La familia de Santiago Maldonado pide la recusación del juez a cargo de la causa

Contexto Nodal
Santiago Maldonado, de 28 años, desapareció el 1º de agosto en la comunidad de Cushamen, en la provincia de Chubut, sur de Argentina. Aquel día, la Gendarmería nacional reprimió la protesta que integrantes de la comunidad mapuche realizaban y que Santiago acompañaba. Las y los testigos afirman que efectivos de la fuerzas se llevaron detenido al joven argentino, por lo que la Justicia investiga los hechos como “desaparición forzada”. La repercusión llegó a toda la sociedad, organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales, que reclaman la aparición con vida de Santiago. Por las dificultades que hubo para averiguar el paradero del joven, la Liga por los Derechos del Hombre (LADH) denunció al presidente, Mauricio Macri; y a la ministra de Seguridad, Patrcia Bullrich, y a otros funcionarios por “desaparición forzada de personas”, “encubrimiento”, “violación de los deberes de funcionario público” y “abuso de autoridad”. En cuanto al reclamo mapuche, desde hace dos años, la comunidad reclama las tierras ancestrales adquiridas por el grupo Benetton, perteneciente al magnate italiano Luciano Benetton. Quienes reclaman estas tierras pertenecen al Movimiento Autónomo del Puelmapu (MAP), que nuclea diversos lof (comunidades) en las provincias de Chubut, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y La Pampa. Para seguir la causa, puede ingresar aquí: www.santiagomaldonado.com

La familia pide que se aparte al juez

La abogada de la familia de Santiago Maldonado, Verónica Heredia, solicitó la recusación del juez federal de Esquel, Guido Otranto, y de la secretaria del juzgado, Silvina Salvaré. La decisión de la querella fue adoptada luego de que se difundieran videos con las declaraciones de testigos clave en la causa por la desaparición forzada.

Uno de los argumentos esgrimidos por Heredia es que Otranto no puede realizar una investigación donde él mismo estaría implicado. El razonamiento de la querella es el siguiente: la desaparición forzada de Santiago Maldonado ocurre luego del ingreso de Gendarmería a la Pu Lof, que se ocasionó como resultado de la orden de Otranto de despejar la Ruta Nacional 40.

Otro de los argumentos es la falta de voluntad para realizar una investigación en profundidad, sobre todo en la responsabilidad que le cabría en el operativo a Pablo Noceti, jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, que conduce Patricia Bullrich.

Heredia cita una nota periodística donde Otranto reconoce que estuvo reunido con Noceti para “evaluar la situación” y, ante la consulta de si lo llamaría a declarar, el juez respondió que no pensaba hacerlo.

Además, la querella solicitó la unificación de los dos expedientes (desaparición forzada y el Habeas Corpus) y que la investigación sea reasumida por el juez que, eventualmente, reemplace a Otranto. Ahora, el magistrado deberá decidir si se aparta o no. En caso de rechazar la recusación, deberá intervenir la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. Según indicaron a este diario fuentes con acceso al expediente, la querella podría solicitar incluso un recurso de excepción ante la Corte. Por lo pronto, Otranto ordenó ayer realizar una reconstrucción de los hechos ocurridos el 1 de agosto.

El pedido de apartamiento ocurrió el mismo día en que ingresaron al expediente las pericias realizadas sobre 70 teléfonos secuestrados a los gendarmes que participaron del operativo (aunque todavía no está clara la cantidad de los efectivos que estuvieron en la Lof y sobre la Ruta 40, ya que los libros de los distintos escuadrones son inconsistentes). De los teléfonos de los gendarmes podrían surgir videos o fotos tomadas durante el operativo y también ser claves para determinar quiénes estuvieron cerca (o no) del teléfono que pertenecía a Maldonado y que el 2 de agosto recibió una llamada de Ariel Garzi, amigo de Santiago. Ese llamado se efectuó a una línea con característica de Chile, y según la información remitida por Otranto al defensor oficial Fernando Machado, las autoridades chilenas no enviaron ninguna información hasta el momento.

Página 12


Comunicado de la familia de Santiago Maldonado sobre el pedido de recusación del Juez Otranto

14 de septiembre 2017

Los familiares de Santiago Maldonado y su abogada, principal querella en la causa donde se investiga su desaparición forzada, hemos presentado en el día de hoy la recusación del Juez a cargo de las mismas, Guido Otranto, ante el nulo avance en la investigación sobre la situación de nuestro familiar.

Creemos necesario, además:

1) Resaltar la necesidad de acumular las causas donde tramita la desaparición forzada de persona de Santiago, para evitar más dilaciones y desvíos en la investigación sobre su paradero actual.

2) Requerir la intervención de nuevo magistrado, imparcial y eficiente en la tarea a su cargo.

