Venezuela: comienza a sesionar la Asamblea Nacional Constituyente y cancilleres del Mercosur suspenden al país del bloque

Estas son las decisiones que ha tomado la Asamblea Constituyente

En su primera sesión, que comenzó pocos minutos después de las 11:00 de la mañana de este sábado, la Asamblea Nacional Constituyente ha tomado las siguientes decisiones:

– Conformar una comisión que definirá el estatuto de funcionamiento de la Asamblea Constituyente, con base en el que rigió para la ANC de 1999. Se incorpora la propuesta del constituyentista Diosdado Cabello de poner un máximo de dos años para el funcionamiento de la ANC.

– Designar a Delcy Rodríguez como presidenta de la Comisión de la Verdad que instalará la ANC para investigar los crímenes cometidos bajo las acciones sediciosas de la derecha.

– Tras recibir la comunicación del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que suspende a Luisa Ortega Díaz de su cargo como fiscal general de la República para que se someta al proceso judicial que se le sigue, la ANC acordó la designación provisional de Tarek William Saab como nuevo máximo representante del Ministerio Público.

– Se aprobó la declaratoria de emergencia y reorganización del Ministerio Público, una propuesta de Cabello.

– Aprobaron un receso a la espera de William Saab para su juramentación.

AVN


El Mercosur aumenta la presión contra Maduro: suspendió a Venezuela por “ruptura del orden democrático”

Venezuela fue suspendida del Mercosur por “ruptura del orden democrático” ante el avance del gobierno de Nicolás Maduro con la instalación de la Asamblea Constituyente, anunciaron hoy los cancilleres de la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay reunidos de emergencia en esta ciudad, donde decidieron aplicar la cláusula democrática del bloque prevista en el Protocolo de Ushuaia (1998).

“La suspensión de Venezuela fue aplicada en función de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro y es un llamado para el inmediato inicio de un proceso de transición política y restauración del orden democrático”, señalaron en un comunicado conjunto los ministros de Relaciones Exteriores de la Argentina, Jorge Faurie, de Brasil, Aloysio Nunes Ferreira, de Paraguay, Eladio Loizaga, y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, tras su encuentro de una hora y media en la sede de la Alcaldía de San Pablo.

El apoyo de Uruguay fue clave para esta decisión consensuada. Hasta ahora, el gobierno de Tabaré Vázquez se mostraba reticente a tomar una postura más dura contra Venezuela, como sí impulsaban sus colegas del bloque, el argentino Mauricio Macri , el brasileño Michel Temer , y el paraguayo Horacio Cartes. La resistencia uruguaya llegó a bloquear una condena más firme en la última cumbre del Mercosur, en Mendoza, el mes pasado, pero ahora, el agravamiento de la crisis venezolana, con más de 120 muertos en enfrentamientos callejeros, la realización de las elecciones para la controvertida Asamblea Constituyente y su inmediato emplazamiento, llevó a Montevideo a cambiar de opinión.

En los hechos, Venezuela ya estaba suspendida del Mercosur desde diciembre del año pasado, luego de que el país no cumplió con los plazos para adoptar las normas burocráticas y económicas para la adhesión al bloque, al que se unió en 2012. Pero esa era una medida de carácter “administrativo”, que podría haberse zanjado fácilmente una vez que Caracas se pusiera al día con las reglas del Mercosur. Ahora, se trata de una suspensión “política”, que para ser revertida requerirá de un cambio de régimen, con elecciones supervisadas y consideradas democráticas, así como indicadores de que las instituciones están realmente funcionando en el país caribeño. Este es el castigo máximo que prevé el Protocolo de Ushuaia, ya que la expulsión no está contemplada como tal en el acuerdo.

En el comunicado, de hecho, los miembros fundadores del Mercosur mencionan las fallidas negociaciones con el gobierno de Venezuela “dado el rechazo de la administración de Maduro de mantener conversaciones con los demás integrantes del bloque para el restablecimiento del orden democrático”.

Además, indican que el fin de la suspensión solo tendrá lugar cuando, “a juicio de los demás integrantes del bloque, haya sido restablecido el pleno orden democrático”, y menciona entre otros requisitos la liberación de los presos políticos, la restauración de competencias del Poder Legislativo (la Asamblea Nacional hoy no es reconocida por tener mayoría opositora), la reanudación del calendario electoral y la anulación de la convocatoria a la asamblea constituyente.

Aunque el Protocolo de Ushuaia sí establece medidas más severas, incluso sanciones como el cierre de fronteras, del tráfico aéreo y marítimo, así como el fin del abastecimiento de energía y la suspensión parcial o total del comercio, por ahora los países socios no aumentarán más la presión sobre el régimen de Maduro. Por las difíciles condiciones económicas que pasan hoy los venezolanos -con escasez de comida, medicamentos y otras necesidades básicas-, este tipo de medidas sólo acabarían por incrementar el sufrimiento del pueblo.

