El vicepresidente de EEUU continúa en Chile su gira por la región centrada en aislar a Venezuela

Venezuela y Corea del Norte en agenda de Mike Pence durante visita a Chile

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, abordará con las autoridades de Chile asuntos bilaterales, pero también la situación en Venezuela y la tensión entre Washington y Corea del Norte, durante una visita a Santiago que realizará este miércoles.

La visita de Pence a Chile se enmarca en una gira que desde el pasado domingo lo ha llevado a Colombia y Argentina, y que culminará el viernes, en representación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Fuentes oficiales han adelantado que Pence se reunirá en Santiago con la Presidenta Michelle Bachelet, el canciller Heraldo Muñoz, y con otras autoridades gubernamentales, “para reafirmar el compromiso del Presidente Trump por profundizar las sólidas y extensas relaciones bilaterales de Estados Unidos y Chile”.

También el número dos de la Casa Blanca se dirigirá a la comunidad empresarial durante un evento organizado por la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio y la Asociación de Cámaras Norteamericanas de Comercio de América Latina y el Caribe.

En esa ocasión, según se indicó, “honrará el compromiso del Presidente Trump con el fortalecimento del comercio bilateral y la inversión, y para demostrar el apoyo de su gobierno con la cooperación en seguridad y prosperidad económica”.

En su reunión con Bachelet, según señalaron al comenzar la gira fuentes que pidieron reserva de identidad, Pence reconocerá a Chile “como líder y un modelo de economía abierta y por su sólida y estable democracia”.

“Reforzar el esfuerzo multilateral para aislar a Venezuela”

Asimismo, buscará remarcar el compromiso del gobierno de Trump con América Latina y “reforzar el esfuerzo multilateral para aislar a Venezuela” tras la instauración por parte del gobierno de una Asamblea Nacional Constituyente que Washington y otros gobiernos de la región consideran ilegítima.

Según señalaron esas fuentes, la situación en Venezuela demuestra la división entre el futuro y el pasado de Latinoamérica, comparación en la que Colombia, Argentina, Chile y Panamá “representan el futuro, el futuro de la libertad, la oportunidad, el comercio y el crecimiento, mientras que Venezuela va hacia el pasado de dictaduras y opresión”.

Los cuatro países incluidos en la gira de Pence están entre los 12 que la semana pasada firmaron la Declaración de Lima, en la capital peruana, en la que manifiestan que no reconocerán ninguna resolución de la Asamblea Constituyente venezolana que no sea refrendada por el Parlamento, de mayoría opositora, al que consideran el único poder legislativo legítimo en ese país.

Expectativas de las autoridades chilenas

En conversación con Cooperativa, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Hernán Larraín (UDI), valoró las expresiones de Pence sobre Venezuela durante su paso por Argentina, donde dijo que puede regresar la democracia a ese país vía medios pacíficos como la presión diplomática y económica.

“Interpreto las palabras de Mike Pence, el vicepresidente de Estados Unidos, en visita en Argentina y muy pronto aquí en Santiago, como una rectificación a Trump en el sentido de que dice que espera una solución pacífica, una solución democrática, que es aquella por la cual estamos todos peleando”, indicó Larraín

Larraín sostuvo que “queremos que Maduro se vaya en forma democrática a través de una aleación y no por la fuerza”.

Por su parte, el senador de la DC, Jorge Pizarro, indicó que “el Gobierno nuestro tiene la oportunidad de manifestarle directamente al vicepresidente americano nuestro repudio y nuestro rechazo absoluto a las palabras del presidente Trump. Las opiniones que él ha dado en términos de usar una fuerza militar es lo más absurdo, provocativo y lo único que hace es darle argumentos a Maduro para seguir instaurando una dictadura en Venezuela”.

Mientras que el senador de RN, Francisco Chahuán, sostuvo que “creemos claramente que Venezuela ha quebrantado la clausula democrática, que están vulnerando seriamente los derechos humanos, las libertades públicas, pero ciertamente eso no avala intervención militar”.

En tanto, el analista internacional Felipe Vergara dijo que las declaraciones de Trump sobre una posible intervención militar en Venezuela fueron un error que solo destruye la forma civilizada en cómo estaban tratando los otros países esta situación.

“Tenemos malos recuerdos de las intervenciones que ha tenido Estados Unidos tanto en Latinoamérica y mucho de lo que ha sido el Medio Oriente últimamente. Entonces, no veo que haya piso a nivel de la OEA o de los países que pertenecen a América del Sur y Centroamérica de un apoyo en ese sentido. Tampoco lo veo ni en Canadá ni en México, que serían los supuestos socios más cercanos a Estados Unidos”, señaló.