3) Ratificar el pedido de intervención de un Grupo de Expertos Internacionales de la ONU para colaborar en la investigación judicial. Hemos solicitado una medida cautelar a CIDH en relación a la urgente puesta en marcha de este grupo.

4) Solicitar a los demás querellantes en la causa optimizar la coordinación con la familia y el equipo de investigadores que la asisten, a fin de evitar dilaciones en la tramitación de la causa.

Nuestro mayor deseo y motivo de angustia es saber la verdad sobre la situación de Santiago y eso orienta todas nuestras acciones. Pedimos el acompañamiento de todos, sin divisiones ni especulaciones.

Santiago Maldonado


Integrantes de Gendarmería declararon que no se hacía nada sin la orden del comandante

Las declaraciones testimoniales de cuatro gendarmes realizadas ayer ante el juez federal de Esquel Guido Otranto dejaron en claro que durante el primero de agosto –fecha de la desaparición forzada de Santiago Maldonado– varios integrantes de esa fuerza federal realizaron un “rastrillaje” sobre la veda del río en busca de “manifestantes” y de objetos que pertenecieran a los integrantes del Pu Lof en Resistencia. Estos dichos contradicen las declaraciones mediáticas del comandante Pablo Escola, segundo al mando del Escuadrón 36 de Esquel, quien había afirmado que en ningún momento estuvieron a menos de “cuarenta metros del río”. También dejaron en claro que nada se hacía sin la orden directa de Escola, lo que desmontaría la (ahora) versión oficial que indica que un grupo de gendarmes habría cometido algún “exceso” por cuenta propia.

El sargento Daniel Alberto Orrego, del Escuadrón 35 de El Bolsón, estuvo sobre la Ruta Nacional 40, participó del despeje de la barricada levantada por los integrantes de la Pu Lof en Resistencia, donde estuvo Santiago Maldonado, y luego ingresó al predio para quedarse apostado sobre una casilla en donde también estaba el vehículo Eurocargo de la Gendarmería. En su declaración, Orrego manifestó que cada Gendarme tenía un rol asignado directamente por Escola, quien quedó a cargo del operativo luego de que su superior, Fabián Méndez, abandonara el predio, justo diez minutos antes de que se iniciara la represión.

“No había insubordinados”, dejó en claro Orrego. Para los abogados querellantes, esta declaración vuelve a poner la lupa sobre el rol que tuvo la superioridad de Gendarmería –en este caso Escola– y que lo sucedido cerca del Río, donde fue visto por última vez Maldonado, fue una consecuencia directa de esas órdenes.

Los otros tres gendarmes que declararon ayer, Jorge Luis Fortunato, Sergio Roberto Rigonatto y Marcos Anastasio González, también ratificaron que todo lo que sucedió en el operativo dentro de la Pu Lof fue ordenado por Escola.

Orrego contó que escuchó desde el lugar en que se ubicaba la orden de repliegue impartida por el Comandante del Escuadrón de Esquel y a su vez sostuvo que luego de esa orden, los gendarmes realizaron un “rastrillaje” para buscar “manifestantes” y “efectos personales”. Los elementos secuestrados fueron varios, entre ellos un morral con piedras, el cual no fue peritado hasta el momento.

“En la ruta había 8 integrantes de la comunidad, donde también estaba Santiago. Los gendarmes que declararon dicen que vieron cruzar el río a tres personas, entonces es lógico, dentro de su razonamiento, que luego iniciaran una búsqueda del resto de los integrantes de la comunidad”, reflexionó ante Páginai12 un letrado con acceso directo al expediente.

El operativo que terminó con la desaparición forzada de Santiago Maldonado inició a las 11.20 del 1 de agosto y duró, aproximadamente, hasta las 12.30, aunque los gendarmes se retiraron de la Estancia Leleque (ocupada por Benetton) después de las 18. Una hora después de finalizada la represión, Orrego testimonió que pudo divisar del otro lado del río y sobre una pendiente, personas montando a caballo.

Para los abogados querellantes, esta declaración contribuye a ratificar la testimonial de Matías Santana, integrante de la comunidad mapuche, quien sostuvo que pudo escapar de los gendarmes cuando cruzó el río y salió del lugar montando un caballo. Santana es quien sostuvo que vio cómo Maldonado era golpeado por Gendarmería.

Las testimoniales de los gendarmes empiezan a tener huecos cuando les preguntan por lo que sucedió cerca del río. Allí sobresalen las contradicciones. “¿A quién tenían al lado?”, fue una de las preguntas realizadas. “No me acuerdo”, fue la respuesta más escuchada. Los efectivos se movían en grupos de tres o cuatro personas.

