México: EEUU acusa al capitán de la Selección Rafael Márquez y al cantante Julión Álvarez de vínculos con el narco

Señala EU a Rafael Márquez y Julión de vínculos con narcos

El capitán de la Selección Mexicana de futbol, Rafael Márquez Álvarez, y el cantante Julión Álvarez están vinculados con el narcotraficante Raúl Flores Hernández, han actuado como testaferros para él y su organización, y tienen bienes en su nombre, de acuerdo con una investigación de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La OFAC señaló que el gobierno de Estados Unidos congelará las cuentas bancarias, propiedades y demás bienes que tengan en ese país el narcotraficante, así como Rafa Márquez, Julio César Álvarez Montelongo –nombre verdadero del cantante norteño– y todos los implicados en la organización de tráfico de drogas. Y anunció que cancelará sus visas y no podrán entrar a ese país.

Además, prohibió a ciudadanos y empresas estadunidenses realizar transacciones con ellos y otros involucrados con la organización criminal.

Bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin), el Departamento del Tesoro identificó ayer a Flores Hernández como narcotraficante de talla mundial, al nivel de Joaquín El Chapo Guzmán Loera e Ismael El Mayo Zambada García, y designó a 21 ciudadanos mexicanos y 42 empresas del país por ayudar en actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Destacó que en la investigación hubo estrecha colaboración con el gobierno mexicano, como la Procuraduría General de la República (PGR) –que ayer mismo decomisó diversos bienes a Flores Hernández, como el Grand Casino de Guadalajara–, y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Explicó que trabajó con la UIF con la finalidad de aplicar sanciones financieras contra organizaciones mexicanas de tráfico de drogas.

La OFAC sostuvo que Rafa Márquez y Julión Álvarez han estado vinculados durante mucho tiempo con Flores Hernández, han actuado como testaferros para él y su organización de narcotráfico y mantenían bienes en su nombre.

Se trata de la investigación más grande en años recientes contra una red criminal, aseguró la OFAC al dar a conocer los nombres de los otros involucrados.

En la lista se incluye a Efraín y Omar Caro Urias, parientes de Rafael Caro Quintero; Mauricio Heredia Horner y Marco Antonio Fregoso González, que actuaban en nombre del futbolista.

La dependencia estadunidense señaló que Flores Hernández también tomó como testaferros y prestanombres en lavado de dinero a parientes suyos, su esposa, hijos y sobrinos, como María Icela Chávez Martínez, Felipe Flores Gómez, Kevin Sebastián Flores Chávez (hijo), Sendy Flores Castro, Moisés Flores Esparza, Saúl Flores Tinajero, Óscar Amando Jiménez Hernández e Irma Lizet Damián Rámirez, quienes poseen o controlan una serie de empresas mexicanas dentro de la organización.

La lista de socios del narcotraficante también incluye a Fernando Gustavo Álvarez Peralta, Diego Ayala Romero, Linda Elizabeth Campos Tirado, Hugo Iván y Víctor Manuel Carranza Zepeda, José Antonio Cordero Cárdenas y Mario Alberto Fernández Santana.

Al respecto, ayer mismo funcionarios de la embajada de Estados Unidos en México ofrecieron una conferencia de prensa vía telefónica, en la que explicaron que Flores Hernández ha amasado una fortuna de miles de millones de dólares, que incluye empresas como el Gran Casino de Guadalajara, bares, restaurantes, equipos de futbol, productoras musicales y compañías del sector inmobiliario, y afirmaron que utilizaba a gente cercana y amigos como fachada de su red.

Sostuvieron que los vínculos económicos del futbolista y el narcotraficante datan de más de dos décadas, y con Julión de al menos 10 años, según las investigaciones coordinadas también con las agencias de Administración Antidrogas y de Aduanas y Protección Fronteriza, así como con la Unidad de Investigaciones de Seguridad Interna.