La Nación


Los dilemas de la oposición venezolana tras la Constituyente

La Constituyente del presidente venezolano, Nicolás Maduro, es un hecho. La oposición venezolana debe definir ahora el camino a seguir en su lucha por tomar el poder con un dilema inmediato: ir o no a una elección de gobernadores.

Y debe tomar la decisión luego de denunciar que la elección de la Asamblea Constituyente fue el “fraude más grande de la historia”. El tiempo apremia: la inscripción de candidaturas inicia el próximo martes.

“Hay que ir, ganar lo que se pueda, y desde ahí fastidiar. Si no, se agarran todo”, dijo a la AFP Adolfo Sucre, de 23 años, empleado de una empresa de sistemas.

Pero no todos piensan así: “Unas elecciones, si no hay confianza en el organismo electoral, no son viables”, afirmó Elieva Gil, publicista de 40 años.

En la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el debate ha consumido horas de reuniones, sin decisión.

La discusión fue sacudida por el terremoto que significó el miércoles la declaración de SmartMatic, empresa que provee el sistema automatizado de votación, cuando afirmó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) manipuló las cifras de participación.

Según el CNE, más de ocho millones de personas votaron (41,5% del padrón electoral), pero la oposición asegura que sólo lo hicieron tres millones. La MUD no participó porque considera la Constituyente un “fraude” para perpetuar a Maduro en el poder.

– “Votar y no matarse” –

El veterano diputado Henry Ramos Allup dijo a la AFP que probablemente la MUD, coalición integrada por una treintena de partidos, participará.

“No puedo hablar por ningún partido, pero Acción Democrática -su partido, miembro de la MUD- va a participar. Creo que se va a aprobar”, aseveró.

El parlamentario opinó que el “fraude” con la Constituyente “era evidente”, porque fue una elección organizada solo por el chavismo, pero aseguró que en las regionales no ocurrirá si hay testigos de la oposición.

“Si no te inscribes, ¿qué pasa? El gobierno hace las elecciones y se le entregan las 23 gobernaciones (actualmente 20 del chavismo y tres de la oposición)”, acotó.

En 2005, tras denunciar un fraude electoral en un referendo contra el fallecido expresidente Hugo Chávez el año anterior, la oposición decidió no ir a las elecciones parlamentarias. Eso le dio control absoluto al chavismo sobre el Parlamento durante cinco años.

“Hay que participar. Si lo hacemos, creo que el gobierno va a retirar las elecciones. Si no, las van a hacer sin nosotros”, dijo una fuente de la MUD.

Ramos Allup cree que, a pesar de la desconfianza en el CNE, “la gente quiere votar, no quiere matarse”.

Maduro, por su parte, celebró el miércoles que algunos opositores consideren competir.

“Celebro que Acción Democrática haya decidido inscribir sus candidatos ante el poderoso CNE, para ir a elecciones con el sistema electoral y las máquinas que eligieron la Constituyente, comprobado en su eficacia”, expresó.

– ¿Seguir en la calle? –

Un riesgo de que la MUD inscriba candidatos a gobernadores, aseguran analistas, es que se desinflen las protestas que desde hace más de cuatro meses exigen la salida de Maduro, con saldo de unos 125 muertos.

“Los electores no lo entenderán. Es simplemente inconsistente y la incoherencia en política suele pagarse muy caro”, dijo a la AFP el politólogo Edgard Gutiérrez.

La oposición insistirá en mantener las protestas, que cada vez tienen menos gente, empezando con una marcha al Palacio Legislativo el viernes, día en que se instala la Constituyente.

“Cualquier decisión sobre las regionales, no estará exenta de críticas, pero las protestas no van a disminuir. Venezuela tomó una decisión, que es el cambio político”, indicó a la AFP el dirigente Juan Carlos Caldera, de Primero Justicia.

– “Error garrafal” –

A diferencia de Ramos Allup, hay dirigentes que consideran que sería un error inscribir candidaturas.

“Sería un error garrafal, que desacataría el mandato del 16 de julio -plebiscito opositor contra la Constituyente- que fue inequívoco: la salida de la dictadura como único objetivo”, dijo a la AFP la dirigente María Corina Machado.

Según la oposición, 7,6 millones de personas participaron en su plebiscito simbólico en rechazo a la Constituyente.

Gutiérrez opinó que, antes de pensar en las regionales, la oposición debe “luchar por el cambio del árbitro electoral”.

La decisión, sin embargo, no está tomada.

“No renunciamos a la participación, pero tras el fraude electoral, tenemos que sopesar. La decisión será unitaria”, afirmó a la AFP Enrique Márquez, presidente ejecutivo de Un Nuevo Tiempo.

Panorama