Argentina: organizaciones sociales y de DDHH marchan a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado

Se espera una multitudinaria marcha a Plaza de Mayo por Santiago Maldonado

Al cumplirse un mes de la desaparición de Santiago Maldonado en Chubut, organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas convocaron para hoy a una concentración en la Plaza de Mayo con reclamos a la Casa Rosada.

Festival de bandas

La movilización central será a las 17 y la encabezarán familiares de Maldonado, acompañados por referentes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo e HIJOS, además de militantes de fuerzas de izquierda como el PTS y el PO, de agrupaciones que integran el colectivo Encuentro Memoria Verdad y Justicia (EMVyJ) y otras del kirchnerismo.

La jornada comenzará con un festival de bandas musicales frente a la Casa Rosada, para luego continuar con la lectura de un comunicado a cargo de Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido.

La convocatoria

“Los convocamos a todos a participar de las diferentes marchas que se harán en todo el país el próximo primero de septiembre, a un mes de la desaparición forzada de Santiago. Les agradecemos a todos, muchas gracias por apoyarnos”, expresó Sergio en un video que publicó en las redes sociales.

La convocatoria es para concurrir sin banderas políticas pero sí con fotografías del rostro de Santiago para “mostrar fuerza y unidad en este reclamo que atraviesa a toda la sociedad”, se indicó.

Habrá sin embargo un fuerte reclamo al gobierno, al que responsabilizan por la “represión” contra la comunidad Pu Lof del departamento de Cushamen y por la “desaparición forzada” del joven de 28 años, quien fue visto por última vez el 1 de agosto siendo capturado por Gendarmería e introducido dentro de una camioneta, según versiones de la comunidad mapuche todavía no corroboradas por la Justicia.

La jornada de protesta, convocada bajo la consigna “aparición con vida”, se extenderá a otras provincias del país y también en la ciudad de Esquel, próxima al lugar donde se realizó el operativo de la Gendarmería en el que, según testigos, fue detenido el muchacho de 28 años.

En este distrito chubutense se realizará una movilización desde las 17.30, que saldrá desde la plaza San Martín, donde la familia ya realizó otros actos bajo el mismo reclamo.

Diario Popular


Sin rastros de Santiago Maldonado

La Justicia investiga la hipótesis de la desaparición forzada. Un informe de la fiscal sostiene que la última vez que se lo vio con vida fue el 1 de agosto, lo que desestima la conjetura de que hubiera sido herido o muerto previamente. La crónica, punto por punto, de un caso que estremece.

1) ¿Quién es Santiago Maldonado?

Santiago Maldonado tiene 28 años y nació en 25 de Mayo, una pequeña localidad de 30 mil habitantes en la provincia de Buenos Aires. Desde hace años dedica buena parte de su tiempo y sus recursos a viajar como mochilero. Realiza artesanías y tatuajes para vivir en la ruta. A comienzos de este año, viajó a la Patagonia, donde vive su hermano Sergio.
En El Bolsón conoció la lucha de distintas comunidades locales por territorios en manos de grandes latifundios que los mapuches reclaman para sí. En los últimos meses, Santiago participó en varias manifestaciones convocadas por estos grupos. Diversos testigos y registros telefónicos y audiovisuales coinciden en que el 1 de agosto se encontraba en el Pu Lof, cerca de la localidad chubutense de Cushamen, donde protestaba por la libertad de Facundo Jones Huala, un referente de esa comunidad que se encuentra apresado. El corte de ruta fue reprimido por Gendarmería, con orden judicial. Luego de despejada la vía, las fuerzas de seguridad irrumpieron, sin orden judicial, en los terrenos de la comunidad mapuche.

Santiago está desaparecido desde esa madrugada.

2) ¿Qué es una desaparición forzada?

Según el Código Penal, una desaparición forzada ocurre cuando una persona o un grupo de personas, “actuando con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, de cualquier forma, privare de la libertad a una o más personas” siempre y cuando “este accionar fuera seguido de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de la libertad o de informar sobre el paradero” de la víctima. Además, la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, que tiene para la ley argentina estatus constitucional y en el que se basa ese artículo del Código Penal, agrega que la desaparición forzada es un delito “continuado y permanente”, es decir, que se sigue cometiendo hasta que no se conozca el paradero de la persona desaparecida y debe continuar investigándose hasta tanto. Asimismo, la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos indica que por tratarse de un delito de Estado, la carga de la prueba se invierte. Es decir, el Estado debe demostrar que tal hipótesis es falsa antes de avanzar en otras líneas de investigación.