Plantearon que se trata de un narcotraficante independiente que estuvo décadas a la sombra, pues manejaba un perfil bajo y tenía acuerdos con el cártel Jalisco Nueva Generación, con el que comandaba El Chapo Guzmán y con otros grupos de Sinaloa.

Los funcionarios comentaron que los procesos legales contra Márquez y Julión no dependen de las autoridades de Estados Unidos, sino de las mexicanas, como la PGR, y las investigaciones que se realicen en México.

Explicaron que por el momento sólo les compete el congelamiento de cuentas bancarias y bienes, y esperar a que se lleve a cabo el proceso legal contra el narcotraficante y sus testaferros.

Desde junio de 2000, más de 2 mil empresas han sido nombradas, conforme a la Ley Kingpin, por su participación en el tráfico internacional de narcóticos.

Las sanciones por violar la Ley de cabecillas van penas econpomicas por 1.4 millones de dólares y 30 años de prisión, hasta multas de 5 millones de dólares para quienes hagan negocios con las personas señaladas en la lista.

Comentaron que en Estados Unidos hay dos carpetas de investigación abiertas contra Raúl Flores, en Columbia y en el Sur de California, por cargos criminales de narcotráfico, así como una solicitud para que el capo sea trasladado a ese país.

La Jornada


Es mi partido más difícil: Rafa Márquez al rechazar nexo con el narco

El futbolista Rafael Márquez negó tener vínculos con organizaciones criminales, como lo dio a conocer la mañana de ayer el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Márquez leyó un breve comunicado en las instalaciones del club Atlas en Guadalajara para defender su inocencia e informar que ayudará a las autoridades al esclarecimiento de los hechos que se le imputan.

“Niego categóricamente cualquier tipo de relación con dicha organización (de Raúl Flores Hernández), y con los hechos referidos en las diversas notas periodísticas. Comprendo la situación jurídica en la que me encuentro y de inmediato me avocaré al esclarecimiento de los hechos con el apoyo de mi equipo de abogados.

“Aclaro que no y nunca he participado en ninguna de estas organizaciones en las que se me ha mencionado. Quiero ser muy puntual y reitero mi compromiso de apoyar a las diferentes autoridades y gobiernos correspondientes en la media que me sea posible y mantener informados a los medios de comunicación”, sostuvo el futbolista, visiblemente tenso.

Proceso


A lo mejor es por envidia, celos o política: Julión Álvarez tras ser ligado al narco

Al asegurar que absolutamente de nada tiene necesidad, el cantante Julión Álvarez achacó a la envidia, a los celos y tal vez a la política, el origen de las acusaciones que lo vinculan con grupos del narcotráfico.

En un Facebook Live de casi 4 minutos de duración, el cantante chiapaneco dijo que tiene que “asesorarse” e investigar si realmente es cierto el vínculo del que fue acusado este martes por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El mensaje íntegro de Álvarez es el siguiente:

“Soy una persona de rancho, de pueblo, que sé hacer mis cosas. Me ha costado muchísimo, lo poco o lo mucho que tengo. Me lo he ganado. Seguimos trabajando. Yo me he dedicado a hacer música. Gracias a Dios no tengo la necesidad de muchas de las cosas que me están acusando. De nada absolutamente tengo necesidad.

“Tiempo al tiempo. No puedo decir otra cosa (…) a lo mejor son cuestiones de envidia, de celos, no sé si de política también. Puedo suponer muchísimas cosas, pero lo que sí le digo a la gente, ustedes mi público saben a lo que nos dedicamos, saben lo que somos. Tengo muchísimos amigos que me conocen y saben realmente la persona que soy”.
“Y hablando de carreras (…) y chismes. No pasa nada. Y el día que me toque dar cara, saldremos a dar cara para lo que sea. Tengo que asesorarme. Tengo que investigar realmente si es cierto lo que me están diciendo. De lo que se me está acusando.

