Mientras se define su situación procesal, el vicepresidente Glas asegura que no renunciará

“No voy a renunciar y no me iré del país”: vicepresidente Jorge Glas

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, ratificó este martes que no saldrá del país y dejará de cumplir invitaciones internacionales para enfrentar todo el proceso de investigación por casos de corrupción que él mismo denunciara tras la revelación de los ‘Panama Papers’.

“Aquí estoy, enfrentaré esto con la fuerza que lo he hecho siempre, poniendo la cara, no tengo nada que ocultar”, afirmó en una entrevista con Radio Sonorama.

El vicemandatario precisó que tenía planificado unos viajes a Bolivia, Nicaragua, Cuba y El Salvador, de los que ha recibido invitaciones, pero no viajará. “No voy a aceptar ninguna”, remarcó.

Señaló que lleva dos años enfrentando acusaciones sin una sola prueba en su contra (sobre su presunta vinculación con la trama de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht en Ecuador) y el último mes lo han pulverizado en el “linchamiento mediático más horroroso que ha habido en toda la historia”.

Expuso que enfrentará esta situación como Vicepresidente constitucional reelecto y también como padre de familia, esposo e hijo. “Yo por ellos voy a enfrentar todas estas infamias que me están montando por diversos frentes y verán la misma postura altiva de un hombre que defiende la verdad y que responde ante sus ciudadanos”, aseveró al recordar cómo por un informe de Contraloría hubo quien se asiló por 20 años en Panamá.

“¿Y por qué voy a renunciar si fui elegido?; primero fuimos elegidos en binomio, si renunciamos, renunciamos los dos, pues”, argumentó. Indicó que en su caso no tiene inmunidad sino fuero, que son dos cosas distintas, y señaló que seguirá recorriendo el país y abordando diferentes temas con las bases, lo cual será positivo para el país.

En cuanto al informe sobre la Refinería de Esmeraldas, presentado la semana pasada por el gobierno y en el que se señala que es crítica su situación, señaló que basta con ver las curvas de carga de crudo (que recibe la refinería), para comprender que la afirmación del ministro de Hidrocarburbos (Carlos Pérez) es equivocada”. Precisó que hasta mayo la carga fue del 98%, siendo considerada una de las más eficientes del mundo.

Citó que los datos se revela que la utilización del proceso en esa Refinería de Esmeraldas subió del 72 al 90%, y la confiabilidad eléctrica, del 85 al 99%.

Apuntó que había una fase inicial de intervención de 187 millones de dólares y luego se tomó la decisión de una repotenciación de las cadenas de refinación, pero los costos operacionales y de sostenimiento suben entre 200 y 300 millones anuales y eso “estaba presupuestado de manera permanente”, ya que estos tienen que continuarse realizando, como es el reemplazo de tanquerías y de tuberías.

Glas explicó que hubo trabajos, como el reemplazo de una parte de los tanques, que quedaron detenidos porque hubo que terminar contratos con las empresas que estaban implicadas en casos de corrupción, pero ello estaba previsto de manera permanente.

Indicó que el ministro Pérez se refirió en su informes a costos de repotenciación por 1.100 millones de dólares y a las actividades de sostenimiento por otros 1.100 millones, con lo cual reconoce lo que él ha declarado al respecto.

Señaló que Wilson Pastor, exministro de Hidrocarburos, ya demostró que hasta errores conceptuales del libro del opositor Fernando Villavicencio fueron trasladados al informe de Contraloría General del Estado. En su opinión es “la prueba más grande de que están siguiendo el libreto de Villavicencio como una agenda política”.

Reveló que el turbogenerador que se incendió en julio pasado –después de año y medio operando- fue por mala operación. “¿O es que acaso no dicen eso los informes?”, cuestionó.

Indicó que el país vive en un momento que “sí nos llena de tristeza” y consideró que es evidente que lo que están tratando de hacer es desacreditar lo que se ha hecho en los últimos 10 años.