Luego de las declaraciones de 11 efectivos (Walter Ruíz Díaz, César Peral, Juan Carlos Pelozzo, el martes; Hugo Díaz, Daniel Gómez, Orlando Yucra, Juan Prieto, el miércoles, más los cuatro de ayer) ninguno hizo mención al ingreso de la Unimog, cuya presencia fue constatada por el defensor oficial Fernando Machado en una inspección ocular realizada a los pocos días de la desaparición de Santiago Maldonado, huellas que fueron captadas por un fotógrafo de la APDH, y luego incorporadas en el expediente del Habeas Corpus. Esas huellas estaban a menos de tres metros de la pendiente que conduce al río, donde fue visto por última vez Maldonado.

Ahí es donde los abogados querellantes observan otro “hueco” en las declaraciones de los gendarmes. El miércoles, Machado le solicitó al juez o que ordene una pericia sobre la Unimog pero fue rechazada ya que el magistrado consideró que no era pertinente para el expediente del Habeas Corpus. Sin embargo, Otranto sostuvo que dicha medida podría ser tomada en el expediente obre la desaparición forzada, pero no indicó nada concreto al respeto y la fiscal federal Silvana Ávila tampoco.

La presencia de la Unimog es clave ya que su ingreso no fue azaroso, alguien dio la orden de que accediera al lugar. Una de las hipótesis que manejan las querellas es que la presencia de este vehículo es una de las piezas centrales que configura la desaparición forzada. El comandante Pablo Escola debería saber los motivos por los cuales ingresó dicho vehículo.

Página 12


El hermano de Santiago Maldonado marchó junto a las madres de Plaza de Mayo

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, marchó este jueves junto a las madres de Plaza de Mayo. Encabezó a la par de ellas el reclamo por la aparición con vida de su hermano y se sumó a la tradicional ronda a la pirámide de la plaza.

Mientras marcharon, las madres cantaron contra el gobierno de Mauricio Macri y repitieron: “Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos”. Al reclamo se acoplaron fuerzas políticas de izquierda y ciudadanos comunes que se fueron sumando a medida que se realizaba vuelta.

“Ya se está demostrando, como insistimos desde el primer día, que teníamos razón: a Santiago se lo llevó la Gendarmería. Por parte del Estado no tuvimos la misma respuesta, pero sí con la gente, que nos acompañó desde el primer momento”, explicó Sergio.

El hermano de Maldonado cuestionó al Gobierno y resaltó que “si no hubiesen sido tan políticos hubieran venido a hablar con nosotros: ahí hubo un rompimiento, pero por parte de ellos, no de nosotros”. Por otra parte, apuntó contra el juez de la causa, Guido Otrant: aseguró que no “está haciendo nada” y pidió que su lugar lo tome otro magistrado para que se lleve adelante “una investigación parcial”.

“Claramente (el juez Otranto) está a favor de otros intereses, no de los nuestros. Esos intereses son del Estado, sino ya se hubiera avanzado”, señaló.

Por su parte, durante su discurso, la titular de Madres de Plaza de Mayo cargó contra el Gobierno por el caso Maldonado, y aseguró que “no solamente estamos hablando de que aparezca Santiago o que nos den razones de qué pasó con Santiago, pero eso no va a ser posible porque ellos no se van a hacer cargo de lo que hicieron. Por eso piden sostén de los Netanyahu, de los yankees y de todo lo que se pongan por delante”.

“Seguimos esperando la aparición de Santiago, seguimos esperando pero seguimos dándonos cuenta de que el gobierno cada vez miente más y cuando uno empieza con una mentira, no alcanzan mil mentiras para tapar la primera mentira”, agregó Bonafini.

La titular de la agrupación además consideró que “ya no van a poder tapar más a la Gendarmería, ya no van a poder tapar más a la (ministra de Seguridad Patricia) Bullrich, ya no van a poder taparlo más a (el presidente Mauricio) Macri, ellos son los responsables y van a tener que hacerse cargo, pese lo que pese y cueste lo que cueste”.

Por otro lado, aseguró que el gobierno de Macri “quiere entregar las riquezas del país, mientras nosotros estamos distraídos en otras cosas llegó Netanyahu. Netanyahu el presidente de Israel es el único país que tiene legalizada la tortura. Muchos palestinos cuando cruzan el muro no vuelven más, nadie sabe donde quedan, ni quien los mató, ni donde los tiran. Por eso él lo recibió, porque él tiene al primer desaparecido y recibió a uno que hace desaparecer a montones de palestinos y nadie le reclama nada”.

“Son lo mismo que la dictadura, Vienen del mismo lugar, sueñan con lo mismo, con hacerse dueños del país para entregarlo. Ya entregaron Malvinas no les importa nada, ya acordaron con Israel, con EEUU, con bases, qué es lo que estamos haciendo. Hay que abrir los ojos los que todavía sueñan con que este tipo todavía puede seguir siendo presidente, es una reverendísima basura y gobierna como una basura que él con todos los que lo rodean también son la mismísima basura”, concluyó.

Infobae