“Junto con Rafa Márquez (…) es un futbolista de los que más años tiene en el futbol. ¿Usted cree que tiene necesidad de algo? Y yo le mando un abrazo, que sí es mi amigo, es mi compa, y estamos dispuestos pa´hacer equipo. Si es necesario, hacer equipo, y si no, individualmente cada quien tiene que defenderse, investigar y todo.

“Pero mientras, tengan la seguridad, todo mi público, que un servidor estoy muy claro con lo que he hecho, con lo que tengo, con lo que gracias a Dios y al apoyo de todos ustedes he logrado, y lo que si Dios permite me falta lograr. Porque son 10 años de carrera, pero me faltan mucho todavía por seguir haciendo”.

“Dios me dé vida, y Dios me dé cabeza y sabiduría, y un equipo que me ayude a manejar este tipo de situaciones. Yo no culpo más a que a la envidia, a los celos y al éxito que gracias a Dios todos ustedes me están regalando”.

Vea aquí el mensaje en video de Julión Álvarez

“Ejemplo para la juventud”

De ser “un ejemplo por la juventud mexicana” para el presidente Enrique Peña Nieto, ayer Julión Álvarez ha sido señalado por el gobierno de Estados Unidos como un personaje ligado al crimen organizado, específicamente con el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El 23 de marzo del 2015, en Chiapas, en el marco de la presentación de las “Acciones de Apoyo al Empleo de la Estrategia para el Desarrollo del Sur de México”, el presidente Peña destacó en su discurso a Julión Álvarez como “un joven talento de Chiapas. Un joven que ha destacado, que ha representado a su tierra, y me da mucho gusto que sea un gran ejemplo para la juventud mexicana”.

Este miércoles, la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, sostiene que el cantante de música norteña y el futbolista Rafael Márquez forman parte de una red de prestanombres para lavar dinero procedente de la venta de drogas, de una organización criminal que comanda Raúl Flores Hernández y varios integrantes de su familia.

Trayectoria y ascenso musical

De acuerdo una biografía en el sitio de Televisa, Julio César Álvarez Montelongo, mejor conocido como Julión Álvarez, nació un 11 de abril de 1983, y es el segundo de cuatro hermanos. Sus padres son César Álvarez Villalpando y María Montelongo Esquivel.

Julión, refiere su biografía oficial, desde niño soñó con convertirse en un gran cantante. Muy pequeño escuchaba discos con ritmo de saxofón, mientras su padre simulaba tocar este instrumento; él lo acompañaba cantando los temas.

Estudió en Tuxtla la preparatoria. En 2002 acudió a un baile de la Banda El Recodo, y recomendado por un empresario fungió como guía de turistas del grupo. Ahí conoció a Poncho Lizárraga, quien lo invitó a trabajar con su sobrino Alberto Lizárraga. Fue así como se integró a la Banda Mr. Lobo, en la cual permaneció cerca de ocho meses.

Posterior a su salida de la banda empezó a cantar en cantinas y se instaló en el salón “Marineria la Huerta”, de Tuxtla. Tiempo después conoció a la Banda MS y se fue a trabajar con ellos por tres años y medio.

Fue hasta el 2007 que recibió la propuesta de Primetime Entertainment, liderada por Germán y Patricia Chávez, quienes lo invitaron a formar parte del elenco de esta oficina de representación artística como solista con su Norteño Banda.

Aunque ya se sabía de su éxito, en Chiapas todavía no era profeta en su tierra. En el sexenio de Juan Sabines Guerrero, el artista consentido del ahora cónsul en Estados Unidos era Emmanuel.

Fue durante el gobierno de Manuel Velasco Coello, después del 2012, que Julión Álvarez empezó a ser parte de conciertos y a formar parte de la cartelera en ferias y palenques.

Velasco Coello ha presumido una estrecha a amistad con el cantante originario de la comunidad Benito Juárez en el municipio de La Concordia, donde tiene su rancho.