Apuntó que su carta al presidente Lenín Moreno no fue grosera, sino “frontal”, y de su parte no falta la voluntad para encontrar las coincidencias que permitan seguir construyendo un país mejor.

Andes


Vinculación de Jorge Glas fractura a Alianza País

La reunión del bloque legislativo oficialista se convocó con un objetivo: alcanzar un consenso en torno al pedido de vinculación penal contra el vicepresidente Jorge Glas.

Pero luego de casi dos horas de análisis no hubo un acuerdo. Se recomendó a los legisladores decir a los medios que el tema se resolverá luego de que llegue la solicitud al Legislativo. La Fiscalía ya hizo el pedido pasado el mediodía de este martes, 22 de agosto del 2017, a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) y, hasta la tarde, se esperaba que la Corte lo remita a su vez al Legislativo.

El bloque de Alianza País (AP) analizará la documentación que presente la CNJ, señaló el asambleísta Yofre Poma. “Veremos toda la documentación, con todos los anexos, para hacer la revisión y luego tomar una decisión”.

Sin embargo, hubo voces que no se alinearon con ese discurso. Los manabitas Carlos Bergmann y Daniel Mendoza, de AP-Unidad Primero, dijeron que esperarán a que se conozca el documento que envíe la Corte. Pero adelantaron que votarán a favor de la autorización.

La socialista Silvia Salgado coincide. “No deberíamos ser un obstáculo para que la justicia haga lo suyo”. El Vicepresidente puede defenderse en el ámbito judicial, subrayó.

Ella respetará la decisión que tome la mayoría del bloque cuando llegue el momento. Espera que haya un debate amplio en la Asamblea.

Para dar paso al pedido -agregó- se debe tener argumentos sólidos. De lo contrario se puede dejar un mal precedente y afectar a otra autoridad en el futuro. “Si hoy es a un Vicepresidente (al que se lo trata de vincular), mañana puede ser a un Presidente”.

Jorge Yunda, de AP, también definió su posición. Cree que Glas debe ser vinculado. Y este no es el único tema en el que está en desacuerdo con compañeros de su bloque. Este martes, 22 de agosto, el legislador tampoco coincidió con sus compañeros de bancada en el Pleno, a la hora de votar por una propuesta de cambio de orden del día.

La propuesta fue del legislador de Tungurahua, Fernando Callejas, de Creo. Quería que se llame al ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, a la Asamblea. El oficialismo voto en contra, con excepción de Yunda, quien se llevó los aplausos de los legisladores de oposición. Luego, el verdeflex aclaró que no votó en contra de su movimiento. “Me pareció que el Ministro podría venir a explicar. Son recursos de todos los ecuatorianos”.

Ximena Peña, coordinadora de la bancada oficialista, reconoce que hay criterios diversos en torno a lo que está pasando con el Vicepresidente. Adelantó que habrá posiciones a favor y en contra entre los 74 legisladores de su bancada cuando se debata el tema.

La oposición, en cambio, ya decidió cómo será su votación. Creo, SUMA, Partido Social Cristiano (PSC), que tienen 49 legisladores, darán paso al pedido de vinculación. A estos se añaden los de minorías con los que se llegaría a 63. Se necesitan 91 votos para dar la autorización, por lo que serán necesarios los votos de AP.

Patricio Donoso (Creo) confirmó que la próxima semana presentará un nuevo pedido de juicio político en contra de Glas. Entre los elementos de prueba que acompañarán la solicitud estarán indicios relacionados con Petroecuador, la adjudicación del campo Singue y la vinculación con el caso Odebrecht.

Para la presidenta de la Comisión de Fiscalización, María José Carrión, la realidad actual obliga a analizar los nuevos elementos. “Son momentos distintos, no podemos hablar de elementos que hay ahora en Fiscalía, cuando hasta hace unos meses no había los audios o algún elemento probatorio para vincular al Vicepresidente”.

El Comercio