Al menos 25 víctimas mortales en varias islas del Caribe tras el paso del Huracán Irma

Barbuda

La primera isla en sufrir los efectos devastadores del potente fenómeno meteorológico fue Barbuda, donde más del 90 por ciento de las edificaciones y carreteras fueron “totalmente destruidas”, según informó el primer ministro Gaston Browne.

“La isla de Barbuda casi no es apta para la vida. La recuperación llevará años”, lamentó Browne, quien indicó que casi todos los residentes de Barbuda se fueron a la isla de Antigua, a 90 minutos en barco, antes de la llegada del huracán José, de categoría 3.

Irma, en su paso por la isla, dejó una víctima mortal y el 60 por ciento de la población sin hogar.

Los daños materiales alcanzan los 150 millones de dólares.

Ante la catástrofe, varios países de la región ofrecieron apoyo a la isla, entre ellos República Dominicana y Venezuela, quien envió ayuda humanitaria a la población.

San Martín y San Bartolomé

Al menos ocho personas murieron y más de 100 resultaron heridas en las islas francesas, “destruida en un 95 por ciento”, según autoridades locales, tras el paso del huracán que llegó a San Martín en categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

La “enorme catástrofe”, como es calificada por las autoridades, dejó daños de más de 1.200 millones de euros.

Los territorios franceses de ultramar aún se encuentran en alerta “violeta” grado máximo, ante la llegada del huracán José, quien ahora es el más fuerte del Atlántico después de que Irma descendiera a categoría 2.

Gran parte de la población fue evacuada a la isla de Guadalupe.

Cuba

En Cuba se registraron derrumbes totales y parciales de viviendas, así como de techos tanto de casas como de entidades de producción estatal, talleres de maquinaria y transporte.

El huracán arrancó árboles, destruyó cosechas en la costa norte cubana y causó múltiples inundaciones y fallas eléctricas, sin embargo no dejó víctimas mortales gracias a las medidas de prevención que tomaron desde hace varios días.

La evacuación de más de diez mil personas de los litorales del país fue clave para evitar una tragedia.

Los presidente de Venezuela, Ecuador, Panamá, El Salvador, Rusia y otras naciones expresaron su solidaridad a Cuba por los destrozos que dejó el huracán y ofrecieron ayuda humanitaria a la nación caribeña.

Puerto Rico

El huracán Irma azotó el miércoles territorio puertorriqueño con fuertes vientos de 111 millas por hora, unos 170 kilómetros por hora y dejó al menos tres víctimas mortales, así como y cuantiosos daños en las carreteras y en el tendido eléctrico.

Ante la tragedia, el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, declaró este domingo la situación de “gran desastre” en Puerto Rico y ordenó ayuda federal para la recuperación de la isla.

República Dominicana

El poderoso ciclón azotó a la isla con vientos máximos de 285 kilómetros por hora. Tras su paso por la nación, la tormenta dejó más de 19.000 personas desplazadas, 2.238 viviendas afectadas y 103 destruidas, así como 17 comunidades incomunicadas, según informaron medios locales.

A causa del huracán 28 comunidades dominicanas aún permanecen incomunicadas, y 1.441.490 personas sin suministro de agua, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa).

Pese a los daños causados, la isla caribeña no sufrió víctimas fatales.

Telesur