Cinco países suramericanos acuerdan la creación de una secretaría para coordinar el plan del tren bioceánico

Representantes de los Gobiernos de Bolivia, Brasil, Perú, Paraguay y Uruguay, acordaron en recientes días crear una secretaría técnica permanente para impulsar la concreción del ferrocarril bioceánico proyectado para unir el puerto peruano de Ilo y el brasileño de Santos, atravesando territorio boliviano.

La decisión fue tomada durante la reunión plenaria del Grupo Operativo Bioceánico (GOB), que decidió la formación de la secretaría y su funcionamiento en la región boliviana de Cochabamba (centro), informó el ministerio de Obras Públicas de Bolivia.

La secretaría tendrá como sede el edificio que se construye del Parlamento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ubicado en la población de San Benito, a 39 kilómetros de Cochabamba.

El vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, participó en la cita y manifestó el interés de que su presidente, Pedro Pablo Kuczynski, y el mandatario boliviano, Evo Morales, se reúnan en diciembre en el puerto de Ilo, con el propósito de analizar para hablar del proyecto.

Asimismo, durante el encuentro, representantes de los Gobiernos de Alemania y Suiza ratificaron su interés en respaldar el plan ferroviario de integración, y empresas de esos países ofrecieron soporte técnico para el grupo de coordinación que se ha creado.

El tren bioceánico tendría una longitud de 3.755 kilómetros, permitiendo la conexión del corredor central de Sudamérica y facilitando las exportaciones a Asia.

Además de Bolivia, Brasil y Perú, también se beneficiarían Paraguay, Uruguay y Argentina, mediante la construcción de un ramal del ferrocarril desde territorio boliviano hacia una zona portuaria en suelo paraguayo vinculada a la hidrovía Paraguay-Paraná.

El proyecto demandaría una inversión de más de 10.000 millones de dólares, según cálculos de las autoridades bolivianas.

La Patria en Linea