Plantear poner fin a relaciones con Corea del Norte

Según publicó hace unos días La Tercera, citando fuentes diplomáticas, el Departamento de Estado de Estados Unidos habría planteado a la Cancillería chilena la inclusión de la agenda a tratar entre Pence y Bachelet el problema de Corea del Norte.

En ese contexto, se incluiría una petición para que Chile corte sus relaciones diplomáticas con ese país, reanudadas en 1992 tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y la restauración de la democracia en el país austral.

La última actividad de Pence en Chile será su encuentro con los empresarios, momento en que se espera dirija un mensaje a toda la región, para posteriormente emprender viaje a Panamá, la última escala de su gira.

Cooperativa


Pence resaltó las reformas de Macri y hubo diferencias por la solución en Venezuela

Hubo elogios mutuos, agradecimientos y un fuerte respaldo del vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence a Mauricio Macri “por sus audaces programas de cambio para transformar la economía del país y para restaurar la reputación de Argentina en el mundo”. Pero, aunque se esforzaron por encontrar puntos matices, acorde a la cordialidad y formalidad que se ofrecieron durante los 50 minutos de reunión que mantuvieron en la Quinta de Olivos, hubo un tema en el que no pudieron disimular y mantuvieron sus posturas: Argentina ratificó su decisión de condenar, junto al resto de los países del Mercosur, una eventual intervención militar de EE.UU. en Venezuela; mientras que el número 2 de Donald Trump reafirmó que su país explora “muchas alternativas”, en línea con lo expuesto por su presidente días atrás, cuando advirtió que “no descarta la opción militar”.

Fue en una conferencia de prensa conjunta, tras la reunión que mantuvieron en la Residencia presidencial. “Hablamos de aspectos comerciales para poder intercambiar lo que producimos los argentinos con lo que producen los americanos”, precisó Macri. Aunque no se firmó ningún acuerdo, luego, a instancias de Pence, trascendió que hablaron de “aumentar el comercio bilateral” y que se avanzó en “un acuerdo (agrícola) que va a beneficiar a los productores de cerdo de EE.UU. y de Argentina”. Ahí también hubo diferencias discursivas o, tal vez, de interpretación: mientras Pence dijo que el convenio “se está a punto” de firmar, desde el Gobierno optaron por la cautela y señalaron que “la decisión política está” pero que “todavía se sigue negociando”.

“También hablamos del G20 y de la reunión de la OMC. Y le manifesté nuestro enorme agradecimiento porque Estados Unidos tuvo una posición muy clara y contundente a favor de la Argentina en la OCDE”, precisó Macri, que de entrada buscó complicidad con Pence y se permitió revelar que el lunes a la noche el vice “tuvo una cena muy romántica con su mujer”, Karen Pence.

Pence, en tanto, le devolvió gentilezas. “Le traigo los saludos personales y cálidos de su amigo de larga data, el presidente Trump. Hablé con él esta mañana (martes) y quería que yo le dejara su agradecimiento por su hospitalidad y por la asociación y fuertes relaciones que existen entre ambos países”, dijo.

Pence marcó las similitudes y destacó “el lazo estrecho” de ambas naciones. Recordó que la cercanía data de muchos años y mencionó que así como “EEUU tiene a George Washington, Argentina tiene al general (José de) San Martín”, cuyo mausoleo en la Catedral Metropolitana visitó en la mañana de ayer. “Bajo su liderazgo, Argentina tiene un socio sólido en los Estados Unidos”, indicó.

Pero, en medio de tantos elogios, Venezuela dividió aguas. “Compartimos la preocupación por lo que está sucediendo en la querida Venezuela, lo que están sufriendo los venezolanos”, contó el Presidente. E insistió en la necesidad “de seguir exigiéndole al presidente (Nicolás) Maduro por un cronograma electoral, por el respeto a las libertades,para que libere a los presos políticos y que respete la independencia de poderes”.

No obstante, ante la consulta, Macri se plantó: “En el Mercosur no vemos como una alternativa la fuerza para la solución del conflicto en Venezuela”, dijo, amparándose en el comunicado que emitió el organismo. “La vía no es la utilización de las fuerzas sino es justamente profundizar la demanda política y también tener en cuenta la realidad económica para ver de qué manera ayudamos a que se restablezca la democracia en Venezuela”, reforzó.

