Venezuela: Maduro pide a Interpol la captura de la exfiscal Ortega Díaz y asegura que fue manipulada por EEUU

Venezuela pedirá a Interpol capturar a exfiscal Luisa Ortega

La Policía Internacional (Interpol, por su sigla en inglés) solicitará a la exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz y su esposo Germán Ferrer por ser prófugos de la justicia venezolana luego de cometer varios delitos vinculados con una red de extorsión y corrupción en el país, así lo informó el mandatario Nicolás Maduro.

“Venezuela solicitará un código rojo para detener a las personas que están implicadas en esta red delictiva de extorsión que operaba en el Ministerio Público (MP)”, aseveró el presidente en trasmisión por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Agregó que esperaba que el código rojo se cumpliera, así como se cumple en Venezuela que “deporta y entrega a todos los criminales y narcotraficantes que entran al país”.

El presidente aseguró que Ortega Díaz y su esposo fueron manipulados por Estados Unidos, país que “chantajeó” a Ferrer cuando le descubrieron millones de dólares en cuentas en los paraísos fiscales del mundo. “Luisa Ortega no actuó correctamente ante el golpe de Estado evidente de los últimos meses porque ya estaba comprometida, ya estaba quebrada moralmente”, expresó el mandatario.

El presidente Maduro también aseguró que desde Estados Unidos organismos de inteligencia tejen una red de conspiración constante para desestabilizar al país suramericano y para ello utilizan varios grupos golpistas.

“Todos los capturados por el ataque contra el Fuerte Paramacay confesaron y sabemos quién los financia y sus nexos. El otro grupo tiene que ver con los antiguos militares golpistas de 2002. El tercer grupo es el mal llamado golpe azul que aunque están presos buscan hacer ruido. A esos tres grupos los tiene Estados Unidos activados con mucho dinero”, explicó el dignatario.

Exfiscal general venezolana viaja a Brasil

La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, partió de Colombia hacia Brasil, según informó un comunicado de las autoridades migratorias colombianas.

Más temprano medios locales especularon que Ortega Díaz viajaría este martes a Estados Unidos, país que le habría concedido el asilo político, aunque el asunto no fue confirmado por la embajada estadounidense en Colombia.

“Migración colombiana se permite informar que el día de hoy salió rumbo a Brasil la señora exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien hizo su correspondiente trámite de emigración ante las autoridades colombianas”, dijo el boletín.

El 5 de agosto, Ortega Díaz fue destituida en la primera sesión de la instalada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, un día después de que el Tribunal Supremo de Justicia decidiera abrirle un juicio por faltas graves como omisión de información y declaraciones irresponsables.

Igualmente, la Fiscalía autorizó el arresto del esposo de Ortega, el diputado Germán Ferrer, disidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tras ser acusado de dirigir una supuesta red de extorsiones dentro del Ministerio Público venezolano.

El 18 de agosto, Ortega sostuvo que el Gobierno venezolano obstaculizó las investigaciones de los supuestos sobornos entregados por la empresa brasileña Odebrecht para ganar licitaciones y acusó al propio presidente Nicolás Maduro de estar involucrado en esa trama.

Colombia desconoce la legitimidad de la ANC venezolana contemplada en la Constitución del país y considera que la exfiscal sigue ocupando el puesto de fiscal general en la nación suramericana.

Telesur


Ortega Díaz llegó a Brasil luego de que Maduro pidiera su captura

La exfiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, quien huyó del país denunciando una persecución política, llegó la madrugada de este miércoles a Brasil procedente de Colombia prometiendo airear casos de corrupción después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara que pedirá su orden de captura a Interpol.

Ortega estaba custodiada por guardias a su llegada al aeropuerto de Brasilia, donde el miércoles participará en una cumbre de fiscales del Mercosur invitada por la fiscalía brasileña, reseña la AFP.

“Sí, voy a hablar de Odebrecht, el caso de corrupción en Venezuela y mi situación”, dijo a periodistas la exfiscal, que afirma tener pruebas de supuestos pagos ilegales de la constructora brasileña Odebrecht a funcionarios venezolanos, incluyendo a Maduro.

