Según estudio de la Cepal, México es el país de la región con más deudas en bonos

México desplazó a Brasil en esta década como el principal país latinoamericano que tiene la mayor proporción de deuda internacional pública y privada en bonos, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En los primeros años de este siglo, la nación sudamericana concentraba 26.2 por ciento de los 310 mil millones de dólares a los que ascendía la deuda internacional secutirizada –es decir, en instrumentos financieros o bonos de renta fija y variable– de toda la región y le seguía México con 21.9 por ciento, equivalente a 68 mil millones de dólares.

La situación comenzó a cambiar a partir de este decenio y los papeles se invirtieron. Desde principios de 2016, último año del que la Cepal cuenta con estadísticas comparables entre 17 naciones analizadas, la deuda en México sumó 223 mil 588 millones de dólares, que representaron 32.4 por ciento del acervo regional de deuda internacional por 689 mil millones de dólares. La de Brasil fue de 136.5 mil millones de dólares o 19.8 por ciento del total.

Además, aumentó la proporción de la deuda externa de México como comparativo de su producto interno bruto (PIB), porque desde el año pasado representa 18.3 por ciento, más del triple respecto al 5.7 por ciento que equivalía al comenzar el siglo XXI.

En cambio, la deuda internacional de Brasil pasó de representar 12.3 por ciento de su economía en 2000 a sólo 7.8 por ciento en 2016, aunque alcanzó niveles de entre 4 y 5 por ciento en el intervalo entre ambos años, detalló el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2017, que la Cepal difundió hace unos días.

El organismo puntualizó que los niveles de endeudamiento externo aumentaron en todas las economías, con excepción de Argentina y Ecuador. El acervo de deuda está concentrado principalmente en México y Brasil, que alcanzan 32.4 y 19.8 por ciento, respectivamente, y en menor medida Chile con 9.1 por ciento, Argentina 7.7, Venezuela 7.3, Chile 7 y Perú con 6.4 por ciento. Estas siete economías concentran 80 por ciento de las obligaciones en bonos.

Advirtió que aunque gobiernos, instituciones financieras y sector corporativo no financiero se han endeudado en los mercados internacionales de bonos, la multiplicación en la emisión de éstos y la expansión de la deuda de empresas no financieras son fenómenos de creciente importancia en este siglo.

Como ocurrió con economías emergentes de otras regiones, los países de América Latina aprovecharon el financiamiento mediante los bonos internacionales, ya que los bancos han sido desplazados poco a poco de esa función.

Entre 2009 y 2016, las emisiones de deuda de América Latina en el mercado internacional de bonos aumentaron de 20 mil a unos 90 mil mil millones de dólares, y alcanzaron un máximo de 150 mil millones en 2015. En el caso de América Latina y el Caribe, el acervo de la deuda externa por pagar se mantuvo en valores cercanos a 300 mil millones de dólares entre 2000 y 2009; comenzó entonces una escalada sostenida y constante hasta alcanzar 716 mil millones de dólares en el primer trimestre de 2016 (de ese total 689 mil millones corresponden a América Latina), detalló el informe de la Cepal.

La tenencia o posesión de los bonos por pagar no experimentó cambios entre 2000 y 2007, es decir, hasta antes de la crisis financiera, ya que se distribuían entre gobiernos, sectores financiero y corporativo no financiero.

La mayor parte, 230 mil millones de dólares, estaban en manos de los gobiernos, en tanto que el sector corporativo no financiero contaba con 51 mil millones y el financiero sólo tenía contratados 25 mil millones.

La Jornada


Vea aquí el informe completo: Estudio Económico de América Latina y el Caribe: “La dinámica del ciclo económico actual y los desafíos de política para dinamizar la inversión y el crecimiento”