En los últimos días, algunos comunicadores sostuvieron que el delito de desaparición forzada supone que debe existir un plan sistemático, que en este caso no se observa; pero esa salvedad es incorrecta ya que no se desprende de la legislación nacional ni internacional.

3) ¿Es Santiago Maldonado víctima de una desaparición forzada?

Así lo interpreta, al día de la fecha, la fiscal Silvina Ávila, que el 24 de agosto decidió recaratular de esta forma la causa por la búsqueda de Maldonado. Previamente, el 7 de agosto, el Comité contra la Desaparición Forzada de Personas le exigió al Estado argentino una “acción urgente” para “buscarlo y localizarlo” y para identificar a los responsables de su desaparición. Además, dice que deben tenerse en cuenta los datos proporcionados por “los miembros de la comunidad mapuche Pu Lof presentes durante la acción represiva” y que la Gendarmería Nacional Argentina debe abstenerse “de participar en la búsqueda e investigación de la desaparición”.

El último informe presentado por la fiscal indica que los testimonios que vinculan la desaparición de Maldonado con el accionar de esta fuerza de seguridad, hasta el momento, “son débiles”. Pero aún restan realizarse varios peritajes y la carátula de “desaparición forzada” se mantiene en la causa como la hipótesis de investigación. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó el 22 de agosto una medida cautelar en la que ordena al Gobierno argentino que “adopte las medidas necesarias para determinar la situación y el paradero del señor Santiago Maldonado” y que “informe sobre las medidas adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos”. Organismos de derechos humanos del país y del exterior, referentes de varios partidos de todo el arco político y la familia de Santiago Maldonado también aseguran que se trata de una desaparición forzada.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en cambio, dijo en varias ocasiones que Gendarmería no detuvo a Maldonado y, la semana pasada, en una audiencia con diputados de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja, aseguró que la desaparición forzada no es una hipótesis sobre la que estuviera trabajando el Gobierno nacional. Este martes, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación anunció que pedirá supervisión de la ONU en la investigación y que, a su vez, se presentará como “colaborador” ante la Justicia. Pero no como querellante.

4) ¿Qué hay de las otras hipótesis?

Desde que comenzó la búsqueda de Santiago Maldonado se barajaron otras posibilidades. En Entre Ríos, un camionero dijo haberlo visto; los medios difundieron supuestas imágenes suyas en una cámara de seguridad. Al día siguiente, un joven de aspecto similar, llamado Francisco Mestre, salió a desmentir: “El del video soy yo”. Otro joven barbudo fue confundido con Maldonado en un convento de Mendoza, pero los religiosos negaron que se tratara de él. Un tercer hippie fue fotografiado en la terminal de ómnibus de Tartagal, Salta. Tampoco era él. Algunas versiones lo ubicaban en Chile pero no hay registro en los pasos fronterizos, y en esta época del año, con más de un metro de nieve en la cordillera, los cruces ilegales son intransitables. Tampoco consta en la causa que su celular se haya activado en ese país, como se publicó.

La última alternativa, hasta hoy, planteaba que fue herido el 21 de julio durante un asalto a un sereno que custodia terrenos de Benetton y que fue atacado por la RAM, un grupo de resistencia mapuche que utiliza métodos violentos en su reivindicación territorial. En ese episodio, el puestero, al defenderse, hirió a uno de los atacantes con un cuchillo y la hipótesis sostenía que Maldonado podría haber resultado fatalmente herido. Sin embargo, no hay evidencia de que haya estado en ese lugar para esa fecha ni de que hubiera participado previamente de actividades de la RAM. El 25 de julio, día de su cumpleaños, se comunicó por mensaje de texto con su familia en Buenos Aires, según consta en el expediente. Hay testigos que lo ubican entre el 27 y el 29 de julio en El Bolsón y fotos y videos que lo muestran el 31 de julio en el corte de la Ruta 40, que están siendo peritados por la Justicia. En las últimas horas se supo que una presentación de la fiscal Ávila señala al 1 de agosto como la fecha en la que el joven desaparecido fue visto por última vez con vida.

5) ¿Qué pasó el 1 de agosto en Pu Lof?

El día anterior, la Gendarmería Nacional, con orden judicial, despejó el piquete. En la madrugada del 1º, una cantidad indeterminada de efectivos rompió la tranquera e ingresó al Pu Lof sin orden judicial. Según los testigos y las pericias que se darán a conocer cuando se levante el secreto de sumario, dispararon postas de goma y balas reglamentarias de 9 mm. Incendiaron viviendas y bienes.

