Chile: el Ejército niega tener “más información” sobre los detenidos desaparecidos durante la última dictadura

Gobierno: “Si el general Oviedo dice que el Ejército no tiene información, hay que creerle”

El ministro del Interior, Mario Fernández (DC), dijo este martes que “hay que creerle” al comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, cuando señala que la institución ha entregado a la Justicia toda la información de la que dispone respecto a las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura.

“El Ejército ha sido el más importante colaborador con los tribunales”, dijo Oviedo ayer en Linares, en el contexto de la conmemoración de los 44 años del golpe militar.

“Con mucho orgullo podemos decir que no tenemos ningún requerimiento pendiente de parte de los ministros en visita de las causas que se llevan en cuanto a derechos humanos”, señaló el general, subrayando que “no hay ninguna restricción de entrega de información que el Ejército dispone y eso se puede acreditar en todos los procesos que hoy se llevan adelante”.

“Hay que creerle que no tiene información”

“Hay que creer lo que dicen”, señaló hoy en La Moneda el ministro Fernández, que, al ser interrogado por las suspicacias de actores como el abogado Luciano Fouillioux, comentó: “Cada persona puede opinar lo que quiera, pero yo estoy señalando que si el general Oviedo señala que la institución no tiene información, hay que creerle”.

El jefe del gabinete ministerial se cuadró además con la reflexión “generacional” que planteó Oviedo respecto de las responsabilidades materiales y de mando en los referidos procesos.

“El general Oviedo señaló que el año 73 él era estudiante de primero medio, entendiendo por tal que hay otras generaciones a cargo de las instituciones (…) y hay que creerle que no tiene información”, insistió.

Gómez: “Se han contestado miles de oficios”

El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, respaldó estos conceptos, al señalar que “todo lo que ha significado información de los tribunales de Justicia se ha entregado de la manera más oportuna”.

“Hemos creado dentro del Ministerio de Defensa una Unidad de Derechos Humanos que está dirigida por el ex ministro de la Corte de Apelaciones (Alejandro) Solís. Por lo tanto, todo lo que tengamos que informar desde el punto de vista de los antecedentes que existen en las Fuerzas Armadas, se está haciendo”, indicó.

“Se han contestado cientos -si no miles- de oficios a cada ministro (en visita) que nos ha solicitado información”, subrayó Gómez.

Cita en palacio

Mario Fernández y su par de Defensa, se reunieron esta mañana con el propio general Humberto Oviedo y otros comandantes en jefe. A su salida de la cita el uniformado no quiso emitir declaraciones.

En la cita participaron también el vicealmirante José Miguel Rivera, jefe del Estado Mayor General de la Armada, y el general Jorge Robles, de la Fuerza Aérea, para coordinar detalles relativos a la próxima visita del Papa Francisco.

Benito Baranda, coordinador del Estado para ésta, señaló que la cita sirvió para planificar medidas de “apoyo logístico”.

Cooperativa


Gral. Oviedo: “No tenemos ningún requerimiento pendiente de DD.HH.”

El comandante en jefe del Ejército sostuvo que “los procesos de reconciliación son con verdad y justicia”. En Linares, la autoridad de la institución también se refirió al eventual cierre del penal Punta Peuco.

“El mensaje del Papa en Colombia ha sido muy potente. Y allí la situación es de extrema gravedad, con miles de muertes y más de 50 años de guerra entre compatriotas. Creo que ese es un ejemplo que tenemos que tomar. Obviamente, los procesos de reconciliación son con verdad y con justicia. Eso nadie lo duda y es lo que uno espera, que se haga la justicia, como corresponde”.

Así se manifestó hoy en Linares, Región de Maule, el comandante en jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, cuando fue consultado por el llamado proceso de reconciliación que vive Chile, en el marco de una nueva conmemoración del 11 de septiembre.

Oviedo se trasladó hasta esa zona para inspeccionar las labores del Hospital Modular de Campaña del Ejército, desplegado en Linares desde el 4 de septiembre, en apoyo a la comunidad, y para encabezar la entrega de instrumentos musicales a la banda del liceo rural Enrique McIver.

Una vez concluidos los actos, se refirió a la emblemática fecha para el país. “Si bien es cierto que es una fecha compleja, lo importante es poder mirar al futuro, a un Chile reconciliado. Ese es el espíritu del Plan Septiembre Amigo (a través del cual el Ejército busca ayudar a 28 localidades alejadas). Y tal como el Papa lo mencionó en Colombia, hay que pasar de decir cosas a hacer cosas para la gente”.

Añadió que “ojalá que podamos cooperar para mirarnos todos los chilenos con mayor tranquilidad. Y que estas fechas nos hagan reflexionar, porque es algo que pasó en nuestra patria, doloroso, pero el Ejército tiene un ritmo de mirar hacia el futuro, en ayuda de la comunidad”.