El cantante siempre ha figurado en muchas de las visitas de Peña Nieto a Chiapas, y el lunes pasado no fue la excepción. Esa tarde, después de su evento, Peña Nieto y Velasco Coello recorrieron el Cañón del Sumidero sobre las aguas del caudaloso Río Grijalva. Ahí estaba presente Julión Álvarez. Quien posó junto a ellos en varias ocasiones para fotografías.

Aunque el martes el presidente subió su foto a la redes sociales, más tarde esta misma fue eliminada.

“Hoy visité por primera vez el Cañón del Sumidero, un espectaculo natural impresionante, acompañado de chiapanecos @JulioAlvarez y don Marco Antonio Hernández, prestador de servicios turísticos de la zona. Una fuerte lluvia nos agarró en el camino, pero la vista valió la pena. Gracias al Gobernador @VelascoM_ por su hospitalidad”, rezaba el pie de foto.

Proceso


Quién es Raúl Flores Hernández, el narcotraficante vinculado a Rafa Márquez y Julión

Raúl Flores Hernández, el narcotraficante con el que el gobierno de Estados Unidos relaciona a Rafael Márquez y Julión Álvarez, ha operado desde la década de 1980 en la Ciudad de México y Jalisco.

Su manera de operar es sencilla: mantiene relaciones con varios cárteles de la droga y utiliza prestanombres para lavar dinero procedente del tráfico de drogas, de acuerdo con John E. Smith, director de la OFAC, (Office of Foreign Assets Control).

La Procuraduría General de la República (PGR) aseguró este miércoles diversos bienes propiedad de Flores Hernández, entre ellos el Gran Casino ubicado en Guadalajara, Jalisco.

La Agencia de Investigación Criminal de PGR realizo un operativo en el Gran Casino.

Raúl Flores opera de manera independiente, según datos del Departamento del Tesoro de EU, sin embargo mantiene “alianzas estratégicas” con los líderes del Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Desde marzo de 2017, Flores enfrenta cargos por tráfico de cocaína en las cortes del distrito de Columbia y California.

La organización delictiva que lidera Raúl Flores incluye a un significativo número de familiares y socios que lo apoyaban en actividades ilícitas como tráfico de drogas y lavado de dinero, para mantener activos en su nombre.

Entre esas personas, están el futbolista Rafael Márquez y el cantante Julión Álvarez, según el Departamento del Tesoro.

Los negocios con los que tendría relación Flores Hernández están restaurantes, bares, productoras musicales, y empresas de recreación, salud y rehabilitación.

Esto incluye Camelias Bar, Nocturnum Inc, empresa que maneja bares y restaurants en Guadalajara; el centro de rehabilitación Prosport & Health Imagen, y la productora musical Noryban Productions.

Así como el Club Deportivo Morumbi, el cual era la razón social del equipo Guerreros Autlán, que juega en la Segunda y Tercera División mexicana, de acuerdo con La Afición.

El equipo registró a Flores Hernández como su presidente ante la Federación Mexicana de Futbol hasta el verano de 2008.

En agosto de 2010, la PGR ofreció una recompensa de 5 millones de pesos a cambio de información que llevara a la detención de Flores, acusado de delincuencia organizada.

Raúl Flores Hernández fue detenido en 2013 por autoridades federales mexicanas, formaba parte de la lista de objetivos prioritarios del gobierno.

Pero según la PGR, Raúl Flores fue liberado en 2015, y otra vez capturado el pasado 20 de julio. Es requerido por la Corte Federal de Distrito de Columbia, en Estados Unidos, para ser procesado por el delito de asociación delictuosa por distribuir cinco kilogramos o más de cocaína.

La PGR informó que Raúl Flores fue trasladado al Reclusorio Sur de la Ciudad de México, donde fue puesto a disposición de un juez federal, quien le dictó prisión preventiva.

Animal Político