Horas antes, desde Caracas, el presidente venezolano sacó sus garras contra la exfuncionaria, que apoyaba al fallecido presidente Hugo Chávez pero rompió con Maduro a finales de marzo tras denunciar un quiebre del orden constitucional en el país caribeño.

“Venezuela va a solicitar ante la Interpol un código rojo a estas personas involucradas en delitos graves”, dijo Maduro aludiendo a Ortega y su esposo, el diputado Germán Ferrer.

La advertencia del gobernante socialista coincidió con el viaje de la exfuncionaria a Brasil, después de su llegada a Colombia el pasado viernes junto con su marido, burlando una prohibición que le impuso el máximo tribunal de su país.

“Andas con la oligarquía colombiana, con los golpistas brasileños. Dime con quién andas y te diré quién eres”, dijo Maduro dirigiéndose a la exfuncionaria destituida el pasado 5 de agosto por la Asamblea Constituyente que rige en Venezuela con poderes absolutos.

Brasilia no se pronuncia

Este órgano, que tomó los poderes del Parlamento de mayoría opositora, es desconocido por Estados Unidos, Colombia y varios gobiernos de la región por considerarlo un paso hacia “una dictadura”.

La exfiscal salió de Bogotá un día después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, le ofreciera asilo. Rumbo a Brasil, hizo escala en Panamá.

Hasta el momento, el gobierno de Michel Temer no ha hecho ninguna referencia pública a la llegada de Ortega, pese a ser muy crítico con el gobierno chavista a diferencia de sus predecesores Lula da Silva o Dilma Rousseff.

Y es incierto si la Interpol aceptará el pedido de captura anunciado por Maduro. En sus estatutos, el organismo de policía internacional tiene “rigurosamente prohibido intervenir en cuestiones o asuntos de carácter político, militar, religioso o racial”.

Pero los analistas ven mensajes claros en los viajes de Ortega, primero, a Colombia y, ahora, en Brasil.

“Esto resalta aún más esa distancia entre el gobierno de Venezuela y la mayoría de países vecinos”, dijo a la AFP Mauricio Santoro, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro.

La ira de Caracas

Maduro acusó a Ortega de trabajar “desde hace tiempo con Estados Unidos para hacerle daño” a su gobierno.

“Estados Unidos logró chantajear al exdiputado Germán Ferrer, lo chantajearon porque le descubrieron cuentas en el mundo entero. Lo quebraron moralmente”, afirmó Maduro.

Ferrer enfrenta una orden de captura por supuestamente liderar una red que extorsionaba a empresarios petroleros corruptos desde la Fiscalía.

El presidente venezolano también enfiló contra Santos, luego que éste declarara “bajo protección” de su gobierno a Ortega, quien asevera que las acusaciones contra ella y su esposo son parte de una “persecución política”.

“Ojalá usted rectifique y se baje de la nube de prepotencia que tiene en Bogotá”, dijo Maduro dirigiéndose a su homólogo colombiano.

El divorcio definitivo entre Ortega y Maduro vino con la instalación de la Asamblea Constituyente convocada por el delfín de Chávez para reescribir la Constitución, entre protestas opositoras en medio de la grave crisis económica del país que dejaron 125 muertos entre abril y julio.

Ortega trató de frenar la Constituyente con varios recursos judiciales que fueron desestimados.

El órgano, elegido el 30 de julio sin la participación de la oposición -que lo considera un “fraude”- tomó revancha y destituyó a Ortega en su primera sesión.

El vínculo con Odebrecht

Antes de llegar a Bogotá, la exfuncionaria participó por videoconferencia en un encuentro de fiscales que se llevó a cabo el viernes en Puebla, México.

Allí, Ortega acusó a Maduro de estar involucrado en el megaescándalo de corrupción de la firma brasileña Odebrecht.

“Tenemos el detalle de toda la cooperación, montos y personajes que se enriquecieron y esa investigación involucra al señor Nicolás Maduro y a su entorno”, dijo la exfuncionaria.