Los habitantes, con niños entre ellos, huyeron de la represión cruzando el río Chubut. A partir de aquí todo se vuelve incierto. Se presume que Santiago Maldonado no pudo o no se animó a cruzar y, según varios testigos que pudieron escapar, se escondió detrás de un arbusto. Minutos más tarde, otro testigo asegura haber escuchado a un gendarme gritar “Acá tenemos a uno”. Otro dice que vio cómo un grupo de agentes subían un bulto a un camión y que en la Ruta 40 lo pasaban a una camioneta. Es el último testimonio que se tiene de Santiago Maldonado.

6) ¿Cuál es la responsabilidad del Estado en la desaparición de Santiago Maldonado?

Gendarmería es responsable de haber ingresado sin orden judicial al Pu Lof, también de haber utilizado armas de goma y de plomo durante la represión. Además, debe explicar qué pasó con Santiago Maldonado desde que lo encontraron a orillas del río Chubut. También por qué se negó a presentar un informe sobre el operativo del 1 de agosto cuando lo solicitó el juez federal de Esquel, Guido Otranto.

El magistrado, por su parte, es responsable por haber demorado más de una semana en allanar los escuadrones de Gendarmería en Esquel y El Bolsón. Cuando finalmente se llevaron a cabo las requisas, los vehículos habían sido lavados, y los precintos de seguridad, violentados, según reconoció el defensor público oficial. Además, Otranto aceptó a Gendarmería como parte de la causa, lo que les da a los abogados de esa fuerza acceso al expediente.

Por último, la ministra Patricia Bullrich es responsable política de todo lo que haya realizado la fuerza a su cargo. Eso incluye desde el desalojo de la ruta hasta el eventual encubrimiento del delito por parte de agentes que no fueron apartados oportunamente. Al negarse a tomar la desaparición forzada como hipótesis principal, incumple los tratados internacionales que tienen en la Argentina estatus constitucional. Y aún no dio cuenta acerca de qué hacía su jefe de Gabinete, Pablo Nocetti, en el lugar de los hechos. “Nocetti pasó por el lugar, se bajó del auto porque iba a Esquel, saludó a Gendarmería y siguió”, explicó la funcionaria ante el Senado.

7) ¿Dónde está Santiago Maldonado?

 

Noticias Urbanas


Maldonado: la ONU pidió colaborar con la investigación y Amnistía Internacional exigió una reunión “urgente” con el gobierno

En una nueva escalada del rebote mundial que generó el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, el Gobierno recibió al Alto Representante de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que este organismo pueda prestar colaboración en la investigación y, paralelamente, Amnistía Internacional reclamó una reunión “urgente” con autoridades de la Casa Rosada para conocer de primera mano los promenores del caso.

Según coincidieron ante Infobae fuentes calificadas de Casa Rosada, el impacto del caso ya es “inevitable” y el presidente Mauricio Macri sigue de cerca el tema como una de sus mayores preocupaciones de la agenda. Este clima de tensión se vio reflejado este jueves en la reunión que mantuvieron las autoridades del Ministerio de Justicia con Amerigo Incalcaterra, el enviado de la ONU para seguir de cerca la investigación por la desaparición del joven artesano el 1 de agosto en Chubut luego de un corte de la ruta 40 donde intervino la Gendaremería.

El gobierno nacional expresó que “en cumplimiento con la solicitud realizada por los familiares de Santiago Maldonado para que este organismo [por la Convención sobre desaparición forzada de personas de la ONU] pueda brindar la colaboración en la investigación y el Ministerio de Justicia en prestar la asistencia técnica internacional que acuerden, mediante la conformación de un grupo de expertos independientes”. Así, el representante de Naciones Unidas indicó la disposición de cooperar con la solicitud de la familia. No se dieron detalles de cuándo ni cómo trabajará ese equipo de expertos. Pero se supo que hay disposición del Ejecutivo para que hagan un seguimiento detallado de cada paso de la investigación.

Fuentes del Ministerio de Justicia explicaron a este medio que “la conformación de este equipo de expertos se hará en tiempo récord con investigadores internacionales para dar la mayor transparencia posible”. Estos expertos elaborarán un informe y emitirán recomendaciones sobre el curso de la causa.

En la práctica, desde la Secretaría de Derechos Humanos hicieron saber a Infobae que la intervención de la ONU implicará que la justicia de Chubut deberá hacer un informe exhaustivo de la investigación y que el Gobierno quedó comprometido en cumplir los artículos 57 al 64 de la Comisión Internacional para la protección de todas las personas para las desapariciones forzadas en el marco de la ONU. Esto es exigir ese informe permanente del accionar judicial del caso y eventualmente, si se llegara a comprobar que realmente hubo un accionar de la Gendarmería, el grupo de trabajo de Naciones Unidas podría fijar recomendaciones y plantear sugerencias para la investigación. Del encuentro con Incalcaterra participaron el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano; el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj; la subdirectora de la Dirección General del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Gabriela Quinteros y el Defensor ante el Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, Mario Coriolano.

