamaban cariñosamente “Pavuche”.

En una manta colocada en la reja de la dependencia se leía: “Periodista supuestamente protegido por esta entidad asesinado el 22/8/2017 en Veracruz”.

El mensaje hacía referencia a la protección que recibía Cándido del Mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, que depende de la Secretaría de Gobernación.

“Pavuche”, de 55 años, colaboraba hasta el pasado martes como corresponsal del Diario de Ayacuyan, y había sido amenazado por el exalcalde de Hueyapan, Gaspar Gómez, de acuerdo con Cecilio Pérez, director del medio.

Cuando lo mataron, Cándido regresaba a su casa, después de haber escrito sus notas del día en un café internet.

Él es décimo comunicador mexicano asesinado en lo que va de 2017 debido a su labor periodística.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, dijo que Cándido Ríos no fue asesinado por su labor periodística, pues no era el objetivo del ataque en el que murieron él y otras dos personas.

De acuerdo con información de Milenio, Campa señaló que “todos los indicios apuntan a que se trató de un ataque contra otra persona y sus escoltas” y rechazó que el asesinato sea muestra del fracaso de los mecanismos de protección para periodistas en México.

Jan Jarab, Representante de la ONU-DH en México, señaló que el asesinato de Cándido Ríos es un recordatorio “de la violenta realidad que enfrentan las personas periodistas en México y, particularmente, en Veracruz. La demostrada peligrosidad del ejercicio de la libertad de expresión en esta entidad llevó a que en 2015 autoridades federales y el Gobierno de Veracruz decretaran una alerta con el objetivo de prevenir ataques en contra de comunicadores.”

El representante de la ONU consideró que es imperativo que se esclarezca el asesinato y que se sigan múltiples líneas de investigación que permitan confirmar o bien rechazar la labor periodística.

La impunidad ha imperado en los casos de asesinatos de periodistas en México.

De acuerdo con la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), en más de seis años -de julio de 2010 al 31 de diciembre de 2016- se registraron 798 denuncias por agresiones contra periodistas.

De esas 798 denuncias, de las cuales 47 fueron por asesinato, la FEADLE informó que solo tiene registro de tres sentencias condenatorias: una, en el año 2012; y otras dos en 2016. O en otras cifras: el 99.7% de las agresiones no ha recibido una sentencia.

Animal Político


Así protestaron periodistas en Segob, por asesinato de Cándido Ríos

Aristegui Noticias


RSF urge a México a reformar su mecanismo de protección de periodistas

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó la muerte del mexicano Cándido Ríos Vázquez, quien gozaba de protección del Gobierno federal, y calificó de “urgente” que se reforme el mecanismo de protección de periodistas, “que una vez más demuestra su ineficacia”.

Ríos Vázquez, corresponsal del “Diario de Acayucán” y fundador de “La Voz de Hueyapan”, fue asesinado el pasado martes a tiros en el municipio de Hueyapan de Ocampo (sur del estado de Veracruz) junto al exinspector de la policía municipal de Acayucán Víctor Antonio Alegría y a otra persona.

Los tres estaban fuera de una tienda cuando varios sujetos armados que circulaban en una camioneta se detuvieron frente a ellos y les dispararon.

“Esta nueva tragedia confirma que es urgente que las autoridades federales reformen el mecanismo de protección de periodistas, que una vez más demuestra su ineficacia”, señaló en un comunicado el responsable de RSF para Latinoamérica, Emmanuel Colombié.

Los investigadores, añadió, “deben identificar lo antes posible a los autores intelectuales de este crimen y dar prioridad a la hipótesis de que pudo estar relacionado con la profesión de periodista de la víctima”.

RSF recordó que México es uno de los países más peligrosos del mundo para la prensa y Veracruz es, en concreto, el Estado más peligroso de esa nación: con el homicidio de Ríos, han sido asesinados 22 periodistas en esta región centro-oeste desde el año 2000.

En el cómputo provisional de 2017, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México cuenta nueve informadores asesinados: Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Maximino Rodríguez, Filiberto Álvarez, Javier Valdez, Jonathan Rodríguez, Salvador Adame y el propio Ríos Vázquez.

Vanguardia


Periodistas exigen al gobernador de Veracruz el esclarecimiento y cese de asesinatos contra periodistas 

Periodistas de Xalapa exigieron al gobierno del estado de Veracruz el esclarecimiento y cese de asesinatos contra periodistas. El reportero Cándido Ríos suma el número 21 en la lista mortal de comunicadores ultimados el gobierno de Javier Duarte, y que han continuado en el de Miguel Ángel Yunes Linares.

En el mismo sentido, periodistas integrantes del Colectivo Voz Alterna, dirigieron una carta al gobernador Yunes Linares, para exigir justicia y no más más violencia contra periodistas y sociedad.

A unos días del asesinato del periodista del sur de Veracruz, Cándido Ríos, los comunicadores de Xalapa se dieron cita en la Plaza Lerdo, llamada también Plaza Regina, en honor a la también ultimada periodista Regina Martínez.

Las fotos de los 21 periodistas asesinados en el estado, fueron colocadas en las escaleras de la Plaza Pública, el mismo sitio donde comunicadores y sociedad civil se han dado cita, y que ha fungido como escenario luctuoso y de exigencia social ante diversos reclamos.

“No se mata la verdad matando periodistas”, “No al silencio”, “No más violencia”, “No más periodistas asesinados”, son las exigencias de los periodistas, que se sumaron a la frase de Cándido Ríos: “Nuestras armas no disparan balas, disparan verdades”.