El domingo Maduro contraatacó en una entrevista en la televisión venezolana, donde afirmó que la exfiscal bloqueó investigaciones que él ordenó sobre casos de corrupción.

Según el gobernante, Ortega alertó a empresas vinculadas con el sector petrolero que estaban bajo sospecha, a cambio de “millones de dólares”.

El Universal


Luisa Ortega Díaz se reunirá en Brasil con procuradores del Mercosur

La exfiscal venezolana Luisa Ortega, quien huyó de su país denunciando una persecución del gobierno, participará este miércoles en una cumbre de procuradores del Mercosur en Brasilia, informó este martes la procuraduría brasileña poco después de que Caracas anunciara que pedirá su captura internacional.

El evento “contará con la presencia de la Procuradora General destituida de Venezuela, Luisa Ortega Díaz”, señaló la Procuraduría General de la República (PGR) en un comunicado.

Ortega viajó este martes a Brasil desde Colombia, donde había llegado el pasado viernes junto con su marido burlando una prohibición que le impuso el máximo tribunal.

La exfiscal, que salió de Bogotá un día después de que el presidente Juan Manuel Santos le ofreciera asilo, afirma tener pruebas de supuestos pagos ilegales de la constructora brasileña Odebrecht a funcionarios venezolanos, incluyendo al presidente Nicolás Maduro.

El mandatario dijo la tarde de ayer que solicitará “un código rojo” a Interpol para ella y su marido, el diputado Germán Ferrer, ambos acusados de corrupción.

Ortega apoyó al fallecido presidente Hugo Chávez, pero rompió con Maduro a finales de marzo tras denunciar una ruptura del orden constitucional, convertida en una férrea opositora de la Asamblea Constituyente que asumió las competencias del Parlamento de mayoría opositora y que la destituyó el pasado 5 de agosto.

La exfiscal desembarca en Brasil invitada por la PGR, uno de los engranajes clave de la megainvestigación que desvendó una oscura trama de desvíos de fondos de la estatal Petrobras para financiar partidos y políticos a cambio de contratos de obra pública.

La causa enfrentó al poder judicial con el político y reveló que la constructora Odebrecht estuvo en el centro de una red de multimillonarios sobornos a gobernantes de América Latina y África.

La visita de Ortega revoluciona un evento destinado a intercambiar experiencias sobre “temas comunes” entre los procuradores del Mercosur, bloque formado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, que recientemente suspendió a Venezuela por la instalación de la Asamblea Constituyente con poderes absolutos.

La reunión en Brasilia también incluirá un encuentro de procuradores del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Los procuradores de ambos bloques asistirán el jueves a un seminario conjunto.

Panorama


Maduro reitera disposición de diálogo constructivo con Trump

El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró este martes la disposición del país de iniciar un diálogo constructivo con Estados Unidos y con el presidente de esa nación, Donald Trump, quien en días pasados afirmó que no descarta “una posible opción militar” en Venezuela, tras haber impuesto sanciones unilaterales contra ciudadanos venezolanos y el presidente Nicolás Maduro.

“El gobierno de Donald Trump nos amenazo con usar la opción Militar”, recordó el mandatario nacional al tiempo que recordó que esta postura figura como una violación a la Carta de las Naciones Unidas. “Es una inmensa violación de la carta. De todos los tratados y acuerdos que tenemos con Estados Unidos”.

El jefe de Estado venezolano admitió “estamos en el peor momento de la relación con el gobierno de Estados Unidos” tras las actuaciones de Donald Trump contra los principios de soberanía y autodeterminación del país.

Maduro indicó que mantiene disposición de diálogo con el gobierno estadounidense. “Presidente Donald Trump tengamos una relación de respeto, regularicemos; normalicemos las relaciones y establezcamos un diálogo fructífero que lleve incluso al diálogo entre gobiernos en beneficio del pueblo. Este ha sido el mensaje”.

Indicó que como presidente del país “creo cada vez más en el poder de la palabra; del derecho internacional, del diálogo de civilizaciones. Donald Trump no tiene que ser igual que nosotros para tener relaciones de respeto con él”.

Ciudad CCS