Pence retrucó: “El presidente Trump me envió aquí para que quede bien claro en Argentina y en toda América Latina que Estados Unidos no se va quedar con los brazos cruzados cuando Venezuela se está destruyendo”. Si bien se mostró confiado en que se pueda “lograr la restauración de la democracia por medios pacíficos” incrementando “la presión diplomática y económica”, recordó las palabras de su presidente: “Él lo dijo. Estados Unidos tiene muchas alternativas a su disposición”. Trump había dicho: “Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible opción militar si es necesario”.

En la reunión, Macri estuvo acompañado por el canciller Jorge Faurie; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el secretario de Comercio, Miguel Braun; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales Horacio Reyser, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.

En tanto, Pence fue junto a su jefe de Gabinete, Nick Ayers; el asesor especial para Asuntos del Hemisferio Occidental, Landon Loomis; la asesora para la Seguridad Nacional, Andrea Thompson; el director de Comunicación, Jarrod Agen; y el encargado de Negocios de la Embajada de en Buenos Aires, Thomas Cooney. Con ellos, luego siguió rumbo a Casa Rosada, donde lo recibió la vicepresidenta Gabriela Michetti, a quien felicitó por el triunfo de Cambiemos en la elección del domingo. La travesía de Pence, que fue acompañada por un riguroso operativo de seguridad, siguió en la Bolsa de Comercio y culminó a la tarde en el Palacio Duhau, donde compartió un cocktail con personal de la embajada. Este miércoles, bien temprano, parte rumbo a Chile.

Clarín


Anuncian protesta contra visita de Pence a Panamá

El movimiento político Frente Amplio para la Democracia (FAD) anunció ayer la convocatoria de una marcha el próximo jueves para protestar contra la visita a Panamá del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, “porque su país sigue sembrando odio en América Latina”.

“Este señor no es grato y los movimientos sociales vamos a manifestarnos en contra de su llegada y también para mostrar nuestra solidaridad con los pueblos de América Latina que son agredidos por el imperio norteamericano”, indicó en rueda de prensa Héctor Hurtado.

Estados Unidos, añadió, “es un imperio que sigue empobreciendo a América Latina y generando guerras e invasiones y no podemos permitir que vengan a darnos órdenes a Panamá”

La protesta tendrá lugar el jueves a las 10:00 hora local (15:00 GMT) en la avenida de los Mártires, una céntrica vía de la capital que conduce a uno de los puentes que cruzan el canal de Panamá, el conocido como Puentes de las Américas.

Hurtado recordó que la avenida se llama así en memoria de los panameños que murieron el 9 de enero de 1964 durante una protesta en la que reclamaban que la bandera panameña ondease en la conocida como Zona del Canal de Panamá, una franja de tierra ocupada por Estados Unidos cuando este país administraba la ruta acuática.

La vía interoceánica será una de las paradas que hará Pence en el país centroamericano, a donde llegará el próximo jueves procedente de Chile.

El vicepresidente estadounidense mantendrá también una reunión privada con el presidente panameño, Juan Carlos Varela, con el que hablará principalmente de temas relacionados con la seguridad de ambos países, según reveló la Cancillería panameña la semana pasada.

El FAD condenó además las palabras del presidente estadounidense, Donald Trump, quien dijo la semana pasada que su Administración no descarta la “opción militar” para resolver el “lío muy peligroso” que atraviesa Venezuela.

El movimiento político también alertó del posible uso que EE.UU podría hacer del canal para movilizar sus tropas hacia el sur del continente.

“Nosotros lastimosamente tenemos que reconocer que somos una plataforma de lanzamiento militar. Panamá históricamente ha jugado para los Estados Unidos ese papel. Lo hizo para la Guerra del Golfo Pérsico y lo está haciendo para el conflicto con Corea del Norte”, aseguró por su parte Jorge Guzmán.

El 7 de septiembre de 1977, el expresidente estadounidense Jimmy Carter y el líder panameño Omar Torrijos firmaron en Washington los famosos Tratados-Torrijos Carter que le devolvieron a Panamá la soberanía de todo su territorio.

A partir de entonces, Estados Unidos se fue retirando paulatinamente del país centroamericano hasta que el 31 de diciembre de 1999 se llevó a cabo la transferencia definitiva del canal, por el que pasa cerca del 6 % del comercio mundial.

El Frente Amplio por la Democracia (FAD), formación que se presentó a las elecciones de 2014 y apenas alcanzó 0,6 % de los votos, está formada por distintas organizaciones sociales como el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales de Panamá (Frenadeso) o el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (Suntracs).

Crítica