El titular de la institución castrense hizo estas declaraciones durante la mañana, en una jornada en la cual se efectuaron diferentes actos relacionados con el 11 de septiembre de 1973 (ver notas secundarias y página 11).

En relación al tema de justicia y reconciliación, el general Oviedo dijo que “en eso el Ejército ha sido el más importante cooperador con los tribunales. Y eso es importante decirlo. Hoy, con mucho orgullo, podemos manifestar que no tenemos ningún requerimiento pendiente de los ministros en visita por las causas judiciales que se llevan de derechos humanos. Es importante que Chile conozca que no hay ninguna restricción de entrega de información de lo que el Ejército dispone, y eso se puede acreditar en todos los procesos que se llevan adelante”.

Sobre lo ocurrido hace 44 años, el alto oficial indicó que “quiero poner en contexto que, de quienes estamos hoy en el Ejército, yo soy el más antiguo. Y en ese momento (1973) era alumno de 1° año medio del Instituto Nacional. Esos somos los que pertenecemos al Ejército hoy día. Información de parte nuestra (sobre DD.HH.) no existe. Ahora, información documentada, reitero que ha sido entregada en cada requerimiento que la institución ha tenido. Y lo hacemos responsablemente, porque es nuestro deber. No tenemos más información que la que se entrega en los tribunales. Quienes estuvieron en esa época son los que han respondido en la justicia y el Ejército no puede responder por ellos”.

En cuanto al penal Punta Peuco y su eventual cierre, Oviedo indicó que “se creó con un decreto en función de un penal que buscaba una segregación. Si hubiese elementos nuevos y circunstancias que hagan cambiar esa situación las autoridades lo evaluarán”.

Detenidos desaparecidos

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, criticó la opinión del general Oviedo: “En vez de ser una institución que está al servicio de la democracia del país y disponible para las determinaciones del poder civil, es una institución que no toma distancia de los crímenes de lesa humanidad”.

Subrayó que, actualmente, el Ejército “no condena las cartas de generales en retiro que han aparecido en medios de comunicación; por el contrario, en el Juramento de la Bandera (Oviedo) habló del contexto (en que se deben mirar estos hechos). Las instituciones de las FF.AA. saben quiénes tienen la información y estas personas no reciben señales del Ejército de que deben entregar toda la información”.

En tanto, Raúl Meza, abogado de la Multigremial de Militares (r) de Chile, manifestó que “las palabras del general Oviedo confirman la misma postura que tiene la mayoría de los internos de Punta Peuco, de que toda la información que se tenía sobre detenidos desaparecidos fue entregada en los procesos judiciales”.

Añadió que “si existiera más información de detenidos desaparecidos, que yo desconozco, la pregunta es: ¿entregarla después de 44 años a cambio de qué? ¿De más condenas y venganza? Si existiera más información por parte de uniformados que participaron del gobierno militar, sólo se entregará a cambio de indultos, beneficios o rebaja de la pena”.

La Tercera


Agrupación de Derechos Humanos responde al Ejército: “Existe más información, aún se mantienen los pactos de silencio”

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Alicia Lira, rechazó las declaraciones del comandante en jefe del Ejército, el general Humberto Oviedo, quien aseguró que la institución “ha sido la más importante cooperadora con los tribunales” y que “no existe ningún requerimiento pendiente por causas judiciales que se le atribuyan”.

Los dichos fueron respaldados por el ministro del Interior, Mario Fernández quien dijo que había que creerle al ejército si decía que no existía más información respecto a los casos de derechos humanos, ambos personeros fueron criticados por la AFEP.

Para la timonel Alicia Lira las declaraciones de Oviedo son “una respuesta respaldando la carta de los ex comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, en la que hablan de ensañamiento, de la supuesta ausencia de un debido proceso para los criminales de lesa humanidad y de una preocupación por la democracia que ellos mismos interrumpieron a sangre, fuego, ejecuciones y desapariciones”.

“Creo que la declaración de Humberto Oviedo sólo reafirma esa carta sediciosa, en la que afirman que entregaron toda la información. Eso no es así, existe más información, porque se mantienen los pactos de silencio”, agregó la presidenta de la AFEP.

Sobre Fernández, Alicia Lira señaló que su actitud apoyando las declaraciones de Oviedo “sólo es la reiteración de la política de este Gobierno, de no sancionar la violencia simbólica contra las víctimas de la dictadura y de compadecerse de los “pobres viejitos” que están en Punta Peuco”.

“Cuando los familiares de las víctimas piden reuniones, denuncian y se movilizan, las autoridades de Gobierno no se dan por enteradas, pero sí cuando hablan ex comandantes en jefe y actuales autoridades, manteniendo los pactos de silencio”, expuso la dirigenta de Derechos Humanos.