Por otra parte, la organización Amnistía Internacional pidió una reunión de carácter “urgente” con el Gobierno para pedir explicaciones sobre la investigación y no se descartaría que eventualmente que esta ONG se ofrezca como “veedor o garante” en la pesquisa judicial.

Según confirmó a Infobae la directora ejecutiva de Amnistía en la Argentina, Mariela Belski, se le pidió una reunión al Ejecutivo con una firme intención: “Conocer a fondo la investigación de la desaparición forzada de Maldonado y tener una idea en primera mano de la voz oficial en este caso que nos preocupa en función de la defensa de los derechos humanos”.

La intención de Amnistía Internacional es mantener un encuentro inmediato con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, o el ministro de Justicia, Germán Garavano, para interiorizarse en lo que está realizando el Gobierno para dar con la aparición con vida de Maldonado. También esta ONG quiere explicar que ya emitió “una acción urgente” a nivel internacional para reclamar por el joven artesano que desapareció en Chubut el primero de agosto.

En ese pedido internacional que hizo Amnistía, se instó a las autoridades de la Argentina a que “adopten todas las medidas necesarias para dar con el paradero de Santiago Maldonado de forma urgente; que avancen en investigaciones exhaustivas e imparciales sobre los hechos perpetrados el 1 de agosto en la comunidad Pu Lof en Resistencia, hagan públicos sus resultados y lleven a los responsables de violaciones a los derechos humanos ante la Justicia; que se adopten las medidas necesarias para garantizar la integridad física de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, con su plena participación y que se brinde una solución de fondo al reclamo territorial de la comunidad Lof Cushamen del pueblo mapuche”.

Por otra parte, Belski explicó que el caso de Maldonado se ajusta a la figura de “desaparición forzada” ya que “existe una privación de la libertad, una intervención directa de agentes del Estado como pudo ser el caso de la Gendarmería y la negativa a reconocer la detención o el paradero de la persona interesada”. No obstante, la directora ejecutiva de Amnistía en la Argentina remarcó que “no existe a la vista un plan sistemático de parte del Estado, como deslizaron algunos organismos de derechos humanos”. En este caso, como la Argentina suscribió por la Constitución Nacional a la Convención internacional para todas las personas contra las desapariciones forzadas en 2007 esta figura se encuadra en el contexto de la investigación de Maldonado sobre una presunta desaparición.

Para tomar conocimiento de cada uno de los detalles de la investigación y evitar todo tipo de intermediarios en el tema, Amnistía Internacional decidió tomar contacto con el Gobierno. Esta decisión se adoptó luego de que el tema ya haya escalado a nivel internacional tanto en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA como en la Convención Internacional sobre la desaparición forzada de personas de la ONU. Este último estamento exigió hace unos días a la Casa Rosada que informe de cada uno de los pasos de la investigación que la justicia lleva adelante para dar con Maldonado.

Por otra parte, no se descarta que Aministía Internacional pueda llegar a presentarse como “veedores” de la investigación con el fin de garantizar una objetividad plena en el desarrollo de la búsqueda. Si bien desde Amnistía Internacional no confirmaron que esto vaya a suceder, se especula con este pedido ya que existe un antecedente al respecto en la Argentina. Ocurrió con el caso de Relmu Ñamku, la dirigente indígena de la comunidad Winkul Newen del pueblo Mapuche que fue enjuiciada por defender el territorio frente a una multinacional petrolera en el 2015. Allí, la ONG defensora de los derechos humanos se presentó como veedores del juicio y realizó un seguimiento diario de todo el proceso. En este caso sería diferente ya que no hay juicio aun pero si una investigación en marcha.

Fuentes calificadas de Cambiemos admitieron a Infobae que la escalada internacional del tema Maldonado y el paso del tiempo sin la aparición del joven artesano preocupa mucho al presidente Mauricio Macri. De hecho, el tema llegó a ventilarse internacionalmente y ya hay una reacción de las ONGs de derechos humanos que siguen alertas el tema. “Confiamos en que Santiago Maldonado aparezca con vida cuanto antes. Esto ya es un escándalo internacional”, comentó un funcionario.

A su vez, se baraja la opción de que un grupo de diputados del oficialismo y de la oposición se trasladen a Washington para presentar un informe sobre el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. No esta definida la fecha y quiénes irían a esa misión especial, pero hay un acuerdo conjunto de las fuerzas políticas para avanzar en este tema.

Infobae