Colombia: la comunidad científica protesta ante el recorte del 41% del presupuesto para el área

La comunidad académica lamenta el recorte a la ciencia

La situación es crítica. Con el recorte del 41% del presupuesto para Ciencia en el preproyecto de presupuesto general de la nación para el año 2018, diferentes universidades levantaron su voz de protesta y enviaron dos cartas. Por un lado, la primera tuvo como destinatario al presidente Juan Manuel Santos; la segunda, fue para el director de Colciencias, Cesar Ocampo.

La primera carta, que es un documento abierto dirigido al primer mandatario, fue firmada por directivos y responsables de Ciencia, Tecnología e Innovación de instituciones de educación superior colombianas. “Nos vemos en la obligación de elevar ante usted nuestra enérgica protesta, pues consideramos que el débil Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e innovación se encuentre en un estado crítico”, expresa el documento.

A su vez, la carta asegura que el recorte parece incoherente con las aspiraciones del gobierno para que Colombia entre a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y ocupe un mejor puesto en el índice global de competitividad. “Sin ciencia y tecnología no hay desarrollo y sin innovación no habrá calidad de vida”, se sustenta.

Por su parte, los firmantes que en su gran mayoría son vicerrectores de Investigación de universidades como la de Caldas, la Antonio Nariño, la Piloto, la Amazonia, la del Norte, el Rosario, entre otras, le recuerdan al presidente Santos varias promesas que había hecho durante su campaña a la Presidencia en 2010. “Fue grande la esperanza que despertaron sus palabras en el discurso de posesión de hace siete años. Usted prometió destinar el 10% de las regalías a Ciencia, Tecnología e Innovación, que se cristalizaban en la reforma constitucional que luego impulsó, pero que se permitió que tuviera una gestión enmarañada en múltiples trabas burocráticas”, dice el texto.

En segunda instancia, las universidades asociadas a la Fundación Ceiba: Andes, Antioquia, Javeriana, Nacional, del Norte, del Rosario y la del Valle le enviaron una carta al director general de Colciencias Cesar Ocampo en la que le piden que se esfuerce por exigir más presupuesto para su entidad.

En el documento, firmado por el director general de la Fundación Ceiba, Paulo Jairo Orozco, se asegura que las instituciones que componen a esa organización representan en el momento cerca del 80% de la producción del nuevo conocimiento en Ciencia y Tecnología del país. “Queremos que se escuche la fuerza de su voz como director de la entidad líder de esta actividad transversal en la sociedad para que construyamos y no perdamos lo que con tesón y persistencia se ha logrado a lo largo de los años por nuestros docentes investigadores”, invita el documento.

Lo cierto es que durante los últimos siete años, el pico de inversión en Colciencias se alcanzó en 2013, con 430.150 millones de pesos. Al año siguiente bajó a 376.768 millones, en 2015 fue de 332.197 y en 2016 perdió otra porción y se redujo a 304.516 millones.

Este año no fue la excepción al bajar un poco más hasta 299.177 millones. En 2018 se estima a que sea el más bajo en una década, con apenas 220.506 millones. El mayor golpe se podría ver reflejado en el congelamiento de nuevas becas para doctorados. El presupuesto para convocatorias de investigación también se podría ver gravemente afectado.

Semana


El presupuesto para ciencia y tecnología de Colombia en 2017 es 8% el de México

La semana pasada el país conoció la decisión del Gobierno de disminuir en más de 41% el presupuesto para la ciencia y la tecnología, lo que deja a esta área tan solo con $222.000 millones (US$75,13 millones) para nuevos proyectos en 2018. Y es que el país, según lo planteado para 2017, tan solo invierte 8% de lo que México destina para este tipo de planes (US$1.515,1 millones). En total, los cuatro países de la Alianza del Pacífico prepararon US$2.170,3 millones para este año.

En lo que va de 2017, la inversión del Estado en proyectos de ciencia, para los que se aprobaron US$128,6 millones, ha llevado, según Colciencias, a que se realicen importantes descubrimientos como la patente que logró la Universidad del Valle para el tratamiento del cáncer sin efectos secundarios. Sin embargo, el sector no se salvó del recorte que realizó el Ministerio de Hacienda para el dinero que se podrá utilizar el próximo año.

El ministro Mauricio Cárdenas volvió a utilizar su frase “austeridad inteligente” con el objetivo de bajar el déficit por medio de la reducción del gasto, para afrontar el bajo dinamismo con el que cerrará la economía.

Pese a las explicaciones, la preocupación en el país ha sido tal que varias universidades firmaron una carta al presidente Juan Manuel Santos criticando el presupuesto con el que se contará el próximo año. “Sin ciencia y tecnología no hay desarrollo y sin innovación no habrá calidad de vida”, dijeron los académicos la semana pasada. En la Alianza del Pacífico, Colombia fue el tercer país en inversión para ciencia en los presupuestos que se aprobaron para este año.

“Definitivamente parece un error muy importante del Gobierno Nacional el de disminuir el presupuesto para la ciencia y tecnología. Debería incrementarse año tras año viendo que es lo más estratégico que puede hacer cualquier Nación para mejorar la competitividad en el futuro”, expresó Alberto Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones.

Pero los científicos colombianos no son los únicos inconformes. En Chile, la comunidad recibió con frialdad el año pasado el aumento de US$3,6 millones en el presupuesto para la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt). En su momento, cuando se aprobó el presupuesto para este año, la científica Cecilia Hodalgo, aseguró a medios locales que el aumento que se gestionó “es sólo un gesto de cortesía de parte del gobierno pues representa menos de 1% del presupuesto total. Un aumento de 5% habría sido un aporte más constructivo”.

Entre los países de la Alianza del Pacífico, México es el que mayores recursos destina para la ciencia y la tecnología. Entre los proyectos que impulsa el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) está la Muestra Nacional de Imágenes Científicas, un programa que busca fomentar y promover la producción audiovisual científica en el país. Aunque Conacyt señaló que también tuvo recortes presupuestales, manifestó que el porcentaje de crecimiento en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) fue de 46%. Además, México ha venido avanzado 21 lugares en el Índice Global de Innovación, indicó la entidad.

“Lo peligroso es dejar de lado el beneficio de la inversión en ciencia y tecnología, y eliminar esos beneficios porque se van a frenar proyectos de empresarios y emprendedores”, agregó Yohai. Los Congresos de la Alianza del Pacífico entran en las semanas donde definirán los presupuestos para el próximo año, sin embargo, por los proyectos presentados hasta ahora todo el sector de ciencias tendrá disminución en su inversión para 2018.

Perú es el que menos gasta en esta área

De acuerdo con el presupuesto para 2017 del gobierno de Perú, la inversión para ciencia y tecnología es tan solo de US$27,1 millones, muy por debajo de lo que destinan sus socios económicos de la Alianza del Pacífico. Según medios locales, el gobierno no ha brindado fondos al Concytec y, por ejemplo, no pudo acceder a revistas científicas para apoyar sus investigaciones.

La República