Sobre los anuncios del Gobierno, ayer en el Palacio de La Moneda, especialmente la discusión inmediata para levantar el secreto de la comisión Valech, Alicia Lira sostuvo que “la AFEP esperará a verlo, porque no es la primera vez que La Moneda se compromete a algo y no lo cumple”.

“Seguiremos atentos los últimos compromisos del Ejecutivo, como siempre lo hemos hecho, con denuncias y movilizaciones”, concluyó la presidenta de la AFEP.

La Nación


U. de Chile entrega 104 títulos póstumos a ejecutados políticos y desaparecidos

En el marco de la conmemoración de un nuevo aniversario del golpe de Estado, la Universidad de Chile anuncio mediante decreto la entrega de títulos póstumos a estudiantes que fueron detenidos desaparecidos o ejecutados políticos durante la dictadura cívico militar.

La actividad se llevó a cabo en el patio Domeyko de la Universidad de Chile y contó con la asistencia de los familiares de los 104 estudiantes que fueron reconocidos, quienes provenían de diversas carreras.

Claudio Nash, coordinador de la cátedra de Derechos Humanos en el plantel, explicó que la ceremonia es parte de un proceso que comenzó con el retorno a la democracia y tiene relación con reparar a las víctimas de la dictadura, en este caso a los estudiantes.

El académico dijo que la comunidad de la Universidad fue objeto de actos de violencia a sus funcionarios, académicos y estudiantes, por lo que este acto sería parte de “esa comunidad que se reconstruye y vuelve a acompañar a sus alumnos para decirles que no se les ha olvidado”.

El rector de la institución, Ennio Vivaldi, señaló que las instituciones públicas tienen responsabilidades ineludibles como reconocer a quienes fueron víctimas de violaciones a los Derechos Humanos. Desde su perspectiva, este tipo de acciones contribuye a una reconciliación con sentido de justicia.

“Nos emociona la tremenda convocatoria que esto a ha tenido en los familiares, porque significa que para ellos uno de los atributos de sus seres queridos era precisamente aquello que los ligaba con nuestra Universidad”, afirmó.

Lorena Fries, subsecretaria de Derechos Humanos, valoró la ceremonia y manifestó que no solo se trata de un gesto significativo para las familias de los jóvenes, sino también de una forma de aportar a la construcción de una verdad que permite crear memoria en el país.

“Estamos reconociendo como sociedad que esos proyectos de vida, que no solo eran personales sino también una forma de servir a la construcción de un país, fueron injustamente truncados por la dictadura. Con esto estamos aportando a profundizar la verdad, porque se visibilizan aquellos hechos que tuvieron que padecer quienes hoy están siendo homenajeados”, agregó.

Por su parte, los familiares de los estudiantes que fueron reconocidos valoraron y agradecieron la entrega de títulos póstumos. Una de las personas que se encontraba en el patio Domeyko fue Mónica Pilquil, esposa de Ismael Darío Chávez Lobos, quien fue detenido en julio de 1974 cuando era estudiante de derecho en la Universidad de Chile. El joven era militante del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), tenía 22 años y un hijo de casi un mes cuando fue detenido.

Para Mónica este reconocimiento es parte de la justicia que por años han esperado. “La Universidad tenía que hacer un reconocimiento como este porque eso hace que las nuevas generaciones tomen de ejemplo a estos jóvenes que además de ser estudiantes eran luchadores sociales, que participaban con su gente en los sindicatos y las poblaciones”.

María Isabel Leiva, prima de Luis Valenzuela Leiva, estudiante de sociología de 21 años que desapareció en 1975 según los antecedentes que ha recopilado su familia, también se refirió a la ceremonia: “Es una alegría entre comillas porque hasta el día de hoy no sabemos nada de él. Que lo reconozcan como estudiante de este lugar es algo muy hermoso como familia”.

Al acto también asistió Ángela Jeria, madre de la presidenta Michelle Bachelet, quien comentó que es fundamental que se les haga un homenaje a los jóvenes que “tuvieron un gran compromiso con el país, para que las nuevas generaciones conozcan su valor y entrega”. Sobre el trabajo que han desarrollado las instituciones en esta materia indicó que “no han tenido el tiempo de hacer lo suficiente”, pero que “hay que estimularlo para que se realice”.

Si bien la entrega de títulos póstumos corresponde a un acción inédita en la Universidad de Chile, existen otros planteles como la Universidad de Santiago y la Universidad de La Frontera en Temuco que ya han realizado este tipo de homenajes a los estudiantes que fueron detenidos desaparecidos o ejecutados políticos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Por el momento el anuncio contempla a 104 jóvenes, pero desde la cátedra de Derechos Humanos señalaron que son muchos más los estudiantes de la Universidad que merecen este reconocimiento, por lo que ya han empezado a trabajar en ello.

Radio U de Chile