En el acto en la Plaza Pública de Xalapa, Norma Trujillo Báez, integrante del Colectivo Voz Alterna (CVA), denunció que durante este gobierno panista continúan ocurriendo ataques contra la prensa y la libertad de expresión en Veracruz.

“No hay ninguna diferencia de este gobierno con el de Javier Duarte, la prueba está en los crímenes, la prueba está en las amenazas, la prueba está en los discursos y esto nos debería estar alarmando no a un grupo pequeño sino a todos los periodistas”.

La periodista veracruzana deploró que las autoridades han minimizado un crimen tras otro, revictimizando a las víctimas directas e indirectas, y evadiendo su obligación de garantizar seguridad, ejercicio de los derechos humanos, así como de realizar adecuadas investigaciones para que haya justicia.

Norma Trujillo Báez, lamentó las declaraciones del subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, quien indicó que el reciente homicidio del periodista no se relaciona con su labor informativa.

“Se les ha hecho costumbre a las autoridades estar discriminando antes de hacer una investigación y eso es muy irresponsable de su parte, porque por ellos se da la impunidad y la impunidad pueden seguir matando periodistas”.

Y es que “con la alternancia de gobierno sigue la violencia contra periodistas”, deploraron comunicadores en la capital del estado, al señalar también que las instancias supuestamente encargadas de proteger a periodistas, han tenido un completamente fallido desempeño, “son incapaces y simuladoras”.

Aunque la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) fue creada a partir de los asesinados a comunicadores, ni siquiera cumple con su obligación de exigir y dar seguimiento a los casos de asesinatos de periodistas, para su esclarecimiento y justicia; menos garantiza la seguridad de los comunicadores, pues se ha limitado a ofrecer pláticas o entregar “apoyos”.

En el caso del mecanismo de protección de la Secretaría de Gobernación, indicaron que debe ser revisado y mejorado.

CARTA AL GOBERNADOR YUNES LINARES: 

“Con Fidel Herrera empezaron los asesinatos, con Javier Duarte se recrudecieron los crímenes contra periodistas y en esta administración de Miguel Ángel Yunes Linares, ya van dos reporteros asesinados, ¿Qué espera señor gobernador para frenar esta violencia contra periodistas y todos los veracruzanos?

El Colectivo Voz Alterna, alzamos la voz desde el 2012 para reclamarle a Javier Duarte su complicidad y omisión por no hacer justicia y velar por la seguridad de los periodistas y de todos los veracruzanos. El asesinato de Regina Martínez, corresponsal de la Revista Proceso, nos rompió el corazón, nos aterrorizó y provocó miedo en la mayoría de nosotros, pero también nos dio fuerza para salir a las calles.

En esta ocasión nuevamente alzamos la voz, exigimos justicia, exigimos frene la violencia contra los periodistas y la libertad de expresión. No más impunidad, queremos resultados en las investigaciones, pedimos investigaciones serias que lleven a la verdad de los homicidios, que no victimicen dos veces a los periodistas asesinados y luego sean difamados por las mismas autoridades.

Alzamos la voz porque al igual que en las otras administraciones estatales, en la suya, no hay resultados, no se ve la mínima intención de investigar seriamente sobre los más de 20 casos, así como tampoco prosperan las averiguaciones de las demandas interpuestas en la Fiscalía General del Estado.

No merece comentario alguno la fallida Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, porque una vez más demuestra incapacidad y simulación de la protección”.

El Diario de Veracruz


Asesinato sistemático de periodistas

Un nuevo asesinato contra un periodista se registró la tarde de este 22 de agosto en Veracruz. Cándido Ríos Vázquez, corresponsal del Diario de Acayucan y fundador del medio La Voz de Hueyapan fue asesinado por hombres armados la tarde de este martes en Hueyapan de Ocampo, Veracruz.

Es el periodista 44 asesinado en los 56 meses del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, de acuerdo a un conteo realizado por ejecentral. Es el décimo asesinado en lo que va de 2017.

Le antecede el homicidio de Luciano Rivera, reportero y conductor del Canal de Noticias Rosarito (CNR) de Playas de Rosarito la madrugada del 31 de julio.

Luciano Rivera fue ultimado con un balazo en la cabeza en el baño del bar La Antigua, de la zona centro de Rosarito, Baja California el pasado 31 de julio.

Este crimen ocurre poco más de un mes después de que se confirmara el homicidio del periodista Salvador Adame, locutor y director del Canal 6 de Nueva Italia, Michoacán, quien estuvo desaparecido por varias semanas antes de que se pudiera confirmar su muerte.

A Adame le antecedieron, el pasado 15 de mayo, los asesinato de Javier Valdez, director del semanario Ríodoce y corresponsal del periódico La Jornada y Jonathan Rodríguez, reportero de El Costeño de Autlán, Jalisco.

Sobre los móviles que siguen al asesinato de los informadores, la organización Artículo 19 refiere que “su labor diaria de informar a la población hechos que atañen a toda la sociedad, suelen incomodar a actores políticos, privados o del crimen organizado que buscan que sus intereses no sean expuestos ante una sociedad cada vez más harta de los abusos e ineficacia de las autoridades”.

Al respecto, el organismo cita en su más reciente informe, que en 2016 un total de 226 agresiones contra periodistas provenían de los funcionarios públicos y 17 de los grupos del crimen organizado.

También asegura que las agresiones cometidas por los grupos criminales disminuyeron 51.43% y 53% proviene de los agentes del Estado e indica un incremento de 37% respecto a 2015.

Eje Central